La evolución en la marcha de los flujos de fondos estuvo dominada la semana pasada por todo lo que tenía que ver con la última reunión de la FED.
El anuncio de que la economía estadounidense no crecerá tanto como se esperaba en 2014 debido, entre otras cosas, por los efectos de un durísimo invierno ha tenido dos consecuencias en la elección de los inversores.

Por un lado, las entradas de dinero en fondos de renta variable estadounidenses alcanzaron máximos de tres meses en la semana que acabó el pasado miércoles. Que la Autoridad Monetaria vaya a mantener durante más tiempo del esperado los tipos de interés cercanos a cero anima a los inversores. Además, la mayor parte de ese dinero fue a acciones de sectores defensivos. (Ver noticia comunicado de la FED)

flujos de fondos EPFR



También ha tenido impacto en el destino del dinero el recrudecimiento de los conflictos en Iraq. En concreto, según los datos de EPFR los inversores han retirado una quinta parte del dinero que estaba en fondos de renta variable regional de Oriente Medio y África. Por el contrario, los fondos de inversión que invierten en productores de petróleo que no son de esa región se han comportado muy bien.  (Ver: Los flujos a fondos respaldan las alzas en el mercado)

oriente medio high yield


En concreto, durante la semana pasada, los fondos globales de renta variable recibieron 12.620 millones de dólares, el máximo de 17 semanas gracias, sobre todo, a que entró dinero en los vehículos especialistas en dividendo por duodécima semana consecutiva.

Por el contrario, los fondos de bonos sufrieron su primera salida neta de dinero desde marzo, al perder 2.300 millones de dinero. Los inversores, apuntan en EPFR, sacaron 23.300 millones de dólares de fondos monetarios.

Mercados emergentes

Los emergentes han recibido dinero por décima vez en las últimas doce semanas gracias a la mejora del sentimiento entorno a China y a la FED. Sin embargo se trata de un movimiento protagonizado por los institucionales, ya que los minoristas han retirado dinero.

El dinero ha llegado a la renta variable China después de que las autoridades del país hayan asegurado que apoyarán el crecimiento del PIB. El dinero en estos fondos ha alcanzado máximos de 22 semanas.

La subida en los precios del petróleo por los conflictos en Irak ha favorecido básicamente a los fondos de renta variable rusa, que ha puesto fin a dos semanas de salidas.

Mercados desarrollados

La fuerte demanda de fondos de renta variable estadounidense ha llevado a los fondos globales de renta variable a experimentar la mayor entrada de dinero desde mediados de marzo.

Los fondos de renta variable europea han recibido dinero por décimo novena vez en 24 semanas desde principios de año. En concreto, la semana pasada recibieron 1.000 millones de dólares. En EPFR aseguran que la decisión del BCE de la semana pasada de mejorar las condiciones de liquidez para la eurozona ha sido positiva, aunque los inversores siguen dudando aún en qué país invertir.

Sectores

La pasada semana, los inversores buscaron fondos de renta variable que invierten en sectores defensivos tras la subida del precio del petróleo y la peor perspectiva económica en Estados Unidos. Así, destacaron las utilities, los bienes de consumo, las infraestructuras.

Por el contrario, las salidas de fondos de renta variable que invierte en salud y biotecnología tocaron máximos de ocho semanas, a pesar de las entradas de dinero en biotecnológicas puras.

Bonos

Las salidas de dinero de fondos de bonos estadounidenses fueron las más altas en las últimas quince semanas y la llegada de dinero a bonos emergentes cayeron a mínimos de cuatro semanas. En Europa, los inversores sacaron dinero de fondos de bonos por tercera vez en cinco semanas. Por último, el high yield vio cómo acababa una racha de entradas netas de dinero de 18 semanas.

high yield