BNP Paribas ha lanzado sus perspectivas sobre los mercados con especial atención a la inflación, las medidas que se tomen para combatirla y una devaluación del yuan que afectará positivamente sobre la evolución de China. 
¿En qué sectores recomiendan invertir para aprovecharnos de la previsible subida de la inflación? ¿Qué activos financieros y reales nos ayudarían a protegernos de los riesgos reflacionistas?
 
Prevemos subidas de inflación para este año, a nivel global pero también en Europa. Es cierto que pensamos que vamos a tocar un pico en abril pero sí vemos una tendencia positiva y hay activos financieros que permiten aprovechar la subida de los precios. Podríamos hacerlo de  varias maneras: bonos ligados a inflación, activos que indirectamente se pueden ver beneficiados a través de gestión activa como los fondos global macro y por último, el oro que ya sabemos que en un escenario de crecimiento elevado de la inflación es un activo que te protege y en el cual estar invertido.
   
Apuestan por un aumento del ciclo económico pero, si no crecemos tanto como se espera, ¿qué sectores podrían hacer de colchón en las carteras?
 
El mercado se ha puesto muy optimista con estas medidas reflacionistas, el riesgo quizás es que todas estas medidas tarden algo más de tiempo. Llevamos tiempo en que los sectores más cíclicos, que más han sufrido en los últimos años, son aquellos que han tomado el liderazgo y si hay dudas, sectores como eléctricas, telecomunicaciones o sectores que han sufrido por la subida de tipos, como el inmobiliario, podrían ser activos refugios en un escenario de este tipo.

Apuestan por desarrollados, especialmente Europa y Japón, antes que emergentes, pero dentro de los emergentes se quedan con India y China. ¿Le queda recorrido a India?

India nos parece que es un país interesante para invertir. Es un buen punto de entrada en estos momentos y la bolsa no se ha comportado muy bien. Sin embargo, pensamos que tendremos buenos datos de crecimiento – por encima del 8%- y mantiene todas las dinámicas de crecimiento. Pero además con un modelo económico donde habrá soporte de política monetaria y en una economía que está muy enfocada a la rentabilidad, crecimiento y sector privado. Eso se puede ver en el ROE de las empresas que cotizan que son bastante superiores a las de las compañía de los mercados emergentes. Sabiendo que India es un país que no depende tanto del exterior en estos momentos donde hay una ola de proteccionismo es el país emergente donde vemos más oportunidad.

¿Dan por confirmado el cambio de paradigma económico en China y confían en que será positivo?

China vemos que los últimos datos son positivos, a nivel inversión…hay muchas variables en la economía, es verdad que esto necesita impulsos fiscales muy positivos que hemos puesto  encima de la mesa y eso hace que la economía esté creciendo. Tendremos tranquilidad hasta el mes de octubre y ahí a lo mejor se esperan algunas actuaciones pero seguiremos con política monetaria positiva. Lo que podemos ver es la depreciación del Yuan que contribuirá positivamente. Tranquilidad y con datos positivos que son optimistas.

Teniendo en cuenta la previsible subida de rentabilidad de los bonos, ¿qué consejo de inversión de darían a un inversor de renta fija?

No esperamos demasiadas subidas este año y mucho menos rápidas. El objetivo para el bono alemán es el 0,7% este año  y estamos cerca. Pensamos que iremos a una normalización y esta probablemente será más acelerada en 2018. Recomendamos tener duraciones bajas en sensibildades a gobierno de los denominados core. No importa tener liquidez en espera deesa  fase  de normalización. Fuera de tipos de interés, se pueden hacer inversiones en High Yield o Renta fija corporativa que ofrece un diferencial atractivo pero optaríamos por dotar de mayor prudencia la gestión de estos activos.