El mercado norteamericano comienza la cotización con pérdidas, como motivo de la creciente tensión en el país del este de Europa. De nuevo, la atención de los inversores se centra en el conflicto.
El ambiente geopolítico vuelve a cobrar importancia en los principales mercados, con el norteamericano a la cabeza de todos. Ucrania está cada vez más cerca de una guerra civil, mientras que Rusia junto a la Unión Europea y Estados Unidos siguen lanzándose amenzas. La última noticia ha sido que el ministro de asuntos exteriores del país acusa a su vecino ruso de querer provocar una nueva guerra mundial.

Entretanto, Obama ha vuelto a declarar que podrían producirse nuevas sanciones a Rusia por las maniobras que sus tropas están haciendo en la frontera ucraniana.

Por tanto, muy atentos a cualquier noticia que pueda producirse en el este de Europa al margen de las noticias habituales en estas fechas en Wall Street. Foco de atención que se sigue centrando en la presentación de resultados empresariales del primer trimestre del año.

De momento, los analistas se dividen entre si están siendo exitosos o no, pese a que en los principales casos se ha superado las estimaciones. Aunque, por ejemplo, en el caso de Facebook y Apple no fuera un catalizador importante para empujar a los mercados al alza. (Buffett: el mercado no está en modo burbuja)

De esta manera, el S&P 500 comienza la sesión con caídas del 0,29%, el Dow Jones cede en la apertura el 0,37%, mientras que el Nasdaq pierde desde el inicio un 0,66% (Ver: UME tira del carro y EEUU pesa).

La situación europea con el conflicto ucraniano, que parece lejos de disminuir, más bien hace todo lo contrario. A finales del mes de mayo están convocadas elecciones, aunque ya muchos ven el conflicto armado como algo más que una posibilidad.  (Credit Suisse: acciones de oro en las que fijarse)

Desde el punto de vista macroeconómico, hoy sólo tendremos que estar atentos del informe del Sentimiento de Michigan. (Sin el BCE dependemos de la macro de EE.UU.)

Desde el terreno empresarial, sigue latente el periodo de presentación de resultados trimestrales. Ayer al cierre fue el turno de Microsoft, que fueron mejores de lo que estimaba el consenso. La compañía ganó 5.660 millones de dólares en el trimestre. Las estimaciones del consenso que manejaba Facset vaticinaban una caída del beneficio neto de Microsoft del 14% hasta 5.223 millones de dólares. (Ver: noticia)

Por su parte, Amazon estuvo en línea con los pronósticos de los analistas. El beneficio por acción que obtuvo la compañía en este primer periodo de 2014 fue de 23 centavos por acción, justo lo mismo que había pronosticado el consenso de analistas, frente a los 18 centavos de hace un año. (Ver: noticia)

Ford, arrastrado por los mayores costos de garantía y el mal tiempo que azotó a Estados Unidos en el primer trimestre, obtuvo un beneficio neto de 989 millones , una disminución del 39% con respecto al mismo trimestre del pasado año y menos de lo que estipulaban los expertos. La compañía ganó 25 centavos por acción excluyendo costes extraordinarios, frente a los 31 centavos por título que pronosticaba el consenso de mercado. (Ver: Ford no supera previsiones y es bajista a largo plazo)

También Starbucks estuvo por encima de las previsiones del consenso, además de modificar sus estimaciones hasta los 2,68 dólares por acción. La cifra superó su proyección anterior de no más de 2,67 dólares por título y la estimación de los analistas de 2,66 dólares por acción. 

Entretanto, Visa obtuvo peores resultados de lo previsto al presentar menor cantidad de ingresos de lo que se esperaba. Concretamente, fueron de 3.160 millones de dólares, frente a los 3.190 de las proyecciones.

La rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en 2,6730%. El EURUSD se cambia en 1,3843 dólares. Mientras que el brent está en 110,25 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.300 dólares. (Ver Barclays aconseja buscar oportunidades en la renta fija off the run)

Conoce cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pincha Aquí