Víctor Peiro, director de análisis de Beka Finance, analiza la actualidad empresarial de las cotizadas españolas que son noticia estos días. 
 
¿Cómo afecta a las empresas españolas con presencia en EEUU la actual política monetaria de la Fed?
Las empresas que más exposición tienen a EEUU son, de forma indirecta BBVA, Mapfre e Iberdrola y les afecta de forma diferente. Para Mapfre y BBVA es positivo que se normalicen los tipos porque apoyan la actividad normal de las financieras. En el caso de Iberdrola, que es una empresa muy regulada en EEUU sobre su equity y ligado a su apalancamiento, sería neutral tirano a positivo. Al final, creo que la normalización de la política monetaria tiene un recorrido muy limitado en tipos, por lo que los impactos son positivos, pero no dramáticos. Importa más las previsiones de subida de PIB que se vayan a dar en esta reunión.
 
¿Recomendaría acudir a la ampliación de capital de ArcelorMittal?
Después de mucho sufrimiento, creo que podríamos estar en un momento de giro en la compañía por varios motivos:
  • Porque los 3.000 millones de euros que va a meter en la compañía los va a apoyar con otros 1.000 procedentes de la venta de activos, por lo que la situación de deuda va a mejorar
  • También lo ha apoyado con el Plan Action, que es un plan de recorte de  gastos para que en 2020 el ebitda tenga un impacto adicional de 3.000 millones sobre lo que gana ahora que son aproximadamente 5.000 millones ebitda.
  • También se está viendo una mejora en el mercado del acero y del mineral de hierro. En el caso del mineral de hierro la subida desde finales del año pasado ha sido como del 27% y Arcelor había invertido mucho en este mineral antes de la crisis, por lo que le beneficia que se revalorice
  • También se está hablando de medida anti-dumping en el acero después de que se hayan puesto en marcha para el acero inoxidable.
 
Todo junto en una coctelera nos haría pensar que puede ser un buen momento y entrar para los accionistas actuales a 2,20 euros puede ser un nivel bastante atractivo.
 
Técnicas Reunidas nada contracorriente después de caer fuertemente tras presentar su previsión de cuentas y recortar las expectativas para este ejercicio. ¿Qué previsiones manejan para la compañía?
La compañía está en unos trimestres de transición. Anunció en los resultados de 2015 que esperaba un margen ebit del 4% cuando tradicionalmente había sido del 5%, por lo que hay que esperar a los resultados del primer trimestre para ver dónde se estabiliza este margen. El año 2015 estuvo muy distorsionado por el sobrecoste de una serie de proyectos y hay que ver dónde quedan los márgenes una vez desaparezca este impacto. A nosotros nos parece que con las nuevas expectativas de la empresa la valoración podría estar un 20-25% por encima del nivel actual. Una vez el mercado vaya digiriendo ese ebit, veremos a Técnicas Reunidas repuntar, lo que pasa ahora es que sigue acompañando el precio del petróleo que, aunque no tiene mucho impacto en la empresa, su cotización sigue correlacionada. Por ejemplo, la cartera de pedidos está en máximos y corrió muchísimo, lo que es un soporte para la empresa.
 
¿Dónde va a quedar BME ahora que se confirma la fusión entre Deutsche Boerse y la London Stock Exchange?
Estamos viendo un repunte importante de BME hoy porque ha habido unas declaraciones de Euronext diciendo que tienen que ver cómo queda el mercado con la fusión entre Alemania y Reino unido. Euronext ahora mismo concentra Portugal, Bélgica, Holanda y Francia y sería lógico y raro que algún país periférico se quedara suelto. Al final, la integración es algo que la directiva de BME ha dicho que lo estudiará siempre con cariño, pero para aportar valor al inversor. Vamos a ver las propuestas que surgen y en las que se tenga en consideración la calidad de BME, pues no se puede considerar una fusión por igual El ROE de BME supera el 30% y el de estas compañías está en el 20%. Por tanto, esto se tiene que reflejar en una ecuación de canje favorable para la compañía española.
 
Caixabank emitió hoy un comunicado a la CNMV desmintiendo que hubiera llegado a un acuerdo con Isabel Dos Santos para adquirir BPI. ¿Qué le aportaría BPI a Caixabank?
A niveles cuantitativos estaríamos hablando de una subida de tamaño del 20%, pero más que cuantitativamente, la operación es muy complicada. En Portugal se habla de que se tiene que solucionar el tema de los accionistas angoleños y el negocio en Angola de BPI. BPI ha sido uno de los bancos que mejor ha resultado parado de la crisis, pero tiene una serie de negocios que no son de interés para Caixabank o incluso para algunos accionistas no tiene lógica que sigan ahí. Por ello, tiene que haber primero una serie de acuerdos entre accionistas, reestructuración de los negocios y, posteriormente, tendría sentido que Caixabank tomara el control de BPI.
 
¿Los banco españoles han hecho suelo y las caídas de ayer han sido para consolidar las fuertes subidas de los días anteriores favorecidas por el BCE?
Creo que es fácil que los bancos hayan hecho suelo, pues están cotizando a 0,4x recursos propios y las medidas que ha puesto en marcha el BCE suponen un impacto positivo de un 3-4% para los resultados. Pero hay que tener en cuenta que esto no cambia la foto principal, pues el negocio bancario europeo está tocado y el crecimiento es bastante bajo. La digitalización del negocio bancario les está quitando cuota de mercado, pese a que hagan movimientos defensivos, como la creación de sus propios bancos digitales, pero no se puede descartar que tenga que haber una segunda ronda de reestructuración y fusiones. Esto nos haría apostar, de momento, por bancos muy selectivamente. En España apostaríamos por Bankia y Caixabank y estaríamos positivos con Santander porque creemos que el tema de los emergentes ya está descontado y estamos en un punto de inflexión en Brasil que se puede reflejar en su cotización.
 
Telefónica sacará su filial Telxius a bolsa. ¿Cree que este paso es para acabar vendiéndosela a otra compañía y/o para cubrirse por si la venta de O2 no sale adelante en Reino Unido?
Ambas cosas. La salida a bolsa de Telxius no es condicionante de si sale adelante la venta de O2.

Además, hoy hemos visto que Deutsche Telecom está pensando en hacer exactamente lo mismo. Telefónica ha sido pionera en sacar a bolsa otros negocios y tiene lógica, pues es un sector en el que se necesita mucha caja para invertir en dar contenidos a los clientes y mejorar las redes y, por tanto, separa la financiación de lo que es el negocio tradicional y principal, de lo que es el negocio de redes, puede ser buena idea. Lo sabemos porque otras empresas, como Cellnex o American Towers cotizan a 20x ebitda frente a 7x que está cotizando Telefónica. Por tanto, está sacando mucho valor, 500-600 millones de euros que ahora se están valorando en el mercado a 7x y pasarán a valorarse a 20x. La operación es de cajón.
 
Además, estas empresas se pueden endeudar hasta 5-6 veces, cuando Telefónica está teniendo restricciones para endeudarse más de 2,5 veces. Toda esa parte de financiación que se sacaría de Telefónica hacia la filial le dejaría más aire a Telefónica para crecer.

No obstante, creo que es un tema de más medio plazo, que ahora Telefónica sacará una parte minoritaria y seguirá consolidándolo de momento.