La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, dijo que cualquier ajuste de la política monetaria será “gradual”, en momentos en que se intensifica el debate sobre el primer aumento de tasas de interés en la eurozona en más de una década.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La necesidad de seguir siendo “dependientes de los datos” es aún más importante a medida que la economía sale de la pandemia de coronavirus y los funcionarios deben mantener la flexibilidad y la opcionalidad “más que nunca”, dijo el lunes.

“Seguiremos atentos a los datos que surjan y evaluaremos cuidadosamente las implicaciones para las perspectivas de inflación a mediano plazo”, dijo Lagarde ante el Parlamento Europeo. “Cualquier ajuste de nuestra política será gradual”.