En la crisis sanitaria la industria bioquímica está mostrando una actitud cooperativa con los gobiernos para proporcionar medicamentos, desarrollar terapias y tratar pacientes con uso compasivo, incluso sin beneficios, dando a entender que forman parte de la solución.  Incluso se ha visto colaboración entre competidores, compartiendo datos. Lo que realmente va a quedar es la creación de plataformas tecnológicas de validación.  

La biotecnología es el centro de las miradas.  Está en la primera línea de la lucha contra el coronavirus. La competencia entre estas compañías por desarrollar una vacuna que ayude a combatir el coronavirus se intensifica. Pero los fondos que invierten en este sector han demostrado que hay y ha habido vida más allá de la pandemia.

Y es tanto el potencial de crecimiento e interés en esta industria que hay gestoras históricas que llevan años invirtiendo y dando resultados favorables, como otras que ante el potencial lanzan nuevas estrategias. El último caso ha sido el de la gestora Ysios Capital, que en días pasados lanzó su tercer fondo de esta temática: Ysios BioFund III. El fondo invertirá en compañías que desarrollan nuevos fármacos dirigidos a enfermedades con una clara necesidad médica y seguirá una política de inversión similar a la de sus predecesores. Invertirá en 15 compañías como máximo, principalmente europeas y con especial interés en España, de acuerdo al comunicado.

Siempre se ha aconsejado invertir con una visión de largo plazo, pero en este caso, es recomendable incluir fondos de esta temática para la segunda mitad del año. La biotecnología, según Lydia Haueter, gestora del fondo Pictet Biotech "es el sector que la gente ve como la salida de la crisis. Los antivirales son otra opción, pero su producción no es tan fácil".

Este fondo, tres estrellas Morningstar, cuenta con un patrimonio superior a los 1.848millones de dólares, invertido en 58 posiciones, y con un track record de 25 años, al principio como un mandato y desde el 26 de mayo de 2016 es gestionado internamente por la mancuerna Tazlo Sotrni y Lydua Haueter. Hay dos sectores con peso muy significativo, uno es el de medicamentos huérfanos (es decir, son muy específicos y para un número reducido de pacientes, no desarrollados ampliamente por razones financieras) cuyo peso a cierre de mayo era superior al 33%, seguido por el sector oncología con un 30% de peso. Entre las principales destaca la biofarmacéutica Gilead Science, que descubre, desarrolla y comercializa terapias innovadoras como remdesivir, que frena la progresión del Covid-19 en monos y que ha sido autorizada para su uso de emergencia en pacientes gravemente enfermos en Estados Unidos, India, Corea del Sur y recientemente algunos países europeos. En mayo un ensayo determinó que el medicamento acelera la recuperación en cuatro días en pacientes hospitalizados con necesidad de oxígeno. Podría ahorrar 12.000 dólares de hospital por paciente, según Gilead.  En los últimos meses la compañía ha donado su suministro de Remdesivir, 1,5 millones de viales, para facilitar rápido el acceso y la realización de ensayos clínicos.  El tratamiento de 5 días costará en torno a unos 2 mil euros. También está la norteamericana Vertex, que posee el monopolio en el mercado de medicamentos para tratar la fibrosis quística, y cuyos resultados empresariales al primer trimestre fueron espectaculares, con ingresos netos superiores a un 77% respecto al año anterior. También destaca Amgen, que desarrolla medicamentos contra el cáncer y otros tumores, cuyo desempeño en lo que va del año ha sido muy positivo en términos de rentabilidad.

En la alarma sanitaria llegaron a aumentar peso en empresas más maduras, con buenos flujos de caja y redujeron posicionamiento en empresas de pequeña capitalización por su dependencia a financiación de corto plazo. Pero recientemente los gestores tomaron beneficios en posiciones de gran capitalización, tomando posiciones en empresas de pequeña y mediana capitalización cuyos fundamentales son atractivos. Como ejemplo, Akebia, conocida por su fármaco contra la anemia; Mersana, que desarrolla una terapia oncológica de anticuerpos y fármacos fon datos iniciales en cáncer de ovario; y otras similares.

En lo que va del año alcanza una rentabilidad del 14,6%, y aunque no es el de mayor rentabilidad (siendo éste el fondo de Janus Henderson), está en las primeras 5 posiciones, posición que mantiene a 3 y 5 años. Sin embargo, destacaría la consistencia de este fondo a desde que la mancuerna de gestores lo lleva. El alfa de la cartera es de 5,88, con una volatilidad característica del sector, del 21,84% y un ratio de sharpe de 0,48 y una correlación de 0,64 a 3 años. Es un fondo a considerar como parte de una cartera diversificada.

Ahora toca el turno al 4 estrellas y mejor fondo en el año, Janus Henderson Horizon Biotechnology, con un patrimonio superior a los 3.100 millones de euros a pesar de su corta historia y gestionado por otra dupla, Daniel Lyons y Andy Acker, con un enfoque integrado de inversión sostenible.

En lo que va del año alcanza una rentabilidad del 20,45%, situándose como líder por rentabilidad, sacando más de tres puntos porcentuales al siguiente (según datos de VDOS), aunque a 36 meses se sitúa en la sexta posición.

La cartera actualmente se compone de 69 posiciones, lo que le ubica en el rango de posiciones posibles (50-80), y entre sus 10 mayores  posiciones se encuentra también Gilead, Vertex, Amgen y otras como Global Good, Allergan y algunas más, con un sesgo hacia los EE.UU., ya que es en ese país donde está la mayor parte de la innovación y oportunidades del sector biotecnológico, seguido de lejos por Dinamarca y Reino Unido. A cierre de mayo, mantenía cerca de un 10% en efectivo. Hace uso de derivados, cosa que el fondo de Pictet no hace.

El desglose sectorial está representado con un 75% por biotecnología, farma con un 16% y servicios para la ciencia 5,9%. Los gestores no se limitan en invertir en empresas de tamaño pequeño o mediano, aunque como ya lo apuntan sus mayores pesos, también en aquellas de elevada capitalización bursátil.

Cualquier inversor puede comprar este fondo de inversión fácilmente a través de Estrategias de Inversión y Selfbank. Pinche aquí. 

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información