El coche sin conductor es ya una realidad. La tecnología lo ha hecho posible y ahora  es solo cuestión de tiempo. Para los expertos, el gran reto que tiene por delante el driverless es cómo hay que legislar esta nueva realidad y ahí podría estar el problema. Pero sin duda alguna se superará.
 
Hace solo unos días, el secretario de la asociación de transporte de Estados Unidos decía que “estamov viendo una revolución en la industria de la tecnología que tiene el potencial de salvar miles de vidas”. En la institución piden que se den los pasos necesarios como para poder permitir que estos coches puedan estar en carretera cuanto antes.

Si creemos que en los próximos esto será una realidad y viajaremos en automóviles que no llevarán un humano al volante y somos capaces de ver cuáles son sus ventajas, solo tenemos que saber cuáles van a ser las compañías que se van a beneficiar de sus fuertes inversiones en esta tecnología, sobre todo en Estados Unidos. Se trata, por tanto, de una apuesta a largo plazo.

Alphabet:
La compañía conocida anteriormente como Google, es una de las líderes en estas tecnologías. Según los datos oficiales, tiene el mayor de permisos para conducción de este tipo de coches en todo Califormía, 73. Tesla, solo tiene ocho y es la segunda empresa con más número de licencias.  Es más, estos datos muestran que la antigua Google también es la compañía con más humanos certificados para hacer estas pruebas, alrededor de 230. Los expertos consideran que Alphabet podría poner en marcha este tipo de coches en el mercado en unos cuatro años, en 2020.  

Si este proyecto fuera un éxito, la compañía podría ver conseguido uno de sus objetivos, el de diversificar la procedencia de sus ingresos, en un 99% dependientes de Google.

Distribución de proyectos de Google


En estos momentos, un 92% de las firmas que siguen la compañía aconseja comprar con un precio objetivo de 921 dólares, lo que le otorga un potencial de algo más de un 22% desde los niveles actuales de cotización.

Alphabet es una de las compañías que forman parte de la Cartera de Trading Premium de Estrategias de Inversión.

Ford Motor:  comunicó a principios de este año que en 2016 podría añadir unos 30 vehículos a su flota de coches sin conductor. Se convertiría así en la primera compañía del sector en este segmento aunque, claro, Alphabet no se considera una empresa automovilística, al menos por el momento.
 
A algunos expertos les gusta que muchos de los automóviles de la compañía americana ya han probado con éxito muchas de las tecnologías que exigen los coches sin conductor como son: asistencia para aparcar, detección de peatones, conexiones vehículo a vehículo. Es decir, que en este caso no parten de cero y son muy conscientes de qué es lo que necesita cualquier automóvil para pisar la carretera.

En la actualidad, los analistas están muy divididos con respecto al valor. Un 48% apuestan por comprar, el 43% opta por mantener y el 9% restante aconseja vender. El precio objetivo que le asigna el consenso es de 15,61 euros, lo que implica un potencial de subida de algo más de un 14%.
 
Nvidia Corporation: El fabricante de procesadores se ha convertido en un actor clave también en este tipo de tecnología. Quizá por ello es una de las empresas que ha permitido el desarrollo de los coches sin conductor gracias a algunos de sus procesadores, principalmente el conocido como Tegra, que usan en Google.

Recuerdan que la empresa ya ha presentado en sociedad otra tecnología conocida como Nvidia Drive PX 2, lo que la propia empresa describe como una herramienta poderosa de inteligencia artifial en los vehículos.  Es decir, ayuda al vehículo a tener en cuenta procesos y rutinas habituales en el día a día y puede procesar hasta 24 trillones de operaciones de conducción en un segundo.

Procesadores

 
En Nvidia explican que sus procesadores ya están dentro del día a día de 50 compañías fabricantes de automóviles hoy en día, entre ellos Ford.
 
En la actualidad, un 42% de los expertos que siguen el valor aconseja comprar, el 53% mantener y el 3% opta por las ventas. El precio objetivo del consenso es de 32,8 dólares, lo que no daría opción de subidas en los próximos doce meses.

mencionadasd

 
QUIZÁ LE INTERESE LEER
Ideas disruptivas para invertir en la próxima década
Pictet invierte así en robótica para conseguir rentabilidades de doble dígito
¿Invertirmos en litio? Será la gasolina del futuro