mercados_financieros

Esta combinación dificulta la dirección y comunicación de la política monetaria de los bancos centrales, como quedó de manifiesto la semana pasada cuando el Banco de Inglaterra comunicó su decisión de mantener los tipos. Algo positivo es que los indicadores adelantados y de confianza mundiales han mostrado últimamente una estabilización y han confirmado nuestras expectativas de un crecimiento económico mundial más lento, pero aún por encima del potencial en los próximos trimestres.

En cuanto a las previsiones de consenso, las anteriores perspectivas económicas eran excesivamente optimistas y están dando paso a un mayor realismo. Los economistas encuestados han reducido sus previsiones
de crecimiento del producto interior bruto para varios países.

Los datos más recientes también confirman expectativas de crecimiento de Allianz GI. El mercado laboral estadounidense, con 531.000 nuevos empleos creados, se comportó mejor de lo esperado. Su solidez apunta en dirección a un alza de la presión inflacionista subyacente.

graficoallianzgi

En cambio, la producción industrial alemana de septiembre resultó decepcionante: en conjunto, sigue apenas un 10% por debajo del nivel anterior a la pandemia. En Francia y España, las cifras de producción son más estables y siguen por encima del nivel del año anterior. Esto muestra que Alemania está resultando más afectada por los problemas de las cadenas de suministro debido al elevado peso del sector automotor. La escasez de suministros sigue siendo el denominador común de la desaceleración económica, en un contexto de mayor presión de precios para los productores.

Mientras tanto, en China, las noticias sobre otro promotor inmobiliario, Kaisa, suscitaron inquietudes. Sus valores cayeron debido a las crecientes preocupaciones sobre su solidez financiera. Por cifra de negocios, Kaisa es el 27o promotor inmobiliario de China. No obstante, lo más probable es que el revuelo entre los constructores chinos quede contenido dentro del sector y que no se extienda al resto de la economía.

Claves próxima semana:

La semana que viene vuelve a haber una avalancha de datos.

  • El lunes destacarán las ventas minoristas y la producción industrial de China. El mismo día también se publica el dato preliminar del crecimiento del producto interior bruto (PIB) del tercer trimestre de Japón y el Empire State Index de Estados Unidos.
  • El martes se anuncia el PIB del tercer trimestre de la zona euro, las ventas minoristas y la producción industrial, así como los precios de importación y exportación de EE. UU.
  • El miércoles seguramente serán de interés los precios al consumo de Reino Unido, que últimamente han subido más de un 3%.
  • En relación con el problema de las cadenas de suministro y la producción de chips, el jueves la atención se centrará en las matriculaciones de automóviles nuevos para la UE-27, que recientemente se han derrumbado en más de un 23%. El mismo día se sabrá el dato de las solicitudes iniciales y existentes de subsidio por desempleo de EE. UU. Dada la solidez del mercado laboral (la tasa de desempleo ha caído últimamente al 4,6%), la presión inflacionista también debería de repuntar. En un contexto en que el Congreso ha aprobado un paquete de infraestructuras por más de un billón de dólares estadounidenses, se plantea la cuestión de un exceso de estímulo monetario-fiscal.
  • El viernes se publican más datos de precios de Alemania y de Japón, así como el índice GfK de confianza de los consumidores y las ventas minoristas de Reino Unido.
Curso on.line de Estrategias de Inversión