Miguel Ángel García y Alejandro Vidal, de Banca March, hablan sobre las perspectivas que manejan para los mercados de cara al 2016 y los activos en los que está más interesante invertir.
¿Esperan que Europa crezca aún más apoyada en las medidas de estímulo del BCE en 2016?

Esperamos que el crecimiento económico se siga acelerando aunque es cierto que se ha revisado una décima a la baja la previsión básicamente porque el crecimiento mundial va a estar algo más débil. Aunque la Eurozona está muy integrada y la mayoría del comercio es interno tenemos un componente muy importante de exportación de otros países. Como los emergentes van a seguir estando en una situación débil y el comercio mundial por lo general tampoco está en su mejor momento por eso pensamos que aunque se va a acelerar por la demanda interna y por el propio mercado interior la previsión la bajamos una décima por la debilidad de la demanda externa.

¿Qué medidas adicionales podría implementar el BCE?

El BCE todo el mundo da por hecho que va a bajar los tipos de depósitos. Por tanto va a bajar aún más la liquidez, va a hacer que todo el dinero en cajas esté todavía más penalizado y pensamos que eso puede llevar del -0,20% al -0,35%. Al margen de esto que el mercado lo da ya por descontado y de hecho ha sido que caiga tan fuertemente tanto el euríbor como las letras como prácticamente todos lo que es liquidez a un año habría más medidas. Por una parte ampliar el volumen de activos a comprar, lo cual sería menos agresivo y que todo el mundo da un poco más por hecho. Podría ampliar la gama de productos a comprar. Esa podría ser la medida más agresiva que tomar. Cuantos más instrumentos meta, incluyendo acciones como en otros planes de otros bancos centrales, eso sería lo más agresivo de tomar. Y por último podría ampliar los plazos que eso tendría un efecto sobre todo en el número de bonos que se irían a tipos negativos. En esta reunión aparte de reducir el tipo de depósito pensamos que podría ampliar el volumen de las compras.

¿Por qué esperan que la recuperación de España tenga un menor ritmo en 2016?

Independientemente de las elecciones o del marco general, sería crecimiento muy por encima todavía de la Eurozona. 2,7% para España frente al 1,7% de la Eurozona, aunque por debajo del 3,1% que hemos visto este año. Hay motivos como la debilidad de la demanda externa que va a seguir estando ahí y luego que vienes comparando cada vez con años más grandes. Vemos todavía un crecimiento fuerte de la economía española muy por encima de la eurozona afectada por el exterior. Pensamos que disipar el riesgo político lo que va a hacer es generar un comportamiento relativo positivo para los activos españoles en la primera meta del año. Si no se aplican principales reformas pensamos que el mercado no se lo tomaría bien.

¿En EEUU el empleo y el consumo interno podrán compensar la retirada de estímulos de la Fed?

Sin duda. No sólo dará soporte sino que lo que va a hacer es aportar y será el principal aportador de ese 2,5% que, sin ser un dato muy alto y está por debajo de lo que ha crecido EEUU en otros momentos, va a venir soportado en la recuperación interna del consumo y del empleo.

¿Conseguirán el Gobierno y el consumo interno alejar el fantasma del hard landing?

Las medidas que hemos visto desde el mes de agosto de momento no han reconducido a un ritmo de crecimiento, pero sí hemos visto que se ha dejado de deteriorar. Desde luego está estabilizado. El hard landing es un escenario que cada vez está más lejos y eso se está notando.

¿Los países Latinoamericanos endeudados en dólares podrían sufrir un shock por la subida de tipos en EEUU?

Evidentemente es donde está el riesgo. También es cierto que tienen grandes cantidades de reservas. También quizá en el tema de Brasil que es el que está en una situación más en entredicho. Pensamos que eso es un factor estabilizador más importante para hacerlo más resistente. Sí son los más sensibles porque son los que tienen déficit por cuenta corriente. No esperamos un choque adicional en la economía brasileña o latinoamericana. No pensamos que vaya a haber más deterioros. Podían estar más boyantes pero no más deterioro.

¿Cuál es su visión sobre los distintos mercados regionales de renta variable para 2016?

La renta variable es el activo que puede tener mejor comportamiento en 2016. No está barata en relación al ratio PER. Sin embargo en rentabilidad por dividendo y en precio valor contable sí la vemos por debajo de la media histórica. El que más nos gusta es el de la zona euro. Se va a ver beneficiada por la debilidad del euro y por la mejora de los márgenes de las compañías. Por otra parte, en Asia vemos un crecimiento bastante fuerte de la economía que se reflejará en las bolsas. En neutral tenemos a Estados Unidos con sus márgenes en máximos. Por último tenemos las bolsas en Latinoamérica que tenemos que estar fuera de ellas.

¿Dónde ven valor en renta fija el próximo año?

Los activos de renta fija en general están muy valorados. Están caros. Esto es consecuencia de las agresivas políticas monetarias que están llevando los bancos centrales desde hace varias fechas. En el caso de Estados Unidos esperamos que se produzca incluso una pérdida. Con la subida de tipos de la Fed podría haber una subida de las rentabilidades. Bajada de precios. Podría situarse entre 60 puntos básicos y un punto porcentual. Por otro lado, en el caso de Europa no está barato pero va a seguir. Con esas compras del BCE sí esperamos que tenga un buen comportamiento sobre todo los bonos periféricos.

¿El petróleo y el oro han hecho suelo?

En el petróleo sigue habiendo sobreoferta entonces es una decisión de ver si se produce una contracción de la oferta y por otro lado si en el contexto de la demanda va mejorando. Es decir, nos estamos encontrando que tampoco hay un incremento de la demanda del petróleo pero estos precios quizá sean excesivamente bajos. En el momento que por cualquier motivo se baje el nivel de producción podríamos encontrarnos con una mejoría de los precios. Nuestro escenario central es que a final del año que viene esté a niveles de 55 dólares.

En España, ¿qué sectores ven con más potencial de cara al próximo ejercicio?

En general si se produce unos resultados electorales en los que no haya cambios en la política económica básica puede ser mercado que se comporte incluso mejor que la media de la zona euro. Eso lo demuestra el hecho que este año prácticamente no ha hecho nada frente a las grandes revalorizaciones que están teniendo otros índices. Por sectores estamos pensando que puede haber buen comportamiento en temas de consumo con alta rentabilidad por dividendo y también en empresas cíclicas de carácter industrial que se pueden ver beneficiadas por el contexto económico general.