PARTICIPACIONES CRUZADAS DE COMPAÑÍAS DEL IBEX 35 EN EL MERCADO ESPAÑOL:

participaciones de companias del ibex 35 en bolsa espanola

participadas bolsa española

Datos: CNMV


CAIXABANK

La que más novios tiene, y con diferencia, es Caixabank, que mantiene presencia hasta en 11 empresas de nuestro mercado cotizado. Sin embargo, la participación más destacada y que más está dando qué hablar es la que posee en Gas Natural. La financiera está pensando en deshacerse de parte –a imitación de Repsol (del cual posee a su vez un 12,972%)-, y reducir su presencia del 35,27% actual, al 30%, para evitar oparla por obligación, pero sin renunciar a ser su accionista mayoritario. Con una desinversión parcial Caixabank podría hacer frente más holgadamente a las nuevas obligaciones normativas del Banco de España y de Basilea III. Sin embargo, según la agencia Kepler Chevreux, esta venta sería contraproducente Gas Natural.

En este punto también debemos destacar que, tras la reciente salida del Banco de España del accionariado de BME con la colocación de un paquete equivalente al 5,335% del capital social de la operadora, Caixabank se configura como el máximo accionista de la operadora. Ahora hierven los rumores sobre si BME será opada y, suceda o no -ellos siempre han estado abiertos a ello- de momento Caixabank puede dar gracias por la revalorización de 10 euros que acumula desde el verano.  (Ver: ¿OPA en BME?)


REPSOL
Desde hace meses Repsol busca ávidamente compradora para su participación íntegra en Gas Natural (30%) y pretendientes con intereses ya en la compañía no le han faltado: EDP, GDF, Sinopec, Sonatrach, Temasek. Actualmente la petrolera es el segundo accionista de Gas Natural, sólo por debajo de CaixaBank (con un 36%). Esta participación le reporta una rentabilidad del 6,5%, pero el gas licuado dejó de ser estratégico para Repsol después de que vendiera sus activos de GNL a Shell. Según los últimos resultados, la aportación de Gas Natural al beneficio neto recurrente de Repsol aumentó en el primer semestre frente al año anterior, del 45% al 47%, 492 millones. Además, anualmente le reporta cerca de 300 millones en concepto de dividendos. Sin embargo, si Repsol vendiera sus acciones a los actuales 18 euros a los que cotiza GNF, se podrían embolsar 6.000 millones, con unas plusvalías de 2.000 millones. (Ver: Lío de faldas en el sector energético europeo)


SACYR
Aunque ahora Sacyr es para muchos una inversión de convicción (sube un 136% en el año), durante mucho tiempo fue vista como un simple vehículo a través del que invertir barato en Repsol. La constructora posee un 9,529% de Repsol, participación que ha sido su cara y su cruz pues, junto con la división Vallehermoso, son las dos patas por las que acumula mayor deuda. Como explica Pablo Ortiz, analista del sector de la construcción e infraestructuras de Interdin, “esta inversión está valorada en 20,2 euros por acción y la deuda se eliminaría a un precio aproximado de 19,3 euros”. Repsol ya cotiza por encima de este nivel, lo que supone un beneficio para Sacyr. Además, “la deuda de Repsol vence en 2015 y los dividendos están cubriendo los gastos financieros de dicha deuda y, aún teniendo en cuenta el efecto fiscal, la inversión en la petrolera está aportando beneficio neto del orden de 40 millones al año”. Actualmente Repsol no supone un problema para Sacyr pero, el ambicioso programa de desapalancamiento de la constructora hace que no podamos descartar su salida por la puerta de atrás de Repsol.


ACS
Qué lejos quedan aquellos días en que Florentino Pérez pretendía hacerse con Iberdrola a toda costa… hasta 8.000 millones invirtió en el 20% de la energética pero, actualmente ACS sólo posee un 5,645% de Iberdrola. Recordemos que, allá por mediados del año pasado a Florentino Pérez no le quedó más remedio que vender parte de la deficitaria participación en Iberdrola -por la caída del precio de las acciones- ante la presión de sus acreedores. Así pues, en julio de 2012 ACS llegó a un acuerdo por el que Société Générale aceptó un préstamo de 1.600 millones de euros vinculado al 8,25% de Iberdrola. Paralelamente, SG vendió un 5% de Iberdrola a fondos institucionales por unos 900 millones de euros, reduciendo su posición al 3,14%. Poco después de este lío de faldas, las acciones de Iberdrola hicieron suelo en el entorno de los 2,5 euros y, desde julio del año pasado se han revalorizado un 88%. Sin embargo, parece que el presidente del Real Madrid esperará a que Iberdrola suba hasta los 5,6 euros para vender y, para eso, aún tendríamos que ver a la energética dispararse cerca de un 20%. De momento, en este ejercicio dicha participación le ha reportado beneficios. Según figura en las cuentas del primer semestre de ACS, la contribución al resultado neto de la participación en Iberdrola fue de 20 millones positivos (58 millones en dividendos – 38 millones de gastos financieros).

