Las divisas han vuelto a pisar la alfombra roja después de tiempo escondidas en el cajón de la lateralidad. El par euro/dólar se ha colocado ya cerca de los máximos anuales que pasan por el 1,34y la pregunta ahora es averiguar si es cierto que las cosas están cambiando. Para ello, la Reserva Federal ha contribuido sobre manera a que algo más allá suceda sobre suelo estadounidense con la inyección de una ingesta de papel en el mercado y el Gobierno de Obama se empeña en aderezar un plato ya demasiado cocido de tanto dar vueltas. ¿Cuál es el futuro a corto: bolsas, al alza, y el dólar, en mínimos? Atención que los insiders ya han entrado en escena. 

Tenemos sobre la mesa una amalgama de temas que afectan directamente a Wall Street y, por extensión, a Europa. La última hora pasa por el ‘veto’ literal de la Administración de Barack Obama al denominado ‘Plan B’ de Boehner por el que proponía proteger a las rentas de hasta 1 millón de dólares anuales de la futura subida de impuestos. Esto es, más del doble de la propuesta del Gobierno estadounidense que contraofertó con 400.000 dólares/año para fijar este límite. Y, mientras, los relojes colocados en algunos medios salmón en los que se refleja la cuenta atrás para el acuerdo sobre el ‘fiscal cliff’ siguen funcionando…

“A la FED ya no le quedan herramientas para enfrentarse a estos problemas”, asegura Eduardo Bolinches, director de Bolsacash, después de un QE3 puesto en marcha y la compra de bonos ilimitada. La pregunta entonces es: ¿qué sucederá si el periodo para llegar a un acuerdo expira? “En el momento de vencimiento, la tasa sobre los impuestos al trabajo pasará del 4,2% al 6,2% sobre los primeros 113.700 dólares. Algo que sería tirar el dinero de la gente, y para otros muchos, realmente es una cuestión importante”, asegura Roberto Williams, investigador del Centro de Política Tributaria estadounidense.

Con todo y con eso, los índices americanos estaban viviendo –hasta conocerse el veto de la Casa Blanca- su particular rally navideño y, junto a ellos, las plazas europeas. No obstante, el consenso de analistas nunca se ha mostrado excesivamente confiado sobre la fortaleza de la subida. “No espero ver un máximo creciente con respecto a los 13.570 puntos debido a las continuas divergencias del Dow Jones Transports”, afirma Bolinches. ¿Y por qué? Por el motivo que aducen siempre: la divergencia “entre un Dow Jones de industriales alcista y otro de Transportes, a la baja”.

Respecto al selectivo de transportes, Renta 4 ha identificado oportunidades de hacer negocioaprovechando la importante ruptura alcista” tras superar los 5.200 puntos. Y recomienda comprar “el ETF IYT, que replica a la perfección al Dow Jones de transportes”.

GRÁFICO DJ TRANSPORTS & ETF IYT (FUENTE: RENTA 4)


Las expectativas para el S&P 500 no van mucho más allá del nivel al que se sitúa en estos días. “Creo que veremos acabar el año al S&P 500 en los 1.460/1.470 puntos”, apunta José María Manzanares, director de Skipper Capital EAFI. “En cambio, veo un comienzo de año complejo si se llega a un acuerdo de mínimos que puede que no convenza al mercado”. Eso sí, avanzado el 2013, el S&P podría apuntar, según este experto, a los 1.550/1.560 puntos.

¿Alguien más refuerza la teoría de caídas postrally navideño? Los insiders, como no. Citando a los expertos de Capital Bolsa, la lectura del ratio venta/compra de los directivos de las compañías que operan sus propias acciones “es extremo”. Actualmente, este dato se ha situado “en 6,67 a 1”, esto es, “venden 6,67 acciones por cada 1 que compran. Hace un mes el mismo ratio era de 1,54 a 1”. Y una clave determinante que suele preceder a caídas en los mercados.

GRÁFICO RATIO VENTA/COMPRA INSIDERS (FUENTE: CAPITAL BOLSA)


Con independencia de la renta variable, Manzanares asegura que “la FED seguirá favoreciendo con su política a las commodities y depreciando al dólar”. Y es la misma línea a la que apuntan la mayor parte de los analistas. Manuel Domínguez Blanco, especialista en divisas de Interdin, asegura que “las medidas” adoptadas por Ben Bernanke “están poniendo los cimientos para los 1,35 dólares” del par más cotizado. Según el experto, la combinación de “un canal bajista quebrado con pullback, más fuerte doji mensual de noviembre y cierre de mes por encima del 1,29 deben impulsar el precio, por lo menos, hasta el 50% del retroceso del rally bajista”.

Renta 4, de hecho, ve el par euro/dólar de cara a 2013 en “los 1,4/ 1,44 dólares” después de “romper los máximos del mes de septiembre en 1,313, convirtiendo a corto plazo este nivel como soporte”. Y es que la apreciación de la moneda única no es algo nuevo. “El dólar ha perdido el 40% de su valor en los últimos 10 años”, apunta Bolinches que, de hecho, pronostica una huída masiva de la moneda americana dada la formación de “un gran H-C-H que puede activarse en cualquier momento y desencadenará pánico por salirse del dólar”.

GRÁFICO EURO/DÓLAR (FUENTE: RENTA 4)