Sacyr perdió en 2013 495,9 millones de euros. Sus acciones caen un 3,26%, hasta los 4,4200 euros. Explica el grupo que hay varios factores que han influido de forma negativa en beneficio y EBITDA, entre ellos, los problemas en el Canal de Panamá y la nueva legislación sobre los activos de energías renovables. Así los detalla el grupo: 
MADRID, 28 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- Sacyr perdió en 2013 495,9 millones de euros. Sus acciones caen un 3,26%, hasta los 4,4200 euros. Explica el grupo que hay varios factores que han influido de forma negativa en beneficio y EBITDA, entre ellos, los problemas en el Canal de Panamá y la nueva legislación sobre los activos de energías renovables. Así los detalla el grupo:

- Canal de Panamá: “Conforme a las normas contables aplicables y siguiendo el criterio de los expertos internacionales y los auditores, se han registrado unas pérdidas contables de 127 millones de euros después de impuestos. No obstante, no se ha tenido en cuenta el retorno positivo que se obtendrá en las resoluciones de los arbitrajes futuros, ya que se ha sido muy cauteloso en la estimación del éxito que se obtendrá en dichos arbitrajes”.

- La reforma legislativa en el área de energías renovables afecta en 58 millones de euros negativos, con lo que se cubre el 100% del deterioro de los activos por dicha reforma.

- La clasificación de Vallehermoso como activo mantenido para la venta ha tenido el efecto positivo de la desconsolidación de la deuda asociada pero también la reducción contable del valor de los activos, ya que se ha ajustado al de la deuda, lo que supone una provisión de 168 millones de euros después de impuestos.

- También siguiendo una prudencia contable, se ha saneado parte del escudo fiscal por un importe de 246 millones de euros.

Asegura Sacyr que estas cantidades "no tienen efectos en el cash flow y que siguen la estrategia de máxima prudencia contable y transparencia”. Sin tener en cuenta estos impactos, el resultado neto del grupo en 2013 hubiera sido de 103 millones de euros positivos con un EBITDA de 585 millones de euros.

La deuda del grupo se ha reducido un 23% (2.000 millones de euros), desde los 8.643,5 millones de euros de diciembre de 2012 a los 6.642 millones de 2013, tras las últimas ventas de activos maduros patrimoniales, concesiones de infraestructuras e inmobiliarios, así como por la clasificación de los activos de Vallehermoso como dispuestos para la venta.

“Las desinversiones realizadas se han efectuado por encima de la valoración contable, lo que supone una muestra evidente de la calidad de los activos de Sacyr”, asegura el grupo.

M.G.