Álvaro Blasco, director de ATL Capital, analiza los últimos resultados empresariales conocidos en nuestro país y también la situación de los valores que están tirando del Ibex 35 en las últimas jornadas. 

Telefónica hoy está subiendo con fuerza y el viernes presentará sus resultados. ¿Qué espera de estas cuentas?
El mercado está premiando que presente buenos resultados, en los que se espera una mayor contribución de su actividad en España, pues parece que sus cifras en España van a superar por primera vez en la crisis las de 2007. Hablamos de unos 3.000 millones, un 25% de la facturación de la compañía.

Además, estas últimas semanas hemos visto a Telefónica algo penalizada por la venta pendiente en Reino Unido, que parece que el regulador de la competencia europeo no ve con tan buenos ojos la operación y veremos que exigencias les pone.

Seguimos con las dudas de Brasil, aunque, pese a la situación del país, Telefónica ha seguido mejorando sus resultados allí.

También aporta un dividendo atractivo, por lo que Telefónica me parece una buena idea de inversión.



¿Qué le parece el sector de las operadoras como inversión?
Para aquel que busca dividendo y valores que lo hagan más o menos como los índices, es una oportunidad. Aunque siempre es un sector complicado, pues los avances en las tecnologías siempre tienen algo que decir, pues donde van a poder facturar más las empresas va a ser en el tema de datos, más que en la parte de llamadas.

Repsol lleva dos días disparado. Parece que si el petróleo se mantiene por encima de 50 podrá cumplir con dividendo prometido pero, ¿nos compensa el dividendo el riesgo de este valor?, ¿ve factible una recuperación del precio?
Hay que invertir siempre por la acción. Buscamos un dividendo atractivo, pero que nos convenza que no va a dejar de pagar dividendo.

Creo que la subida de estos días viene por la mejora de recomendación de Goldman Sachs, que ha pasado su consejo de vender a neutral. Esto está obligando a muchos inversores a reducir cortos. Creo que las compras vienen más por la reducción de cortos que por el interés de nuevos inversores.

El valor de la compañía en cuanto a su estrategia en gasolineras le da un valor de más de 10 euros en la compañía; luego también le aporta valor la participación en Gas Natural; y aunque tiene que asumir la compra cara de Talisman, también le hará entrar en valor en un plazo relativamente corto. Por ello, creo que es un buen valor para entrar y mantenerse en los próximos meses, pues el crudo tampoco va a permanecer a estos niveles muchísimos años y en dos años tienda más a 65 dólares.



Mapfre cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio neto de 591 millones, un 12,1% menos que en el mismo periodo anterior, por mayor siniestralidad e impactos impositivos en algunos países. ¿Qué le parecen estas cuentas?
Son unas cuentas complicadas. Brasil ha aportado algo más que el trimestre anterior, aunque en EEUU hemos tenido un resultado negativo, frente al positivo del año pasado. Creo que esto es lo que más ha preocupado al inversor.
Mapfre parece que está mejorando su actividad en España, que sigue siendo un porcentaje importante en su actividad y, a pesar de los problemas que tiene Brasil por delante, es un mercado infravalorado en el que puede incrementar sus cuotas de créditos.



¿Qué es lo que no está gustando de las cuentas de Gas Natural?
Hemos visto cierto descenso en los beneficios, aunque si quitamos extraordinarios, sí aumenta en torno a un 3%. No he visto nada especial, salvo que las expectativas apuntaran a unos resultados mejores. Los resultados no ponen en peligro el dividendo y, por lo tanto, mantendría la exposición.

Grifols hoy sube tras presentar cuentas y mejorar su beneficio. Está en máximos históricos pero, con la previsible subida de los tipos en EEUU, ¿sigue siendo una opción de inversión?
Sí pues a Grifols le ha beneficiado mucho la cotización del dólar, y seguirá siendo así por el fortalecimiento del dólar con la subida de tipos.

Además, los resultados han sido buenos, apoyados por la divisa y por un crecimiento importante en las ventas, además, está buscando una mayor eficiencia fiscal con el traslado de su sede a Irlanda, por lo que me parece una buena estrategia de inversión.

Ya tenemos bien avanzada la temporada de presentación de resultados empresariales. ¿Las cuentas de algún valor le ha mejorar o empeorar su consideración sobre algún valor?
La temporada está siendo buena, quizás algo menos de lo que se esperaba, pero siguen mostrando crecimientos importantes en ventas, que es lo más significativo. No obstante, sigo diciendo que hay que tener cierta precaución con el sector financiero, pues no podemos dejar de estar por su peso en la bolsa y porque creemos que el Ibex llegará antes de final de año a los 11.000 puntos. Así, habría que decantarse por un banco grande, en nuestro caso sería BBVA, porque me da más seguridad que Santander. Y si tuviera que coger un mediano, me quedaría con Liberbank, pese a que tiene planeando el tema de las cláusulas suelo que le pueden costar unos cuantos millones en su cuenta de resultados, pero las mejoras en sus ratios auguran un buen comportamiento futuro.

Pero siendo prudentes, me fijaría más en valores ligados al consumo, como Inditex, que siempre está cara pero pasa el tiempo y cada vez lo está más, pero a pesar del precio, tiene grandes fortalezas. No es un valor para dar un pelotazo, pero seguirá subiendo y mejorando su dividendo.