Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, analiza las consecuencias del discurso de Donald Trump en los mercados. 

Donald Trump lanzó un mensaje proteccionista con la economía americana que dio un empujón a los índices americanos, aunque el Dow Jones se quedó de nuevo a las puertas de los 20.000 puntos. ¿Crees que la bolsa norteamericana está cara a estos niveles?, ¿qué recorrido le ves?
Sí, creo que se está agotando el rally que ha provocado la elección de Trump. Su discurso de ayer fue decepcionante; se enfocó en asuntos políticos, cargó contra los medios, se defendió de las acusaciones de que Rusia le está chantajeando, dijo que iba a construir el muro con México, en cambio, de contenido económico hubo muy poquito, apenas lo de que él sería el mayor generador de empleo que ha creado Dios y dio un palo a las empresas farmacéuticas que han salido de EEUU y, no hizo mención a su enorme plan de inversión pública ni a las bajadas de impuestos.

Así que, el rally del 8% que ha provocado la elección de Donald Trump en el Dow Jones ayer no se alimentó en absoluto y me extrañó que Wall Street no fuera más bajista, como pasó con el dólar, que perdió más de una figura. El rally de los últimos meses se ha basado en descontar todas las bondades que daría el escenario que presuntamente se va a abrir con las políticas positivas que se le atribuyen a Trump y no se han cotizado los aspectos negativos, como el aumento de riesgo, la incertidumbre geopolítica, lo que está sucediendo con el yuan o con las reservas de China… así que, en estos niveles ya deberíamos empezar a corregir. No compraría aquí.
 
En cambio, las palabras de Trump debilitaron el dólar. ¿Crees que veremos la paridad este año?
Veremos la paridad, aunque no sé si va a tardar más de lo que algunos esperan. Niveles por encima de 1,07-1,08 dólares yo la aprovecharía para vender y, cualquier corrección del dólar debería ser aprovechada para vender dólares.
 
Trump habló sobre su deseo de que las farmacéuticas y biotecnológicas volvieran a territorio estadounidense y ayer vimos caídas generalizadas en estas empresas. ¿mejor evitar estos valores?
Los valores farmacéuticos europeos con exposición a EEUU no, pues, de hecho, se pueden favorecer de la revalorización del dólar y son un buen sector. Otra cosa son las farmacéuticas americanas, pues teniendo en cuenta las declaraciones de Trump con dos vías de riesgo: obligándoles a producir en EEUU y, por ende, aumentando sus gastos y diciendo que los precios a los que están vendiendo medicamentos son elevados, harán que seguramente no sea el mejor sector en el que estar invertido.
 
¿Y cómo debemos posicionarnos en empresas españolas con gran exposición a EEUU, tipo Viscofan o Grifols?
Me gustan las dos. Grifols ya empezó a hacerlo muchísimo mejor a finales del año pasado, precisamente por la elección de Trump; y Viscofan, que fue una de las peores compañías en 2016, empezó a dar síntomas de mejora a finales del año, por lo que tiene potencial de mejora.
Otras compañías que se pueden considerar para formar una cartera son Sacyr, Acerinox y ArcelorMittal, hoteleras o Amadeus. No obstante, no entraría a estos precios, esperaría a una eventual corrección que creo que vendrá en semanas próximas.
 
Ante las amenazas de construir un muro y romper lazos económicos entre EEUU y México, BBVA ha caído con fuerza, pues México es el país que más pesa en su cuenta de resultados. ¿Qué espera de la entidad y cómo le pueden afectar las amenazas de Trump?
Además del desplome del peso mexicano, a BBVA le impacta muy negativamente el desplome de la lira turca. BBVA ha tenido la mala suerte de que los países con mayor exposición tiene, además de España, tengan sus divisas en mínimos históricos. Es cierto que estas dos divisas que han bajado mucho, empiezan a parecer infravaloradas y tienen capacidad de subida, aunque no de momento.
Bancos estadounidenses sí son una buena opción, que se puede beneficiar de este escenario político y monetario , eso sí, tras una eventual  corrección.