Además, recordemos que el año pasado ACS también vendió un 10% de Abertis. Un 5,3% de este trozo de tarta fue adquirido por la propia Abertis por 464 millones; y el 4,7% restante fue captado por OHL por 411 millones.
Todas estas desinversiones suponen un esfuerzo para cumplir con su objetivo de cerrar este ejercicio con 3.000 millones de deuda. Actualmente la deuda neta asciende a 4.450 millones, lo que supone un ratio de apalancamiento de 1,5x sobre Ebitda.


BANCO POPULAR
Banco Popular posee un 4,669% de Colonial
. Se convirtió en accionista debido a las deudas que la inmobiliaria tenía con la financiera. De hecho, todo fue fruto de un cónclave para evitar que un grupo de bancos extranjeros se hicieran con Colonial. Así pues, un conjunto de bancos y cajas españoles formado por Banco Popular (9,15%), La Caixa (5,40%), Caixa Galicia (3,35%), Bancaja (2,77%), Caixanova (1,81%), Banco Sabadell (0,73%), Banco Pastor (0,92%) y Bankinter (0,46%) restableció la dirección de la compañía cuando era propiedad de La Caixa. Ahora, dichas entidades acreedoras parece que compartirán dirección en Colonial con OHL, pues Juan Miguel Villar-Mir, aseguró recientemente en una entrevista a Expansión que dispone de 300 millones para entrar en el capital de Colonial mediante una ampliación de capital.


OHL

Además del citado interés en Abertis, OHL ha mostrado su fuerte apuesta por Abertis en los últimos años, con el incremento de su inversión desde el 15% con que cerró 2012 hasta el 18,92% actual. Esta participación se ha revalorizado un 30% desde el verano, aunque también ha supuesto uno de los factores del aumento del endeudamiento de OHL. En concreto, la compra de un 3% adicional de Abertis a La Caixa se llevó a cabo mediante un crédito a tres años sin recurso (con la única garantía de las acciones de Abertis) por un importe de 971 millones de euros. Eso sí, con vocación de permanencia, para amortizarlo y sacarle más valor.


BBVA
La participada destacada de BBVA es Telefónica. Estos blue chips están un 6,961% entrelazados y, según rumores del mercado, Francisco González podría comenzar a desinvertir en la operadora cuando alcance los 13 euros. Actualmente Telefónica sólo cotiza un 3% por debajo de este nivel y sobre estos títulos ya cuelga el cartel de “venta”. De momento, y tras el regreso del dividendo de Telefónica, BBVA se embolsará unos 100 millones en concepto de retribución accionarial.


FCC
FCC posee, con fecha de caducidad cercana, un 30% de Realia. La compañía presidida por Esther Alcocer Koplowitz se ha unido a Bankia para vender conjuntamente más de la mitad de Realia (57%) antes de final de año. Esta desinversión le vendrá de maravilla a FCC ahora que pretende recortar su deuda un 34% este año y que Realia sólo le aporta números rojos. De hecho, como figura en sus cuentas del primer semestre, las sociedades participadas por FCC le aportaron un resultado negativo de 2 millones de euros hasta junio, frente a los 13,3 millones, también negativos, del mismo periodo de 2012. Además, esta mejoría se debió al resultado de sociedades concesionarias, que permitieron compensar las mayores pérdidas atribuibles a Realia. (Ver: Bankia; pocas desinversiones por hacer)


IBERDROLA
Iberdrola tiene motivos de sobra para celebrar su participación del 19,617% en Gamesa. La compañía vasca ha visto cómo su apuesta bursátil por Gamesa se ha revalorizado un 309% en el año. Además, sus lazos traspasan la bolsa y ambas han colaborado en la construcción del mayor parque eólico de EEUU en un contrato de 400 millones de euros.