Preferimos entidades en las que el nivel de sorpresas, por la parte de balance, es limitado. Creo que el mercado empezará a descontar la subida de tipos a finales de este año.

Los bancos europeos tuvieron un comportamiento ligeramente inferior al mercado europeo en general en junio de 2018. ¿Cuáles son los principales impulsores para el rendimiento del sector a medio largo plazo?

En lo que van de año, el índice está en en negativo, en torno a un 9-10%... en este momento. Realmente eso tiene más que ver con las expectativas que con los resultados en este momento.

Lo que está descontado es quizá una subida de tipos más lentas de lo que el mercado esperada y una desaceleración macro provocada por las tensiones comerciales entre, fundamentalmente, EEUU, China, Europa y algunos países de América Latina.

El sentimiento hacia los bancos se ha vuelto negativo ¿Está justificado?

Yo creo que sí. Está justificado porque, el problema es que son acontecimientos muy difíciles de prever porque dependen de negociaciones políticas y el mercado adopta una posición conservadora y suele estar más cerca de los escenarios pesimistas que de los optimistas.

En concreto en Europa, se están negociando unos posibles aranceles a las importaciones de los coches europeos, que si finalmente ocurren será negativo para la bolsa europea porque la macro alemana y europea se va a resistir.

Son expectativas pero si ocurren serán negativas.

Debemos ser cautos pero, sí, creo que está justificado.

 

Ante las expectativas de subidas de interés ¿Cómo afecta a vuestra perspectiva del sector?

Ha habido dos cosas. Por un lado, la expectativa de subida de tipos de interés, el mercado antes de la reunión de junio el mercado contaba que iba a ser en junio y se ha desplazado ahora a septiembre, que son tres meses. No es mucho… lo que ocurre es que el mercado ha descontado que las subidas de tipos a partir de entonces, es posible que sean menores porque puede coincidir en el tiempo con una desaceleración, sino recesión, de EEUU.

Y eso hay indicadores que lo anticipan, como la pendiente de la curva americana, que ha estado estrechándose en los últimos meses y… bueno, ya veremos que ocurre, pero ha afectado a las cotizaciones bancarias.

Ha habido otros factores, pero en concreto en política monetaria, eso es lo que ha afectado.

 

En España el nuevo Gobierno socialista planea aumentar impuestos al sector bancario. Ante la previsión ¿se deben reducir ya las expectativas de beneficio para 2019-2020?

Hoy por hoy es algo que está ahí, que el mercado cotiza como una incertidumbre más y pone presión en las cotizaciones bancarias. ¿Va a pasar? Pues el Gobierno está diciendo que lo va a tratar de sacar a delante, pero es un Gobierno en minoría con apoyos limitados en el Congreso y, ya veremos finalmente qué forma le da a ese incremento impositivo al sector y si es posible sacarlo a delante… Porque claro, la industria ha contribuido (sobre todo los bancos que han sobrevivido a la crisis) de manera muy importante al sector: pagan un impuesto sobre sociedades con una tasa superior al de resto de empresas, hay contribuciones al Fondo Único de Resolución, a la Sareb, tienen una tasa sobre los depósitos, etc. Entonces, no sé si realmente, gravar al sector bancario más allá de que se venda muy bien políticamente, tiene sentido.

 

Banco Sabadell es el valor que más está perdiendo en el año ¿Qué salud tiene como entidad?

Tiene una buena salud, pero ha tenido problemas en la filial de Reino Unido TSE, como consecuencia de un cambio de sistema informático (funcionaban con los sistemas de Lloyds) y como consecuencia de esa transición ha habido una serie de problemas para los usuarios, y Sabadell ha reaccionado pensando en sus clientes que han tenido problemas y como consecuencia, ha tenido un quebranto superior a 200 millones de euros y una reducción de las expectativas de resultados en Reino Unido a futuro. Dicho eso, el banco ha anunciado venta de activos problemáticos muy significativas, que son el grueso del balance y la actividad del banco (el fondo TSB pesa un 10% del balance)… Con lo cual, lo que esperamos es que, a medio plazo, los problemas de TSB se vayan resolviendo… se están resolviendo ya,  y lo que vaya pesando más sea la limpieza de balance que el banco ha hecho en el primer semestre.

 

En España, la mayor exposición de su cartera está en Unicaja y Bankia ¿Qué les gusta de la entidad?

