Hablamos con Miguel Ángel Bernal, profesor de la Fundación de Estudios Financieros, sobre la situación de los mercados europeos con la incertidumbre italiana, la depreciación de las divisas y la moción de censura.

¿Cómo ve la situación en Estados Unidos y el avance de las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China?

 

Lo índices bursátiles americanos están en máximos, es lógica la volatilidad que estamos viendo. Están muy sensibles a temas de guerras comerciales, algo que tiene toda la razón de ser y también a otras variables como por ejemplo el precio del petróleo, las tensiones en oriente medio etc.

En ese aspecto hay que decir que en este momento lo que nosotros vemos es un impacto de la política dentro de los escenarios macroeconómicos. El escenario macro central, el más esperado por todos nosotros, nos habla todavía de unos niveles de crecimiento apropiados, nos habla también de un mercado saturado que es el mercado del trabajo americano y veremos también la subida del precio del petróleo lo que trae. La clave fundamental es lo que va a hacer la Fed, pero no para Estados Unidos, sino para todo el mundo, la aproximación de un treasure, un bono a 10 años americano al 3,5%, creará muchos más problemas de los que ha creado los mercaos emergentes.

Vienen elecciones en México, en Brasil, en Colombia y la gente se ha olvidado el peso argentino, pero no de la lira turca, y eso se debe a l Fed. Por eso marcaba, por una parte tenemos la parte política que yo sé que se ha hablado mucho, y por otra, algo más soterrado o de lo que se habla menos es el tema de la reserva federal.

En estos días hemos visto volatilidad y nerviosismo en los mercados con repunte en las primas de riesgo periféricas. Italia emitió bonos a 5 años con una rentabilidad superior al 2%, lo que supone la subasta más cara de los últimos 4 años, ¿Cómo ve la situación de lo que se está viviendo en Italia?

Tendremos que extrapolar la situación que se vive en Europa, no es Italia, es Europa. Es muy llamativo el tema italiano pero surge por un populismo, empezamos con los populismos con el Brexit, seguimos en las elecciones francesas con el frente nacional, hemos tenido también en Alemania el resurgir de partidos extremistas, tenemos aquí en España un problema de populismo que se llama independencia de Cataluña, o cuestión de golpe de estado catalán como yo prefiero llamarlo.

El tema de Italia nos viene a confirmar que ese aparente clima de estabilidad que se vivía o que algunos querían ver dentro de la UE no existe. La UE sigue manteniendo o tiene unos problemas de fondo y eso indudablemente va a empeorar. Lo que hemos visto en Italia no es ni más ni menos que ese problema de populismo, como bien comentabas, máximos de cuatro años. Hay que poner atención porque vamos a la próxima subasta del tesoro español, especialmente la de 10 años con la subida, no vaya a ser que también empecemos a incorporar historia.

Hay una subida también en la prima de Portugal, no solamente en Italia. Grecia está absolutamente intervenido, lo cual significa que hay una posición para el BCE difícil, muy difícil. El BCE ya salvó una vez lo que es el área euro y lo que es la UE, posiblemente Draghi o su sucesor, van a tenerse que emplear a fondo en ese diseño de acuerdo que no está completado. En todo caso, me preocupa mucho la inflación por el petróleo porque aproximarnos a un objetivo del 2% y encima con turbulencias, una subida de tipos de interés como la que estamos viendo en un país como Italia o como España, tiene problemas desde el punto de vista de los mercados financieros se traducen en pérdidas de renta fija.

¿Cree que dado el contexto es un buen momento para balancear las carteras desde la renta variable a la renta fija, o es algo muy puntual?

Si lo que me estás preguntando es si debería en estos momentos pasarse de renta variable a renta fija, te digo que nadie debería estar en renta fija en estos momentos, pero tampoco en los mixtos de renta fija. Otra cosa es cuando me dicen que tengo un fondo de una gestión dinámica de la renta fija, ahí sí, ahí tiene que haber una labor, es lo que llamamos el alfa del gestor, y debe haber una labor del gestor buscando entradas, salidas, posibilidades de hacer arbitrajes o falsos arbitrajes, posicionamientos en curva… Es decir, todas las estrategias que hay en renta fija pero no es un buen momento para estar en renta fija porque estamos viendo que empieza a aparecer la inflación. Ya en algún país como Alemania, que es un peso pesado dentro de la toma de decisiones del BCE, se aproxima a inflaciones del 2%.

