Dos semanas antes de que Donald Trump inicie una legislatura que se prevé controvertida, los mercados ya han celebrado algunas de las políticas que el republicano piensa poner en marcha, como la rebaja del impuesto de sociedades o la multimillonaria inversión en infraestructuras. En este entorno, los expertos de Merrill Lynch han encontrado ocho acciones en las que invertir.
 

Se trata de un grupo de compañías que a finales del pasado ejercicio partían con un potencial de revalorización de, al menos, un 15% si se mide la cotización de estas compañías en ese momento y el precio objetivo que les marcaban estos analistas.

En la firma consideran que a pesar de que el actual mercado alcista de Wall Street está a punto de cumplir ocho años, la renta variable sigue siendo atractiva. Sobre todo teniendo en cuenta que el mercado alcista de bonos más largo de la historia  -más de 30 años- podría estar a punto de ver su fin, con lo que la bolsa ha ganado atractivo de nuevo.

En este entorno, estas son las ocho acciones por las que apuestan en la firma y a las que otorgan una recomendación de compra.

Texas Instruments: cerró el año en 72,97 dólares por acción, teniendo en cuenta que cotiza con una rentabilidad por dividendo del 2,7% y que el precio objetivo que le asignan en la entidad es de 82 dólares, los analistas esperan una rentabilidad total del valor para el ejercicio de más de un 15%.

Norfolk Southern: los analistas de la entidad le otorgan un precio objetivo de 122 dólares por acción, muy por encima de la media del consenso de analistas. A estos niveles, estos expertos le dan un potencial a la compañía de algo más de un 13% desde el cierre del año pasado.

Hess Corp:  en Merrill Lynch observan un potencial de más de un 27% desde el precio del último cierre del año anterior al otorgarle un precio objetivo de 80 dólares por acción, muy superior al del consenso. Este es, de hecho, el mayor objetivo de una firma de análisis para este valor.

General Dynamics: en este caso, el precio objetivo que marcaron en la firma es de 200 dólares por acción, lo que implica una capacidad de revalorización desde el cierre del año anterior de un 15. También en esta compañía los analistas de esta entidad son más optimistas que la media del mercado.

Aetna:  el potencial de la empresa es algo superior en este caso, de casi un 20% frente al último cierre del año anterior, ya que en Merrill Lynch le dan un precio objetivo de 149 dólares por título.

Dover:  los analistas de la entidad dan un potencial a esta compañía de un 13% desde el cierre del año anterior, ya que sitúan su precio objetivo en 85 dólares por acción. A este porcentaje hay que añadir la retribución a los accionistas. En este caso, la rentabilidad por dividendo de la empresa es del 2,3%.

MGM Resorts International es otro de los valores favoritos para estos expertos durante el inicio del año. En la firma le dan un precio objetivo de 33 dólares por acción, lo que supone un potencial de revalorización más de un 15% desde el último precio marcado a finales de 2016.

SVB Financial Group: al igual que al resto de estas empresas, en Merrill Lynch apuestan por comprar esta compañía. Según sus cálculos, el precio objetivo de la entidad es de 190 dólares por acción, lo que supone un potencial algo menor que el del resto de compañías de la lista, de apenas un 10%.
 

GD

 


QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Empresas para una cartera muy saludable”