A pesar de la caída de más del 45% que acumula desde los máximos de 2010, todavía hay muchos inversores que ven en el oro un “activo seguro” ante las turbulencias que se avecinan en los mercados.   También los billonarios.  Aquí les dejamos los tres billonarios que están apostando fuerte por el oro.
Seguramente el nombre de Stanley Druckenmiller les diga poco.  Él permaneció fuera de los mercados desde 2010 y ahora está gestionando su propia cartera. Tiene tanto dinero que incluso tiene que reportar sus participaciones al organismo regulador estadounidense, SEC.  Fue en el tercer trimestre cuando este inversor se convirtió en uno de los mayores accionistas del SPDR Gold Trust.

Evolución SPDR Gold Trust. Fuente: Nasdaq


Pero hay un dato más. Si no confía en un inversor que se gestiona su propia cartera,  ¿lo haría si este hubiera sido el director de Estrategia de George Soros? El que se hiciera cargo de hundir la libra confiaba en Drukenmiller sus millones, con lo que seguramente sea alguien al que merece a pena escuchar.  Pues bien, Druckenmiller gestiona su propio hedge fund, Duquesne  Capital Management, con diez años de historia. Actualmente tiene invertida una cantidad de sus 4.000 millones de dólares en el oro a través de su vehículo de inversión, Duquesne Family Office. Una participación con la que controla 2,9 millones de acciones del SPDR Gold Trust con un valor de mercado de 300 millones de dólares, según informa Motley Fool. 

Pero no es el único. ¿Recuerdan a John Paulson? Fue el inversor que jugó todo su dinero a que el mercado inmobiliario colapsaría, teoría con la que ganó en torno a 4.000 millones de dólares en 2007.  Ahora, a través de su Hedge Fund –Paulson & Co- controlaría algo más de 9 millones de acciones del SPDR Gold Trust con un valor de mercado de 500 millones de dólares. Mucho dinero. Pero no es el primer tonteo del millonario con el metal precioso. 

Ya por 2009 este multimillonario apostó por una revalorización del oro al calor de las políticas monetarias de los principales bancos centrales. De 2008 a 2011, el precio del oro aumentó en un 70%, pero desde entonces comenzó a caer al no poder materializarse la inflación macro que muchos analistas habían previsto.  En numerosas ocasiones, Paulson ha sido visto como un argumento en pro de la revalorización de esta materia prima. Claro que, no es la única posición de su cartera. (Ver: La cartera de John Paulson)

Evolución del oro. Fuente: Bullion  Vault


Aunque ahora no tiene tanta exposición en el mercado como tuvo en 2010, una participación en torno a los 1.000 millones de dólares, no es una nimiedad.

El tercer inversor que tiene este sentimiento sobre el metal precioso es Ray Dalio, fundador de Bridgewater Associates.  De Dalio es famosa la cita: “si no tienes oro, no sabes ni de historia ni de economía”. ¿Por qué? Porque el oro per se da seguridad. Dalio parece preocupado por lo que está sucediendo a nivel mundial en los mercado, tal y como exponía recientemente en Bloomberg, y considera que actualmente está en una situación de fragilidad.

A diferencia de los dos primeros, Dalio no está expuesto al ETF del oro sino que invierte directamente en el metal a través de tres mineras: Newmont Mining, Barrick Gold y Goldcorp.  Ninguna de las posiciones es excesiamente grande pero es una opción a mantener al menos hasta que se incrementen los volúmenes. Y muchos pocos, ya comienzan a sumar. 

Evolución de Newmont Mining(naranja), Barrick Gold (azul) y GoldCorp (rosa). Fuente: Bloomberg