Sara Carbonell, relationship manager de CMC Markets, analiza la situación de los mercados internacionales, que viven pendientes del Brexit, las decisiones de Trump y la temporada de resultados.

Donald Trump ha iniciado una guerra comercial con México, país al que podría imponer unos aranceles de hasta el 20% a las exportaciones. ¿Cómo podría afectar esto a las cotizadas españolas con intereses en México?
Sí que les afectaría, aunque habría que ver si impone estos aranceles, pues por medio está el acuerdo NAFTA que no es tan fácil de romper. Si empieza con una guerra comercial así, a lo que va a afectar es al crecimiento de México, por BBVA tendría un impacto directo porque los servicios financieros se verían aminorados. De hecho, hasta que ha ganado Donald Trump, México era el país que mejores perspectivas tenía de todo Latinoamérica según el FMI y ahora la situación ha cambiado radicalmente. En el medio y largo plazo se verá impactado, no sólo por el tema del crecimiento, también por el tema de la divisa.


Como contrapartida estarían las empresas españolas que pueden verse favorecidas por el plan de infraestructuras de Trump, como ACS o Ferrovial, que tienen exposición a EEUU. ¿Cómo pueden sacar ventaja de esta situación?, ¿serían valores a tener en cuenta?
De los dos, me quedo con ACS, ya que Ferrovial tiene mucha exposición a Gran Bretaña y hay que ver qué va a pasar con el Brexit y la libra. Sí que es verdad que ACS tiene un porcentaje muy alto de su cartera, entre un 30-40% en EEUU, con lo que, si Trump lleva a cabo su plan de infraestructuras, se verá muy beneficiada. Si, encima, se aprecia el dólar, también ganarán con la repatriación de beneficios, aunque esa apreciación estaría por ver.
 

Entre tanto, los índices de Wall Street siguen rompiendo máximos y aumentando niveles de sobrecompra. ¿Podrían venir correcciones a corto plazo?
Personalmente creo que esos niveles dan vértigo, aunque podría seguir el potencial porque desde hace años la bolsa sigue subiendo. La bolsa estadounidense está en una buena situación, los datos macro siguen siendo positivos, hay sectores que se van a tirar hacia arriba porque se beneficiarán de la subida de tipos de la Fed, como el bancario, por lo que, al final, en el corto y medio plazo puede seguir habiendo potencial, ¿cuánto? No sé porque está en subida libre.

Otra cosa es el largo plazo. Ahí habrá que ver qué hace Donald Trump y cómo afecta a las empresas pues, si hay un elevado proteccionismo, las empresas que dependen mucho del exterior, se verán perjudicadas y habrá un giro en los valores. Pero eso ya se emplazaría al segundo semestre del año, como mínimo.
 
¿La guerra comercial podría pasar factura al dólar y las subidas de tipos?
Sí, ya que la demanda de dólares puede descender y ver lo contrario de lo que descontábamos en un principio, que era la apreciación del dólar. Lo que pasa es que también la subida de tipos va a fomentar un movimiento de capitales de renta fija emergente hacia renta fija americana y ahí sí podemos ver esos incrementos. Todo es muy etéreo hasta que no veamos qué va a hacer Trump concretamente. Lo que sí podemos esperar es volatilidad por la guerra de divisas.

¿Qué lectura hace de las cuentas de resultados de bancos que hemos conocido?, ¿ve potencial en el sector bancario?
Sí le veo potencial y, de las cuentas que hemos conocido, me quedo con las de Bankinter. Desde un punto de vista de morosidad e incremento del margen de intereses, es mucho mejor Bankinter que Santander y Sabadell tiene muchos retos pendientes y ha registrado un beneficio inferior, pese a que las provisiones de este año eran menores que las del pasado.     
           
Será importante ver las cuentas de BBVA por su exposición a México y Turquía, reforma fiscal de diciembre y las cláusulas suelo.
Excluyendo los que tienen una situación más complicada, creo que este año puede tener potencial el sector, sobre todo de cara a final de año, pues tenemos datos macro muy buenos, como el de inflación, que se ha incrementado por tercer mes consecutivo. Por ello, no es descartable que se acaben los QE este año y empiece un entorno más friendly para los bancos.
Sí es cierto que Bankinter cotiza con un PER elevado, pero es un banco que lo hace muy bien y puede seguir sorprendiendo.


Seguimos a cuestas con el Brexit pero, ¿este año sí se puede apostar por empresas españolas con exposición a Reino Unido?
Yo sería más prudente porque me preocupa el Brexit. Esta tarde hay una reunión entre Theresa May y Trump y los tiros pueden ir por afianzar relaciones comerciales, incluso teniendo una previsión de que con Europa van a ser peor. Por ello, hay que ser prudentes y todas las empresas con exposición a Reino Unido tienen ese riesgo añadido.  Esto no quiere decir que no les vaya a hacer bien, pero hay que ser prudentes y vigilar las posiciones porque la libra se puede ver afectada.

El Brexit es el escollo del año y en Europa, los ingredientes pintan bien, excepto por el Brexit.