Nuestro fondo invierte en financieras europeas. Y dentro de ese espectro, en España tenemos a Bankia y Unicaja. ¿Por qué? Porque son dos entidades con balances muy solventes, fuertes, posiblemente exceso de provisiones, bien gestionadas… Y son entidades, que aunque en este momento tienen una rentabilidad baja, en el momento que los tipos de interés suban, se van a beneficiar mucho.

Nosotros tendemos a preferir entidades en las que el nivel de sorpresas, por la parte de balance, es limitada y que pueda haber sorpresas positivas a futuro si realmente cambian los tipos que, aunque sea el verano que viene, yo creo que empezará a descontar el mercado a finales de este año.

 

¿Tiene correlación también con la capitalización?

En Europa tendemos a centrarnos más en entidades que tienen más exposiciones domésticas que en conglomerados expuestos a múltiples mercados. No quiere decir que no los miremos. Si que los miramos… un BNP o Unicrédito, Santander, BBVA… son entidades que miramos pero al final, cuando tienes exposición a 10 mercados distintos es difícil prever la tendencia consolidada de esas entidades. Con lo cual preferimos tener exposiciones más domésticas y eso implica, muchas veces, ir valores de mediana capitalización, pero no tienen que ser necesariamente de mediana capitalización... En España, por ejemplo también tenemos Caixabank que yo creo que es de alta capitalización. Fundamentalmente centrado en España y que tiene una actividad en Portugal, relativamente pequeña, pero que está centrado en España.

 

¿Cuál es la entidad europea que más les gusta ahora mismo?

En este momento tenemos exposiciones relevantes en por ejembplo Aerstebank, en un banco italiano que se llama Crédito Emiliano, en Intesa… Bueno, tenemos varios bancos europeos que nos gustan y que realmente, nuestro valor añadido al partícipe y inversor, es que seleccionamos valores para aquellos inversores que les parece atractivo invertir en banca.

 

¿Han tenido que rotar mucho la cartera tras las tensiones políticas en Italia o Gran Bretaña?

En Gran Bretaña tenemos poco. Hemos tenido algo, en situaciones muy concretas pero ahora no tenemos mucho.

Lo que nosotros hacemos, más que rotar la cartera (normalmente se gestiona el fondo con exposiciones concentradas y baja rotación) lo que hacemos es cubrir la cartera cuando hay acontecimientos que nosotros pensamos que pueden producir una pérdida de capital. Y eso es lo que hacemos. Es decir, cuando ha habido tensiones políticas en Italia hemos hecho cobertura, también en España con la moción de censura… Nosotros podemos cubrir la cartera y de esa manera reducir la exposición a renta variable temporalmente. O, por lo menos, evitar que esas pérdidas de capital se produzcan o minimizarlas.

 

¿Qué tipo de activo es el que mayor rentabilidad les está aportando este año?

Este año estamos prácticamente invertidos en renta variable. Renta fija tenemos poco. El año pasado teníamos 50%-50% en renta variable y deuda subordinada. A finales del año pasado reducimos mucho la exposición a deuda subordinada porque pensamos que ya no era atractiva e incrementamos mucho la renta variable. Y de momento seguimos con un peso muy relevante en renta variable y muy marginal en renta fija.

Yo creo que lo que nos ha dado rentabilidad ha sido una selección de valores, en inglés stock picking, adecuada en renta variable y hacer coberturas que en momentos concretos también nos han ayudado a sacarle mucha distancia al índice de referencia.

 

Ante el escenario actual ¿el stock picking del sector bancario ofrece nuevas oportunidades?

A ver… el sector bancario es de los que peor lo ha hecho hasta ahora mientras los selectivos han estado en máximos… Quien quiera invertir en banca lo ha podido hacer en ETFs, pero este año llevaría una pérdida de capital del 10%.

Cuando las políticas económicas cambien y suban los tipos, yo creo que la oportunidad está ahí.

La selección de valores añade valor al inversor final y siempre va a ver una diferencia frente al índice y eso es lo que debería decantar al inversor hacia una gestora.

 

¿Cuál es el perfil del inversor del sector bancario a día de hoy?

En España ha habido mucho inversor retail atraído por los dividendos trimestrales y yo creo que lo va a seguir siendo. La fuente de dividendos va a seguir siendo muy interesante a futuro.

En cuanto a los inversores institucionales,  la oportunidad está en lo que te he dicho antes, que va menos a los dividendos y que va más a una revalorización de la mejora de las acciones y que tiene que venir de una mejora de los fundamentales. Y eso pasa porque suban algo los tipos de interés, la macro vaya bien, porque haya más volumen, porque las entidades sigan recortando costes…etc.