En la jornada en la que hemos conocido que el total de desempleados prácticamente asciende a tres millones de personas, Lucas Monjardín, dtor de inversiones de Capital At Work asegura que “estamos viviendo los efectos más perniciosos de una recesión" porque comenzamos "a ver familias enteras que se quedan en la calle(…)”. 

Monjardín destaca que la crisis que nos afecta tiene muchas peculiaridades, pero también muchas coincidencias con momentos críticos anteriores. En este sentido, este experto recuerda  que “en todas las recesiones pasa lo mismo, vemos una deflación del crédito, que se restringe, al igual que  las condiciones (…). 2009 será más complicado que el presente 2008 a juicio de este experto. Lucas Monjardín destaca que el año próximo "veremos unas cifras de desempleo más fuertes, tendremos que ver si las medidas gubernamentales comienzan a dar fruto, si empezamos a ver una relajación del crédito. Estamos cerca de ver el final de la recesión y el problema es si pasaremos de una recesión a una deflación. Una situación que ya se descuenta para EEUU el año que viene(…). Si entráramos en una deflación o en una espiral deflacionaria hablaríamos de una depresión(…)”. Lucas Monjardín recuerda que los beneficios de las compañías podrían caer el próximo año “en torno al 30% más, respecto a lo que ya está descontado. También estamos viendo unas expectativas de quiebras de compañías por debajo de BB similar a la depresión del 29. Lo que no está teniendo en cuenta el mercado son todas las actuaciones que se están llevan a cabo por parte de los gobierno y que tendrán un efecto contundente, aunque tardará en verse”, destaca.

Monjardín no descarta que “veamos alguna quiebra, nuevas ampliaciones de capital(…)”. En cualquier caso, este experto cree que el problema que tiene España es doble porque los bancos no tiene problemas de activos tóxicos, pero sí de morosidad", destaca.

El responsable de Capital at Work considera que las medidas adoptadas por los gobiernos hasta la fecha son apropiadas, aunque no tendrán efecto hasta dentro de al menos dieciocho meses. Sin embargo, cree que se tienen que tomar medidas más creativas y destaca que en “EEUU el gobierno compró hipotecas a los bancos para convertirse en acreedores de hipotecas”, pero con condiciones ventajosas para bancos y consumidores.

 

Lucas Monjardín, dtor de inversiones de Capital At Work cree que el Banco Central Europeo tiene que recortar los tipos de interés y de forma “agresiva”. En este sentido, destaca que “50 puntos básicos es lo mínimo” y no descarta incluso un recorte de hasta 75 puntos básicos. Monjardín destaca que en las últimas recesiones vividas, el mercado ha estado cayendo hasta el momento en el que se reconoció el problema”.

En este sentido, el responsable de Capital at Work destaca no podemos estar esperando las noticias buenas, incluso esperando noticias peores, el mercado  rebotará en 2010.

Para Monjardín los problemas que sufre España son endógenos y propios de nuestra economía con “una tasa de desempleo elevada, el sector de la construcción está absolutamente KO, las familias están muy endeudadas, las compañías españolas tienen unos niveles de deuda brutales respecto a las europeas(…). La volatilidad traerá grandes oportunidades, aunque hay que tener la mente fría porque cuando se compra una compañía se compran los beneficios que reportará a muy largo plazo”. Monjardín recuerda que el gurú de los mercados ahora invierte en compañías estadounidenses, después de quince años invirtiendo en deuda. Monjardín  muestra una tabla con los principales valores que desde Capital At Work recomiendan, fijándose especialmente en la rentabilidad por dividendo.