El profesor de Finanzas de Wharton School, caracterizado por su discurso alcista, ha explicado que el índice de la bolsa estadounidense está preparado para más niveles de récord en el medio y largo plazo.
Jeremy Siegel tiene pocos miedos o casi ninguno. En su última aparición en Closing Bell así lo ha dejado claro. Explica que el Dow Jones tiene mimbres para llegar a los 18.000 puntos a finales de año y para, después, conquistar los 19.000 puntos. Sería una revalorización espectacular con respecto a los niveles que vemos en estos momentos.

La confluencia de una baja inflación y los tipos de interés aún bajos sería una de las razones que este experto apunta para argumentar que nos encontramos aún en un mercado alcista con recorrido. “Esos son los ingredientes para que aún se produzcan movimientos al alza en este mercado alcista”, indica.

En este momento, el mercado se está vendiendo a 16,5 veces las ganancias. En esta línea, Siegel considera que “para que el Dow Jones conquiste los 18.000 puntos, tendría que venderse a un PER de 17,5 veces”. Un múltiplo que, ante este escenario de tipos de interés bajos “sería muy razonable”, para el analista.

“Además de eso, en 2015, se espera que las ganancias pudieran aumentar entre un 6% y un 10%, lo cual sería un factor fundamental para que este rally se perpetrase”, añade el experto mostrando su visión más que optimista.

Por consiguiente, no muestra apenas preocupación por las tensiones geopolíticas que abarcan todo el mundo, como la situación en Ucrania, Gaza e Irak, puesto que “el mercado ha aprendido a convivir con ello”. O, dicho otra forma, lo habría descontado.

Siegel señala que "vivimos en un mundo en el que la incertidumbre está a la orden del día en los mercados y el mercado alcista escala el muro de la preocupación”.

"Cuando no veamos nada en el futuro que nos pueda preocupar en absoluto será cuando recomiende a mi gente que venda sus acciones", ironizó el experto en clara referencia a los temores que surgen debido a las tensiones externas.

En cuanto a la posibilidad de cómo el aumento de las tipos de interés puede desequilibrar al mercado también se mostró indiferente. "No tengo el temor de la inflación y creo que la Fed tenía razón cuando dijo que eran factores temporales y creo que los mercados están diciendo 'sí, creemos que ese es el caso’”, concluyó.