Nicolas Delrue, experto de UBP, habla sobre la posibilidad de inversión en bonos convertibles.
Hola Nicolas, sabemos que está aquí explicando a los inversores las oportunidades en este tipo de activo, principalmente en Europa. ¿Por qué piensa de los inversores le tiene respeto a este tipo de activo?

La mayor parte de inversores piensan que los productos que invierten en bonos convertibles son complicados antes de entenderlos. Hasta cierto punto no lo son en absoluto. Lo que en realidad son es un bono corriente con una opción para convertirlo en acciones. De esta manera tenemos un bono tradicional con las mismas características que cualquier otro bono con una característica adicional, que es que tiene una opción que a lo largo de la vida del bono nos permite cambiar el mismo por acciones. Así que naturalmente hay dos tipos de perfiles de retorno. En primer lugar está el perfil semejable al del bono y en segundo lugar está el hecho de que el bono convertible (BC) verá incrementado su valor con un incremento de valor de las acciones a las que da derecho de conversión. Es un tipo de estrategia vía opciones. Es por tanto una estructura bastante sencilla.

¿Por qué recomendaría este tipo de producto en estos momentos?

Hay varias razones por las que consideramos que, no únicamente ahora, sino en el largo plazo, los BC son muy beneficiosos para prácticamente cualquier cartera porque actúan sobre el binomio rentabilidad/riesgo de la misma. Lo que los BC hacen en el largo plazo es lo siguiente: tienden a capturar una parte importante de las subidas de la renta variable mientras sufren menos en las bajadas. Deje que le de un ejemplo. Nuestra estrategia defensiva (véase el fondo UBAM –Convertibles Euro 10-40) ha capturado desde su lanzamiento (2008) un 47% de las subidas de la bolsa (representada por el índice Euro STOXX 50) y únicamente ha sufrido un 12% e sus caídas. Esto genera lo que llamamos convexidad. Es un poco técnico pero solo se refiere a que se captura más al alza que a la baja. En una cartera nos permite obtener una mejor relación rentabilidad/riesgo.

Sin embargo suponemos que no todos los BC son iguales.

Correcto. Hay un tipo principal de BC y pequeños otros tipos. En UBP cuando invertimos, lo hacemos en BC puros en el 95% de los casos. Estos son los que cumplen las características de su primera pregunta. Cualquier otro tipo de BC demasiado “moderno”, complicado o estructurado no es una cosa que necesariamente miremos porque no es donde vemos valor. Intentamos invertir de manera simple en nuestro acercamiento a los BC.

¿Dónde encuentran ustedes valor en los BC en la actualidad?

En Europa hay un tremendo valor. Esta es la primera cosa a considerar. Y hay tremendo valor porque a finales de 2011 hubo un proceso de convulsión que causó que la TIR de los BC subirán de forma considerable hasta situarse en línea e incluso por encima de los bonos corrientes. Esto en sí es irracional y se ha mantenido durante un tiempo. Hoy las TIR se van recuperado progresivamente. Hay valor todavía en el sector más defensivo, aquellos BC con deltas o sensibilidades a las acciones más bajas. Todavía se pueden encontrar aquí TIR 0,5%-1% más bajas que sus bonos corrientes equivalentes. Adicionalmente a esto tenemos la opción, lo que representa una muy buena alternativa ya que estas opciones se adquieren a un precio muy bajo. Así que consideramos Europa defensiva y al mismo tiempo, si vamos a estrategias más agresivas, como alternativa a las acciones, se pueden obtener mejores rentabilidades ajustas por el riesgo en el largo plazo que invirtiendo puramente en estas últimas. Para darle una respuesta corta, en realidad depende de lo que pretenda el inversor con su inversión en BC, si busca una alternativa a bonos debería situarse en los BC de baja delta e ir incrementando la misma si lo que busca es una alternativa a la renta variable.

¿Cuando hablamos de emisores, que sectores están recomendando a sus clientes?

