Caídas en la bolsas, normalización monetaria y desaceleración económica. ¿Cómo ven el segundo semestre? 
Nos encontramos un entorno complicado para los inversores y lo que hemos vivido este año es complejo: normalización monetaria, incremento muy fuerte de la inflación, conflicto geopolítico entre Ucrania y Rusia, problemas en las cadenas de suministros y el repunte del Covid en China. En este entorno las materias primas y el sector energético son de los pocos activos que han funcionado para los inversores y, en nuestro escenario base, no prevemos una recesión pero el giro agresivo de los Bancos Centrales ha provocado un cambio de régimen en los mercados y estilos de inversión. Creemos que la volatilidad seguirá siendo inevitable en próximos meses a medida que los mercados pasan de un período de estímulo fiscal y monetario a una normalización acelerada por los Bancos Centrales y en Wisdom Tree no creemos que la inflación muestre signos de haber tocado techo con lo que no nos sorprendería que los Bancos Centrales tomen medidas más fuertes en la segunda mitad del año. De hecho, ayer ya lo vimos con la FED. Y por parte del BCE y BoE, creemos que se unirán a la línea dura de la FED aunque les puede costar más controlar la inflación pero mientras puedan y no haya riesgo de recesión seguirán sus paso. 

¿Cómo debería estar posicionado el inversor? 
En Wisdom Tree creemos que los inversores deberían seguir buscando protección contra la inflación, que es el principal riesgo. Dado que la inflación está impulsada por presiones por el lado de la oferta, especialmente en Europa, es comprensible que hayamos visto que la mayoría de inversores busquen protegerse de la misma con carteras de materias primas diversificadas. En lo que va de año, a nivel global hemos visto más de 9000 millones de dólares en flujos sobre productos cotizados de materias primas. Además, otro activo que también ha sido interesante para los inversores es el oro, preparándose para un posible escenario de estanflación. Y en la parte de la renta variable los inversores están buscando exposiciones de baja duración, principalmente a través de empresas value y que pagan dividendos para paliar los efectos de la subida de tipos. Creemos que altos dividendos, value y calidad son activos que podrían beneficiarse de este entorno. 
 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Ha mencionado el oro. Este año la rentabilidad no está siendo tan destacada pero ¿sigue viendo valor? 
Es verdad que el oro como cobertura contra la inflación se ha quedado algo atrás y su comportamiento en los últimos meses ha sido difícil de explicar pero a nivel relativo el oro lo ha hecho mucho mejor que los activos de riesgo y la renta fija. El oro está en los mismos niveles que a comienzos de año y esto compara con las fuertes caídas que ha habido en la renta variable y renta fija, con lo que en parte ha cumplido con su papel como refugio. De hecho, para los inversores en euros el oro lleva un año bastante positivo pues al final es un activo denominado en dólares y éste ha tenido una fuerte apreciación en los últimos meses.  Como resultado de los cambios que hemos visto, en Wisdom Tree hemos reducido las previsiones para el oro, pero seguimos creyendo que el riesgo de que los Bancos Centrales se hayan excedido podría disparar su valor, sobre todo si la inflación permanece elevada en próximos meses con un crecimiento desacelerándose. Así que desde nuestro punto de vista seguimos positivos en el oro no sólo a corto plazo por los riesgos geopolíticos o la incertidumbre que hay sino que a nivel estratégico sigue teniendo un papel relevante en cualquier cartera multiactivo. 

Los valores de corte defensivo también pueden ser una opción en estos momentos, ¿qué debe tener una compañía para considerarla defensiva? 
En estos momentos los inversores deben proteger sus carteras de tres factores principales: aumento de los tipos de interés, la inflación y la volatilidad. En Wisdom Tree creemos que las empresas de calidad proporcionarán una buena protección frente a los desafíos que tenemos este año. Cuando hablamos de calidad hablamos de negocios estables, con niveles bajos de apalancamiento, con beneficios y que paguen dividendos estables. Además, estas empresas por ese bajo nivel de deuda se ven menos afectadas por el aumento de tipos y suelen tener un alto poder de fijación de precios, que también les ayuda en momentos de alta inflación. 

¿Cree que estas compañías permitirán capear el temporal con rendimientos por encima incluso de los de la propia inflación? 
En medio de tanta incertidumbre seguimos favoreciendo una asignación a factor calidad y en Wisdom Tree definimos la calidad como una exposición corre en las carera de la renta variable pues estas empresas suelen ofrecer perfil defensivo en momentos de corrección pero también tienen capacidad de capturar rebotes de mercados cuando el mercado va al alza. Suelen tener fuerte poder de fijación de precios así que en momentos actuales de pueden comportar mejor que otras empresas. Un ejemplo claro es el sector de lujo, Apple, algunas farmacéuticas o Coca-Cola.