El aumento de reservas de petróleo en Estados Unidos está eclipsando la reducción de producción de los países miembros de la OPEP y otros grandes productores.

Este miércoles el barril de petróleo West Texas Intermediate, de referencia en Estados Unidos, se desplomó un 5,38% hasta 50,17 dólares, tras el anuncio de la Administración de Información Energética (EIA) de EEUU de un incremento hasta 8,209 millones de barriles en los inventarios de crudo, superando más de cuatro veces las expectativas de los analistas y alcanzando niveles no vistos desde marzo de 2016.

El incremento registrado en las reservas del primer consumidor mundial de crudo aumenta los recelos de que los recortes pactados entre los países de la OPEP y de fuera del cártel no sean suficientes para reducir el exceso de oferta mundial de petróleo.
El acuerdo entre la OPEP y otros productores vencerá a finales de junio, los países que firmaron el acuerdo revisarán sus efectos durante los próximos meses y examinarán la posibilidad de extenderlo.

La producción de crudo en Estados Unidos a través de la perforación hidráulica o "fracking" alcanza en estos momentos los 9 millones de barriles al día. Según las previsiones de la EIA, la producción de crudo estadounidense alcanzará en 2018 un nuevo récord histórico hasta los 9,73 millones de barriles diarios. Un dato que también estuvo ligado a los descensos del petróleo de esta semana.

Los descensos del miércoles situaron el precio del WTI en mínimos anuales, pero las caídas continuaron aumentando durante la sesión del jueves, situándose en niveles de precios no visitados desde el 7 de diciembre de 2016.
Con el fuerte impulso bajista el barril de crudo estadounidense perforó la parte baja del rango lateral en el que estaba inmerso desde mediados de diciembre, comprendido entre 54,30 y 51,50 dólares. A continuación perforó el siguiente nivel de soporte situado en 49,65 y continuó cayendo hasta que encontró apoyo en la media móvil simple de 200 sesiones, que pasa en este momento por 48,84 dólares.

En el gráfico diario del barril de Texas, cortesía de ActivTrades, pueden observar cómo rebotó en un nivel de precios donde se solapan dos referencias de soporte de largo plazo, la media móvil de 200 y el nivel de retroceso 61,80% Fibonacci, trazado desde los máximos de 2015 a los mínimos de 2016.

Finalmente el barril de WTI acabó cerrando justo en el soporte de los 49,65 dólares, a pesar del fuerte impulso bajista de esta semana, la tendencia alcista de fondo se mantendrá intacta mientras cotice por encima de los 48 dólares por barril.