Sinceramente, no tenemos una visión sectorial en el sentido estricto. No recomendaríamos un sector concreto. Naturalmente tenemos una visión sectorial a la hora de gestionar pero lo que realmente recomendamos a nuestros clientes es que compren opciones baratas de las que puedan beneficiarse en el largo plazo. Ello les permite mantener el BC durante más tiempo. También recomendadnos comprar BC de grado de inversión (véase BBB o superior). Esto hace que el BC sea más sólido. Si hay una corrección en los mercados de crédito, estos BC no se desploman, manteniendo por tanto el perfil defensivo. Por tanto, grado de inversión y opciones baratas son en realidad nuestros focos de atención.

¿Y en cuanto a países?

En Europa hay mucha diversificación. En números redondos los emisores son Francia 25%, 20-25% Reino Unido, otro 20% Alemania, 10% España e Italia, etc. Recomendamos compañías y países con fundamentales sólidos. Hemos visto una buena recuperación, típicamente en España, con este tipo de valores rebotando de forma apreciable. No tenemos un enfoque por país, una vez más volvemos a la idea de alta calidad crediticia y opciones baratas, que es lo que nos va a dar ese perfil convexo en el largo plazo.

¿Algún rating en particular?

Sí, volviendo a esto, el rating es importante. Entrando en especificidades a esa pregunta, una pate del universo de BC no tiene rating y eso a veces crea reticencias en algunos inversores. Deben saber que cuando invertimos en compañías sin rating le otorgamos un rating interno porque es muy importante saber en qué estamos invirtiendo.

¿Cuál es la TIR media aproximada que pueden obtener los inversores?

R. Varía en función de la región. Es muy diferente en EEUU y Europa. Me voy a referir a los índices porque son más representativos. No tendría que darnos miedo el hecho de que algunas TIR son negativas. Considerando que la opción va afectando al precio progresivamente y que el BC cotiza parcialmente correlacionado con la acción subyacente a la que da derecho de conversión, no es raro ver TIR negativas. Eso simplemente quiere decir que la opción tiene valor y que esta forma parte del valor (precio) del BC. En Europa todavía es posible estructurar carteras con TIR positiva, cosa más complicada en los EEUU. En general, TIR entre 1% hasta -2% o -3% son una media en Europa.

¿Puede darnos nombres de algunas compañías que recomiendan?

Sí, pudo darle nombres de algunas compañías en las que invertimos en nuestras estrategias de BC europeas, sean más defensivas o agresivas. Deutsche Post es un nombre que nos gusta, con una delta elevada de un 75% encaja perfectamente en nuestras carteras más agresivas. Estrategias menos agresivas tienen TIR interesantes con nombres como Axa o Fdr en sector inmobiliario. También nos gusta Siemens, en la que llevamos algún tiempo invertidos.

Mi última pregunta sería ¿qué estrategia recomendarían ahora?

De hecho recomendaríamos un conjunto de estrategias. Las estrategias defensivas en nuestra opinión deberían tener un sesgo a grado de inversión y deberían enfocarse desde el largo plazo y con una rotación muy baja. Lo que intentamos proporcionarle al cliente es una buena alternativa a la renta fija. Esto es una cosa que hacemos bien, tenemos el fondo de BC europeo más grande del mundo, UBAM – Convertibles Euro 10-40. Las estrategias más agresivas son una buena alternativa a la renta variable. Simplificando, en el largo plazo han proporcionado una muy superior rentabilidad con algo menos de la mitad de su volatilidad. Estas encajarían mejor para aquellos inversores que quieren reducir algo la volatilidad de su cartera sin que ello afecte necesariamente a la rentabilidad e las mismas e el largo plazo. Esto es así tanto en Europa como en el resto del mundo.

Muchas gracias Nicolas, ha sido un placer tenerle en este plató.

El placer ha sido mío también, muchas gracias.