En el mercado nacional hay mayoría de compañías que suben – y con fuerza- en lo que llevamos de ejercicio. Las hay incluso que han doblado su precio desde comienzos de año y que incluso siguen ofreciendo potencial respecto al precio ofrecido por el consenso. Aquí el motivo por el que Masmovil, Solaria y Fluidra tienen que seguir formando parte de su cartera.

En las últimas se viene hablando del potencial que siguen ofreciendo las pequeñas y medianas compañías, por su exposición a la economía doméstica, menos afectadas – en su mayoría – por las tensiones geopolíticas – y que se aprovechan de la mejor situación macro que estamos viendo en la economía nacional. Y además, aparte de la  revalorización que han tenido a lo largo del año, todavía siguen ofreciendo potencial. Pero, vayamos por partes.

Masmovil Ibercom

Es uno de los casos de éxito del Mercado Alternativo Bursátil al ser la única compañía que ha dado el salto al mercado continuo después de cinco años cotizando en el segmento de empresas en expansión.  Lejos quedan los 3,92 euros en los que comenzó a cotizar en 2012 de los 62 euros en los que está cotizando actualmente. Una revalorización que ha ido a golpe de las compras que ha hecho la compañía - Yoigo, LlamaYa y PepePhone – junto a las más ambiciosas previsiones que ha ido cumpliendo año tras año.  Este no es una excepción: este año quieren incrementar un 70% su Ebitda, pasar a más de 200 millones y captar medio millón de clientes entre internet en casa y móvil, lo que supondría crecer en más de un 10% vía ingresos”, reconocía el CEO de la compañía, Meinrad Spenger a Estrategias de inversión.

Unas cifras que, en caso de alcanzar, harían más fácil llegar a los 77,12 euros que todavía tiene de objetivo. Un potencial de más del 24% desde el precio actual y que se sumaría a más del 133% que lleva acumulado este año. ¿Suficiente para entrar? José Lizán, gestor de carteras de Quadriga AM reconoce que es necesaria una corrección del valor para retomar posiciones – hacia niveles de 53-52 euros- porque “el proyecto industrial sigue adelante, lo están cumpliendo con creces y los números actuales no están en burbuja aunque a día de hoy, es más justa una valoración de 1.000 millones que de 1.500 millones”.

Solaria Energia

La compañía eleva en más de un 92% el precio de su cotización este año, desde los 0,8 euros en los que comenzó a cotizar. Una revalorización agridulce teniendo en cuenta el proceso de reestructuración que lleva detrás la compañía que le ha llevado de fabricación de paneles a generación y le ha llevado a 30 empleados (desde los 1.200 que tenía).  Una transformación que ha sido aplaudida por el mercado y grandes inversores, como muestra está el hecho de que BlackRock ha entrado recientemente como inversor en uno de los proyectos de la compañía mediante la adquisición de deuda para financiar el proyecto solar de  la planta Magacela Solar 1 en  Badajoz. Una operación que, tal y como afirmaba Blackrock, “supone una serie de beneficios para los clientes insistucionales del fondo, incluyendo flujos de caja estables y a largo plazo con una rentabilidad atractiva respaldada por una planta totalmente operativa y con un historial de generación sólido basado en una tecnología fotovoltaica ampliamente probada y fiable”.

La compañía, que todavía ofrece un potencial del 21% si consigue alcanzar los 1,8 euros que estima el consenso, tiene una de las puntuaciones más altas en indicadores técnicos. La compañía presenta una tendencia alcista en todos los plazos, con un momento positivo y una volatilidad que anima a seguir viendo alzas en la compañía.

 

 

Fluidra

La compañía suma algo más del 87% en lo que va de año y está cotizando actualmente en sus máximos históricos. Cerró el primer semestre con un beneficio de 34,1 millones de euros, un 39% más que lo obtenido en el primer semestre del año, y revisó al alza sus previsiones para este año. A finales de este año, tal y como explicó el director general corporativo de la compañía, la compañía prevé facturar entre 775 y 790 millones, un 4% más de lo previsto hasta ahora y estima un beneficio bruto de explotación o Ebitda que superará los 100 millones de euros por primera vez en la historia de la empresa, lo que supone un 6% más de lo previsto por Fluidra este ejercicio.

Es la única compañía que, a ojos del consenso, podría haberse pasado de frenada en bolsa. Con lo que, una decepción en resultados, dicen los expertos haría corregir al valor hasta los 6,7 euros en los que tiene su precio objetivo. A corto plazo, el reto más importante pasa por recuperar el nivel de 8,22 euros para poder seguir viendo alzas en el valor. Por el contrario, la pérdida de la zona de 8.05-8.02 euros daría las primeras señales de una corrección en la compañía que se agravarían si pierde los 7,33 euros.

Los indicadores técnicos del valor le dan la máxima puntuación, en plena tendencia alcista a largo y medio plazo con el apoyo de momento, volumen y volatilidad.