Las condiciones actuales de mercado están estrechando los diferenciales entre las TIR de las emisiones de deuda pública y corporativa. Y no lo hacen según se esperaba, ya que al mismo tiempo que la primera ha comenzado una senda alcista, tampoco se percibe un descenso en la segunda, dificultando así la financiación de las empresas.

Desde comienzos de año la TIR de bonos del estado a 10 años ha sufrido una brusca subida tanto en EEUU, como Alemania y Reino Unido. Así, la TIR sobre el bund alemán, considerado como la emisión de referencia en Europa, subió 32 puntos básicos la semana pasada, la mayor subida desde Octubre de 1998. La TIR del bono del estado español a 10 años llegó al 4,43 por ciento en la mañana de ayer.

Un comportamiento que refleja la forma en que los gobiernos están utilizando bonos del estado para financiar sus planes de rescate. Pero también refleja la sobreoferta de este tipo de deuda. Según estimaciones de Barclays Capital, la deuda del estado en EEUU, la Eurozona, Reino Unido, Japón y China en 2009 ascenderá hasta un total de 3.200 billones de dólares, situando los ratios Deuda/PIB en niveles record desde la postguerra.

Comparativamente, la deuda corporativa ofrece mayores beneficios. La enorme demanda de bonos corporativos de alta calificación ha superado los 130.000 millones de dólares en enero, según Dealogic.
Nokia ha sido uno de los beneficiados por este gran apetito con su emisión del pasado miércoles que, con una demanda total de 9.000 millones de dólares, pagó 299 puntos básicos sobre el equivalente del bono alemán a 5 años, mientras que por el de diez años ofrecía una prima de 355 pb sobre el bund de igual vencimiento.

Para el inversor con apetito por el riesgo, los bonos de alto rendimiento (high yield) constituyen una alternativa para obtener de una mayor rentabilidad a su inversión. Emisiones con menor calidad crediticia que priman a sus inversores con la promesa de un mayor beneficio.

Otra opción que está comenzando a verse positivamente favorecida es la inversión referenciada a la inflación. El rápido descenso generalizado del IPC hace esperar un movimiento contrario de este indicador en los próximos tres a cinco años.

Centrándonos en la oferta de fondos de inversión de calidad, con una calificación 5 estrellas de VDOS, que invierten en deuda, encontramos una propuesta interesante y variada para el inversor que desee o bien conservar tranquilamente su capital, o bien ande a la caza de rentabilidades no muy elevadas.

En deuda pública, el fondo AVIVA RENTA FIJA invierte en Letras del Tesoro, pagarés de empresa, Eurodepósitos y repos de Deuda Pública, aún cuando también puede llegar a invertir hasta un 40% en Renta Fija privada a largo plazo. Con una duración media de la cartera siempre superior a 2 años, los activos están denominados en moneda Euro, eliminando el riesgo divisa del fondo. El fondo consigue batir el comportamiento de su categoría al alcanzar una rentabilidad en el último año de 4,77 por ciento, con respecto al 2,40 por ciento obtenido por el índice de su categoría, Deuda Pública Euro.

En la categoría de Deuda Privada Euro, BANKINTER CORPORATIVO muestra un comportamiento muy atractivo en el último año, con una rentabilidad de 5,99 por ciento. El fondo invierte mayoritariamente en renta fija privada del área euro que la gestora mantiene adecuadamente diversificada, tanto por lo que se refiere a emisiones como a emisores, sin incurrir en riesgos crediticios elevados. Su índice de referencia es el IBOXX OVERALL PRICE INDEX. Es un fondo con un nivel de riesgo alto, derivado de la composición de su cartera, en la que los emisores de renta fijan disfrutan de un rating no inferior a BBB- de S&P o BAA3 de Moody’s.

Una estrategia de mayor flexibilidad es la propuesta de BBVA BONOS DURACIÓN FLEXIBLE, que tiene como objetivo, no garantizado, obtener una rentabilidad superior en 150 puntos básicos al índice AFI Bonos, un índice de Renta Fija que representa el comportamiento de emisiones de bonos emitidos por los gobiernos de la eurozona, con un vencimiento de entre 2 y 4 años. Para ello aplica una gestión activa por lo que se refiere tanto a tipo de activos de Renta Fija en los que invierte, como a su duración. La rentabilidad acumulada por este fondo en el último año ha sido de un 4,01 por ciento, algo superior a la de su categoría, Renta Fija Global, que se revalorizó un 2,91 por ciento en el mismo periodo, de acuerdo con VDOS.

La oferta de fondos cuya cartera está referenciada a la inflación no es muy amplia en el mercado español. De todos ellos, el BBVA INFLACION II es el que mejores perspectivas ofrece al considerar el periodo más lejano para referenciar al IPC, cuando las estimaciones preveen una subida del indicador. Garantiza el 100 por cien de la inversión del partícipe a vencimiento, incrementándola en un 0,25 por cien, más la revalorización del IPC no armonizado desde junio 2012 hasta junio 2013, ambos incluidos.

Aún cuando los mercados bursátiles parecen haber tocado suelo, los inversores con aversión al riesgo disponen de otras opciones que les ayuden a atravesar el periodo de inestabilidad actual.


Paula Mercado
Dtora. de análisis
Vdos Stochastics

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información