Si es usted inversor de uno de los 32 países que están disputándose el mundial de fútbol en Brasil, quizá le interese saber que si su equipo pierde en el campo, usted se juega la oportunidad de perder también en el parqué.
Así lo afirma Mark Hulbert, el fundador de Hulbert Financial Digest y colaborador de MarketWatch en una columna en el diario. (Ir a la columna de MarketWatch)

Según apunta el experto “si usted es como la mayor parte de los inversores obsesionados con el fútbol, usted está predestinado a reaccionar de forma irracional cuando su equipo pierde. Puede incluso, dejar que su desazón por la derrota, le empuje a vender de forma indiscriminada”, explica el analista.

El columnista pone como ejemplo al actual campeón del mundo, España, que el pasado viernes fue derrotada por el subcampeón, Holanda, por 5-1. El principal índice, el Ibex 35 cayó el lunes casi un 1%, más del doble de lo que se dejaron el resto de plazas europeas.

Ibex durante el mundial

Ibex durante el mundial


Sin embargo, Hulbert dice que el comportamiento de los inversores españoles no fue inusual y cita un informe de agosto de 2007 que realizó el “Journal of Finance” en el que se analizan “el sentimiento deportivo y la rentabilidad de las acciones”.

Después de estudiar más de 1.100 partidos de fútbol, los autores del informe averiguaron que de media cuando un equipo pierde en una ronda de eliminación, el mercado de valores de ese país se comporta significativamente por debajo de la media.

“No sorprende que los investigadores no puedan encontrar una explicación racional a estos bajos rendimientos –explica Hulbert-. Concluyeron que esas rentabilidades inferiores se causaban por el impacto de los resultados deportivos en el sentimiento de los inversores”, aseguran.

No hay, sin embargo no hay reacciones positivas en la bolsa si el equipo gana. Los expertos especulan que detrás de la falta de reacción en las bolsas ante las victorias podría explicarse así: “una victoria simplemente significa que un equipo avanza hasta la siguiente ronda, mientras que la eliminación es final”.

La consecuencia final en los mercados es “la asimetría”. Las bolsas del mundo pueden experimentar ventas superiores a la media mientras dure el Mundial o, incluso, menores ganancias, según ese estudio.

Hulbert utiliza otro estudio para explicar que la rentabilidad media de la bolsa estadounidense durante los mundiales es de -2,58%, comparada con una media de subidas del 1,21% en un period igual de largo.

De hecho, en los tres primeros días del Mundial la bolsa ha caído ya un 0,3%.

Si quiere recibir alertas cuando el Ibex cambie de ciclo bursátil, pinche aquí