Hablamos con el responsable de JP Morgan Asset Management en España y Portugal que nos cuenta la visión de la firma sobre los mercados en los próximos meses.

¿Qué prevé de los mercados para el segundo trimestre?

Nosotros seguimos largos de renta variable, y pensamos que el mercado lo va a seguir haciendo bien, sujeto claro es que los datos económicos y los resultados empresariales siguen siendo buenos. Mantenemos una posición sobre ponderada en el mercado americano, en el mercado emergente, en el mercado japonés. En definitiva pensamos que va a ser un buen entorno para mercados. Quizás veamos un repunte de la volatilización.

Fue un primer trimestre muy bueno, con un arranque de año que no veíamos desde hacía muchísimos años, más de 25 años, con solamente dos días con una variación de  más del 1% de 3.500 cuando la media es de 18 días. Así que en definitiva debería ser no solamente debería ser un buen trimestre, sino que un buen año.

¿Cree que Trump puede ser una amenaza para los mercados?

Las medidas que Trump lleva en su programa son teóricamente buenas para la economía americana, si finalmente consigue implementar algunas de estas medidas que sea de una forma diluida respecto a lo que lleva en su programa debería tener un impacto positivo, y de hecho el mercado, desde noviembre que ganó las elecciones, ha reaccionado de forma muy positiva.

Cuando hemos visto que el mercado americano se ha tomado un respiro era porque precisamente se hacía más evidente que la administración tenía ciertas limitaciones con respecto a su capacidad de implementar ese programa, en la medida en que baje el impuesto de sociedades o una reforma fiscal en general o adopte medidas de desregulación o de infraestructuras, pues posiblemente sea bueno para el mercado.

¿Va a seguir subiendo los tipos en Estados Unidos?

La FED debería subir el tipo de interés al no ser que haya algún cambio fundamental a nivel macroeconómico o geopolítico, pues lo normal es que siga subiendo los tipos de interés con un crecimiento del 2% que anticipamos para este año y una inflación que se acerca al objetivo del banco central. La FED debería seguir subiendo el tipo de interés. Nosotros pensamos que posiblemente dos este año. Hasta hace poco incluso pensamos que era posible que lo hiciera tres veces, pero con el último dato de inflación que ha sido lo más bajo, bastante de lo que esperábamos. Habrá que ver cómo evoluciona la economía, si se cumple expectativas y sigue creciendo entorno del dos, posiblemente veamos esas dos subidas en lo que queda de año.

¿Por qué las rentabilidades del capital de mercado de renta fija podría verse afectada por el incremento de los tipos de interés?

En definitiva estamos en un entorno muy complicado para la renta fija con tipos en niveles históricamente bajos, a pesar de que la FED lleva subiendo los tipos de interés aun así, los niveles son muy bajos. De hecho estamos viendo en la TIR del diez años americano, incluso ha caído en las últimas semanas. A pesar de esa fase de normalización de tipos en Estados Unidos, a nivel global, las TIRs siguen muy deprimidas, y muchas de las curvas siguen en valores negativos.

Si empezamos a ver un repunte de la inflación y la economía sigue creciendo y en algún momento dado se normalizan los tipos en Europa, deberíamos ver entornos de volatilidad, incluso rentabilidades negativas de la renta fija. De momento no lo estamos anticipando, no pensamos que vaya a ser una subida muy agresiva, pero en renta fija cuesta encontrar ahora mismo activos que ofrezcan oportunidades a punto de vista de valoración. Nosotros estamos invirtiendo fundamentalmente en deuda corporativa más que en deuda gubernamental, dónde las TIRs son algo más atractivas y compensa el riesgo de crédito con el cupón que estamos cobrando.

¿Qué se prevé en cuanto a la renta variable europea?

El último cambio que hemos hecho en cartera ha sido incrementar el peso en el mercado europeo, aun así no estamos sobre ponderando ese mercado. Es un mercado que ofrece posiblemente un descuento en términos de valoración con respecto al mercado americano, y una de las razones fundamentales es la incertidumbre política, quizás una de las razones por la que no estamos más largos.

En la medida que se disipe esa duda, ya que estamos viendo que algunas de las principales economías que tenían elecciones están solventándolas de una forma favorable para el mercado, pues posiblemente incrementemos el peso. También es verdad que estamos viendo resultados empresariales relativamente buenos.

El año empezó con mucho optimismo, con estimaciones de casi el 18% y pues ahora son algo más razonables y es posible que el mercado sorprenda positivamente y que las empresas crezca más de lo que se está descontando. Lo vamos a seguir de cerca ya que pensamos que es un mercado que lo puede hacer bien y vemos oportunidades quizás más clara en otros mercados.

¿Cuáles van a ser los siguientes pasos del BCE?

El BCE nos va a decir hoy cuales son los siguientes pasos, pero pensamos que hasta junio posiblemente no dé muchas pistas con respecto a lo qué va a hacer con su programa de QE, si lo va a desmantelar antes o no, que es poco probable, de hecho uno de los principales referencias que es la inflación está en 0,7, muy por debajo del objetivo marcado por el Banco Central Europeo, y esas expectativas nos parece demasiado optimistas. Así que en definitiva pensamos que va a agotar ese programa de QE, lo desmontara de forma ordenada el año que viene, y hasta que eso no haya sucedido no habrá subida de tipos de interés. Es uno de los debates que hay de si subirán los tipos de interés antes de terminar con el programa de expansión cuantitativa, no pensamos así, sino que primero agote ese programa de compras y que luego empiece a normalizar los tipos de interés, eso sí siempre que haya generado la inflación, que todavía a día de hoy no ha terminado de hacerlo.  

¿Por qué ha manifestado que la bolsa americana durante este trimestre lo ha hecho mejor que la europea?

Creo que hay varias razones, pero independientemente, dependiendo del entorno de crecimiento económico, en Estados unidos ha crecido en los últimos ocho años entorno al 2% y aquí durante ese período hemos visto hasta una recesión.

Las razones principales son los resultados empresariales, en estados unidos las compañías americanas han conseguido crecer resultados y de hecho los máximos históricos de la bolsa han venido acompañados de resultados empresariales, cosa que no hemos visto en Europa, ya que hemos visto retornos más bajos.

Desde 2011 ha habido  decrecimiento, es decir  que las compañías han crecido menos en resultados empresariales. Esa es quizás una de las principales razones. En la medida en que las compañías vuelvan a la senda del crecimiento, esperamos a que suceda este año, posiblemente veamos que se cierre esas diferencias de rentabilidad. El mercado americano ya está en una fase bastante madura y un síntoma claro es por ejemplo, los márgenes operativos que están en máximos, mientras que en Europa no. Así que le queda recorrido al mercado europeo, así que estaremos esperando ese catalizador que provoque esa subida.