El Ibex35 acumula una revalorización superior al 10% en lo que llevamos de año, un período en el que más de la mitad del selectivo ha superado (y con creces) a su índice de referencia. Entre estas compañías existen valores que todavía tienen potencial, respecto al consenso de mercado, y sí, hablamos de potencial de doble dígito todavía. Cellnex, Meliá Hotels y ACS, las mejor posicionadas. 

De las 35 compañías que componen el Ibex35, el 65% acumula en el año subidas superiores a las de su índice de referencia. A menudo, las acciones que más han caído en el año, tienen un mayor recorrido hasta su precio objetivo potencial. Eso es porque las casas de análisis no suelen cambiar su visión de una compañía (valorada en base a criterios fundamentales) por el hecho de que a corto plazo haya habido caídas en el valor y además, la reducción del valor por parte de los agentes del mercado sobre una compañía es más lenta de lo que va el precio en bolsa.

Véase como ejemplo Tecnicas Reunidas  que se ha visto penalizada con caídas de más del 23% en lo que llevamos de año y, sin embargo, el potencial que tiene hasta el precio objetivo es superior al 30%.  Sin embargo, dentro de este universo hay compañías que, aun llevando un buen año en bolsa – y con rentabilidades nada desdeñables – ofrecen un gran potencial de revalorización de cara a los próximos meses. Estos son sus nombres:

ACS

Es la compañía que, detrás de Técnicas Reunidas y Siem Gam Ren En, más recorrido potencial ofrece desde los precios actuales. Hablamos de una compañía que en lo que va de año ha ofrecido a sus accionistas un retorno del 12,6% (revalorización+ dividendo)  y que todavía podría seguir subiendo hasta los 39,8 euros en los que el  consenso de Factset cree que debería estar de aquí a un año vista. Si lo alcanza, veríamos a la compañía subir un 22% adicional.

Los indicadores técnicosdel valor presentan una compañía en fase de consolidación con una puntuación de 5 sobre 10. La tendencia de largo plazo es alcista aunque a corto plazo está sufriendo algo más. El volumen, tanto a corto como a medio plazo, es decreciente aunque la volatilidad es una de las variables clave para seguir viendo subidas en el  valor.

 

 

Desde un punto de vista de negocio, la compañía es una de las que se ha visto beneficiada por la inundación de liquidez por parte del Banco Central Europeo y haber conseguido rebajar sus costes de financiación. De hecho, entre el sector, la posición de ACS es la más holgada y las previsiones del mercado hablan de que la compañía podría alcanzar una caja neta de 522 millones de euros con un crecimiento del Ebitda del 22% en los tres próximos años.

Melia Hotels

A pesar de que los últimos atentados terroristas han pesado en la cotización de la compañía, los títulos suben más de un 13% en lo que llevamos de año y todavía podrían subir un 16% adicional si cumplen con el objetivo de 14,6 euros que le ha fijado el consenso del mercado.

Los indicadores técnicosde la compañía le dan una puntuación de 5 sobre 10, tendencia alcista en el largo plazo y un momento total lento que son positivos. La volatilidad, al igual que en el caso de ACS, favorece seguir viendo más subidas en el valor.

 

 

Y no sólo eso. Tras publicar un incremento de más del 30% en sus ingresos del segundo trimestre, el endeudamiento se mantiene estable a pesar de los esfuerzos de inversión para la transformación de la cadena hotelera. Bankinter decía en una nota reciente sobre la compañía en la que recomendaba su compra, que “el impulso del Ebitda y de los márgenes vendrá por la contribución de la cartera transformada y reposicionada en segmentos superiores, que permitirá aumentar la rentabilidad”.   Además, el tercer trimestre es históricamente el mejor y más relevante del año por el perfil vacacional de Meliá.

Cellnex Telecom

Es quizás el mejor ejemplo de una compañía que lo ha hecho, lo está haciendo y lo hará bien en bolsa. La compañía sube en lo que llevamos de año más de un 35,6% - recuperación pura y dura en bolsa al ofrecer apenas un 0,47% de rentabilidad por dividendo -  y el consenso de mercado estima que todavía podría subir hasta los 20,6 euros, esto es, un potencial del 11% desde los precios actuales.

Y eso a pesar de que la compañía ha visto reducir sus estimaciones de beneficio neto en más de un 22%, hasta  los 67 millones de euros. Esta es una de las razones por las que la compañía es la más cara del mercado nacional, en términos de PER, al cotizar en 45,84 veces su beneficio.  Y sin embargo, los analista esperan que sus ganancias netas estén cerca de triplicarse en los próximos tres años. Con lo que, alcanzaría 240 millones de euros para 2019 si cumple las previsiones.

Un horizonte despejado también en el plano técnico. La compañía tiene una puntuación de 9 sobre 10 en los indicadores técnicos– una de las más altas del selectivo – en tendencia alcista tanto a medio como a largo plazo, momento total positivo en todos los plazos y una volatilidad que de nuevo vuelve a dar tregua en el valor.

 

 

Te interesa leer: ¿Cuáles son los valores con más potencial del Ibex?