Tanto la compra de TLTRO como otras medidas adoptadas por el BCE van encaminadas al buen funcionamiento de los mecanismos de transmisión de la política monetaria a la economía real que debería favorecer una mejora en la concesión del crédito, lo que debería favorecer al sector bancario. Por otro lado, el sector sufre cierta volatilidad hasta que no sean publicados los AQR y test de estrés, en un estudio caso por caso sí que vemos oportunidades de inversión.

Buscamos entidades con balances muy saneados, niveles de capital muy buenos y un foco muy bueno en sus cuentas de resultados. Liberbank tiene balance muy saneado, posibilidad de crecimiento clara y una valoración muy atractiva claramente por debajo de la media del sector.

Las medidas del BCE han ayudado a relajar los niveles de las curvas del gobierno. Primero por valoración. En segundo lugar, ha reducido la prima de riesgo y ha provocado un aumento de la confianza del consumidor, lo que ha traído un impacto directo sobre el crecimiento económico que hemos visto este año en el país. Para ver nuevas subidas, sin embargo, sería necesario trasladar el buen comportamiento macro hacia las cuentas empresariales del segundo semestre de 2014. Esperamos que esta sostenibilidad en el crecimiento económico continúe filtrándose hacia las cuentas empresariales y en consecuencia, se justificarían niveles de bolsa superiores.


Vemos oportunidades fuera del sector financiero en compañías que tengan perspectivas de crecimiento en ventas, cuyas valoraciones sean atractivas serían el caso de Telefónica y Cie Automotive.

En este escenario, ¿cuáles son los problemas que podrían tener los índices? Los factores geopolíticos que aportan siempre mucha incertidumbre en los mercados por la dificultad en valorar su duración y el impacto que tiene en la economía. Desde un plano puramente financiero, el otro riesgo que valoramos es un posible escenario deflacionista. teniendo en cuenta las medidas tomadas por el BCE, que deberían activar el consumo, y viendo los sesgos de la política monetaria pensamos que el riesgo debería estar minimizado. Aun así, un escenario de deflación serían los dos riesgos en los que estaríamos prestando más atención.

Gemma Hurtado es gestora del fondo Mirabaud Equities Spain desde julio de 2011. Previamente, y desde 2002, estaba en el equipo de gestión para renta variable de la entidad. La gestora es licenciada en Matemáticas, Máster en Matemáticas aplicadas a las finanzas y CFA Charterholder.