En España hemos conocido recientemente que estábamos a unos 6% subiendo, bien es cierto que por hoy en la subyacente no estamos viendo que haya ningún problema, pero claro el efecto petróleo antes o después va a llegar a la inflación subyacente y ahí empezaremos a tener problemas, habrá presiones y se empezará a hablar de subida de tipos de interés.

Lo de balancear la cartera se llama pérdidas, lo que yo no entiendo muy bien es cómo hay gente recomendando fondos de renta fija mixta. Osea se le dice a una persona que no esté en la renta fija porque no va a dar nada y se le manda a un producto donde al menos el 70% es renta fija, yo que soy diabético eso es como decir mire tengo un menú especial y de postre tocino de cielo.

En bolsa el sector que más ha sufrido ha sido el bancario por su posición al mercado de bonos de Italia, ¿Confían en los bancos o cree que no es un buen momento para entrar?

Como muy bien sabes y muy bien conoce la gente por la revista, llevo más de un año diciendo que yo no estaría en el sector bancario. Primeramente, si es cierto que tenemos el tema de los bonos, quizás eso ha precipitado grandes movimientos, pero el problema no está en los bonos es un problema puntual que veremos si se enquista o no.

El problema que tenemos es que se han presentado en el primer trimestre las cuentas de los bancos en las que vemos estancamiento de su negocio principal, que es la desintermediación de intereses, pero un estancamiento abismal. En el tema de comisiones cada vez hay más saturación y cada vez más la gente se está derivando a las fintech, a los bancos tecnológicos, incluso a los propios canales tecnológicos de los propios bancos donde no me están cobrando comisión, con lo cual puede que tengan una especie de tope. Por otra parte, tenemos una cartera de activos que ha funcionado de locura. Ya sé que todo el mundo dice que es muy  malo el BCE con los bancos, lo que yo no sabía era que el BCE es la guardería de los bancos yo pensaba que el BCE debería hacer política monetaria. Claro, que pienso que si el BCE no hubiera bajado los tipos ¿dónde hubiera estado la morosidad?, además el banco central ha estado beneficiando clarísimamente a los bancos porque ha bajado los tipos de interés, ha iniciado la compra de una serie de activos, de los cuales los mayores tenedores no son los fondos de inversión, sino precisamente los bancos. Esa otra pata que tenemos ahí está agotada porque los tipos no dan para más, están cayendo incluso algunos como el tema italiano pero también el tema español o el tema portugués están agotados. No solamente agotados, sino que estamos viendo ya subidas de precios. Eso mete a los bancos en una situación tremendamente complicada para hacer su negocio, pero podemos añadir más cosas, por ejemplo, los escándalos del sector bancario, los problemas ¿qué tal está Deutche Bank?¿y commerzbank?.

Por ejemplo, aquí hay bancos con una altísima exposición a la lira turca, bancos con una exposición a todo lo que son monedas de Iberoamérica terribles. Estamos viendo que hay devaluaciones, que ahora mismo vamos a ver qué hace la Fed y tal. Por lo tanto, eso sí como siempre, si alguien me dice que hay bancos buenos, naturalmente sí, Bankinter por poner un caso en España, Renta 4, que es banco. Pero ese no es el modelo crediticio, entonces no estoy a favor de los bancos y estaré a favor de ellos el día que Europa crezca a niveles en general del 2,5, que haya una inflación del 2 o 3%, y que hayan solucionado muchos de los problemas como por ejemplo la sobre capacidad de los españoles, en ese momento empezare a estar a favor de los bancos, mientras tanto no.

Otra cosa son castigos puntuales que pueden ser aprovechados por la gente que hace trading etc. pero la macro o las grandes tendencias no entran