El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, admitió el pasado viernes en una de las reuniones de primavera que organizó la semana pasada el Fondo Monetario Internacional en Washington, que la fortaleza del euro está lastrando el avance del IPC en la eurozona.

 Draghi dijo que en estos momentos lo que más le preocupa es la subida del euro, y que ante este escenario, el Banco Central baraja tomar medidas adicionales de expansión monetaria para estabilizar los precios.

Ayer se publicaron los datos de IPC en Reino Unido y Estados Unidos. En Inglaterra, los precios se situaron en el 1.6%, desde el 1.7% anterior, tal y como esperaba el consenso de analistas. En Estados Unidos, los precios continúan con su escalada alcista, el índice de precios al consumo publicado ayer confirma esa tendencia, salió al 1.5% desde el 1.1% anterior, cerca de lo esperado por el consenso que estimaba una subida hasta 1.4%.

Mientras tanto, Draghi anda preocupado por las alarmas de deflación que se activaron tras la publicación de los últimos datos de IPC en la Zona Euro, donde los precios se situaron en el 0.5%, muy lejos del objetivo marcado por el Banco Central Europeo de en torno al 2%.

¿Dónde radica la diferencia?

Europa es una unión de estados independientes con intereses propios. Mientras Alemania se ha estado financiando con intereses negativos, países importantes de la eurozona como Italia y España, estaban pagando intereses de en torno al 7% para poder colocar su deuda. La diferencia es que Draghi no puede actuar como sus homólogos estadounidense y británico, con total independencia.

Estados Unidos y Reino Unido vienen manteniendo una política acomodaticia desde el inicio de la crisis, y aquí es donde se está marcando la diferencia. Mario Draghi, sólo ha tomado medidas excepcionales en determinados momentos y sigue limitándose al poder de la palabra para contentar a los mercados y los países miembros . Hasta ahora más o menos le ha funcionado, pero todos tenemos claro que está llegando la hora de actuar.

El Presidente del Bundesbank y miembro del consejo del BCE, Jens Weidmann, justificó en la reunión celebrada en Washington las subidas del euro, argumentando que se deben al retorno de capitales por la confianza que está generando de nuevo la Zona Euro al resto del mundo. Comentó, que estaban estudiando los efectos que pueden provocar esa fortaleza de la moneda única, aprovechando para dejar caer de paso, que la puesta en marcha de un plan de compra de activos en Europa ayudaría mucho a controlar la fortaleza de la moneda única.

En el gráfico diario del euro-dólar podemos observar cómo en la apertura semanal se produjo un gap bajista y las caídas continuaron hasta llegar a su primer soporte situado en los 1.38 dólares, el segundo soporte está situado 1.3680$ donde encontramos dos niveles técnicos de precios, un soporte semanal y su línea de directriz alcista vigente desde julio de 2012. El nivel de soporte más relevante para el cruce está situado en los 1.3480$, si el euro pierde este nivel su tendencia alcista de largo plazo habrá terminado.

En la jornada de hoy miércoles, el euro está rebotando justo desde su primer soporte, en estos momentos cotiza en 1.3825 manteniendo intacta su tendencia alcista hasta en el más corto plazo.

Gráfico EUR/USD



David Pina, Analista de ActivTrades

*Las ideas y opiniones expresadas aquí son únicamente las del escritor y no necesariamente reflejan el punto de vista de ActivTrades PLC. Este artículo tiene sólo fines informativos y no debe ser considerado como un consejo de inversión. La decisión de actuar sobre las ideas y sugerencias presentadas en este evento es a la sola discreción del usuario. Todos los productos financieros con margen conllevan un alto riesgo para su capital. ActivTrades PLC está autorizada y regulada por la FCA (Financial Conduct Authority) del Reino Unido. El número de registro de la FCA es 434413.