Álvaro Blasco, director de ATL Capital, analiza las oportunidades de inversión del mercado europeo. 

¿Pinta bien la temporada de presentación de resultados empresariales en España?
Pinta bien, aunque tenemos algunas dudas, sobre todo con respecto al sector financiero, donde podemos ver algunas cifras por debajo de las expectativas. Es posible que las grandes entidades reduzcan algo las estimaciones de beneficio para el año.

En Bankinter hemos visto buenas cuentas, aunque algo más débiles de lo que se esperaban y con menor contracción de la mora de la que se esperaba.

Atención también a lo que nos publique Repsol y a los daños que pueden causar las divisas y la actividad de los países emergentes en las empresas españolas con exposición a ellos.

Los ROEs de los bancos están siendo flojos, pero parece que la banca mediana puede tener mejores perspectivas que la grande. ¿Usted lo cree así?
Estamos viendo una reactivación del mercado español, con más actividad y empleo; esto supone más gente que puede pedir financiación y hacer que los créditos suban. No obstante, todavía los vencimientos de los créditos superan a los créditos nuevos, lo que no creemos que pueda revertirse en este ejercicio. Pero es indudable que los bancos muy centrados en España deberían tener una mejora de su actividad y, además, no tienen influencias negativas de otras zonas, así que, deberían hacerlo bastante bien.

NH Hoteles está en plena tendencia alcista y ha adelantado que recuperará dividendo en 2016. ¿Le gusta NH y Meliá?
Son buenas compañías ambas. Les está yendo bien en su negocio internacional y además ha mejorado el consumo interno español, por lo que los niveles de ocupación han subido y también los precios por acción. En el medio y largo plazo son valores con buenas expectativas, aunque hayan subido bastante. No tendríamos una parte importante de la cartera, pero sí algo.



¿Le gusta Zeltia ahora que va pasar a cotizar bajo PharmaMar el día 2 de noviembre?
Ha pasado de ser una compañía necesitada de financiación, a tener una facturación considerable que la permite volar sola. La operación tiene sentido. Normalmente en la parte de investigación es en la que más gastos y probablemente más pérdidas puede tener, lógicamente esos resultados negativos están en PharmaMar y, por ello, es lógico que se haga al contrario de lo que podríamos tener en la cabeza.

Además, pone como disponible para la venta otras actividades que han sido las que han estado manteniendo ventas, por lo que veo una evolución positiva y una clara advertencia de que la compañía quiere apostar solo por el sector farma, convirtiéndose en una biotecnológica más. Esto hace que la posibilidad de que cotice en EEUU sea muy cierta.


¿Qué opina de Ferrari?
Yo esperaría un poco. Ha salido en el rango alto de la valoración y el primer día de bolsa fue espectacular, pero creo que es más porque da glamour a la cartera, que por sus cifras. Habría que esperar una corrección antes de tomar acciones.

¿Hacia dónde posicionaría la cartera de cara a final de año?
Nosotros estamos insistiendo en que el mercado en el que hay que estar es Europa. Hemos infraponderado EEUU, hemos reducido emergentes, de hecho, hemos salido completamente de algunos. Dentro de Europa, España es un punto que no debemos olvidar, aunque tenemos el hándicap de las elecciones a finales de año que pueden determinar las decisiones políticas del país.

La renta fija y la liquidez van a seguir aportando muy poco a las carteras. De hecho, en el caso de la RF va a aportar hasta rentabilidades negativas.

En España en los próximos trimestres tendríamos un poquito infraponderado el sector financiero, ahora que estamos neutrales en utilities, quizás mantendríamos posición o la reduciríamos y apostaríamos por compañías como Repsol, aprovechando que los analistas no terminan de creerse el plan estratégico de la compañía porque se basa en unos precios del petróleo que creen que pueden no haber, pero yo lo veo como una oportunidad para entrar con un buen dividendo; habrá que seguir pensando en Ferrovial; en un aspecto más agresivo y volátil, OHL.