Casi un 180%, eso es lo que se ha revalorizado el S&P 500 desde que comenzó la actual fase alcista del selectivo, una de las más largas de la historia. 
Una vez que muchas de las incertidumbres sobre la marcha de las economías en el mundo ya se han despejado, la pregunta que se hacen los inversores –siempre hay una pregunta clave en las bolsas- es si ha llegado el momento de las caídas.

Los expertos definen un “bull market” como un periodo en el que un índice se revaloriza más de un 20% al que sigue otro periodo en el que las bolsas corrigen alrededor de otro 20%. Según los datos de Bespoke Investment Group, el actual mercado alcista es el sexto más largo desde 1928. En la actualidad, según estos datos, se encuentra justo después del que vivimos desde 1982 a 1987. Las mismas fuentes indican que si alcanzamos un máximo después del día 22 de marzo, se pasaría de forma inmediata al quinto puesto. (Acceder al informe)

Rallies más largos

Fuente: Bespoke Investment Group

El mercado alcista más largo de la historia comenzó a finales de 1987, justo después del Black Monday y finalizó con el estallido de la burbuja puntocom, en el año 2000. Este, a su vez fue el más rentable para los expertos, que si fueron capaces de mantener los impulsos vendedores obtuvieron rentabilidades superiores al 500%.

Rentabilidades de los rallies


Otra cifra importante, de los 11 rallies que se han producido desde la Segunda Guerra Mundial sólo tres han durado seis años. ¿Será este el siguiente?

Para Ishaq Siddiqi, estratega de mercados de ETX Capital en Londres, el S&P 500 ““puede moverse por encima de los 1.900 puntos, rompiendo todos los máximos históricos en este segundo trimestre, aunque podría encontrar alguna traba en marzo e, incluso, en abril cuando el mercado podría llegar a cuestionar las políticas de la FED”, explica Siddiqi.

El analista considera que si los datos económicos que se publiquen a partir de ahora siguen siendo débiles, podrían causar volatilidad en los mercados, ya que en su opinión muchos inversores están esperando que Janet Yellen paralice la retirada de estímulos monetarios hasta que la economía no muestre más fortaleza. Precisamente los días 18 y 19 de este mes se reunirá el Comité Federal del Mercado Abierto para decidir al respecto.

Todo el mundo cree que las bolsas pueden seguir subiendo. Sobre todo si atendemos al “elevado optimismo sigue imperando en Estados Unidos, con el sentimiento alcista imponiéndose a pesar del incremento de los bajistas. La encuesta realizada por la Asociación de Inversores Individuales Americanos (AAII) que señala que el 40,5% de los encuestados se muestra alcista, frente al 32,90% que es neutral y únicamente un 26,6% de bajistas”, según indican los expertos del equipo de análisis de Estrategias de Inversión. (Ver: Los alcistas controlan la situación en EEUU)

¿Cuánto subirá más? Esa es la cuestión, para Jaume Puig, director general de GVC Gaesco “el gran catalizador del S&P500 son los resultados empresariales. Si éstos suben un 6-7%, esto es lo que podría subir la bolsa norteamericana. Dicho esto, el S&P500 es la única bolsa que cotiza a su justo precio. Tiene potencial para subir ese porcentaje”, explica el analista.

Precisamente, para Siddiqi, la temporada de resultados en Estados Unidos del cuarto trimestre “ha sido respetable, lo que ha aliviado las preocupaciones de los inversores que pensaban que los beneficios empresariales no iban a justificar la expansión de múltiplos del índice”.

Los expertos de JP Morgan destacan que la bolsa ya no está barata, ya que cotiza a un PER 12 meses de 15.6 veces. Sin embargo, los estrategas de la firma siguen siendo positivos y mantienen un objetivo para el selectivo de 2.075 puntos para el S&P500 para final de año, que implicaría un PE de 15,7 veces sobre un BPA S&500 estimado 2015 de 132 dólares.

En la actualidad, el índice cotiza por encima de las 15 veces, algo más caro de su media histórica, que está ligeramente por debajo de las catorce veces.

Por cierto, tal y como podemos apreciar en el siguiente gráfico que mide el comportamiento del S&P 500 en los últimos 5 años, vemos que sólo una vez, en 2010, las líneas de precio y PER (a 12 meses) del selectivo se han cruzado. Justo en esa ocasión, el índice corrigió desde los 1.200 puntos hasta quedarse en unos 1.000 puntos. Ahora está muy, muy cerca.

S&P 500 y PER


El experto de ETX Capital afirma que “se siente positivo con respecto al índice” y considera que aún hay espacio para más subidas. Sin embargo parece que el reto de los 2.000 puntos va a estar difícil. En su opinión, su objetivo para mediados de año está en los 1.920 puntos y para finales del ejercicio se podrían alcanzar los 1.950 puntos. Ver: ¿Podemos esperar nuevos máximos para el S&P 500?)

Los Indicadores Premium del S&P 500 muestran un índice en fase alcista con 9 puntos. Veremos.