Aviva Gestión cumple 15 años, un periodo en el que han logrado situar algunos de sus seis fondos de inversión entre los más rentables de nuestro país. En concreto, Morningstar la ha calificado durante siete meses consecutivos como la mejor gestora de renta variable española.
 
Según José Caturla, Consejero Delegado de Aviva Gestión y Director Corporativo de Inversiones de Aviva España, “la filosofía de inversión a largo plazo y trabajo en equipo que llevamos compartiendo 15 años nos han ayudado a posicionarnos como una de las gestoras de activos líderes en España”.

Los seis fondos que gestionan tienen unos activos de más de 1.000 millones de euros en estos momentos. Y algunos de sus fondos, como el famoso ESPABOLSA logran superar consistentemente la rentabilidad de otros fondos de renta española.

principales gestoras en españa


Esto lo han logrado siendo escrupulosamente fieles a un principio muy claro “solo invertimos y gestionamos aquellos activos en los que creemos que podemos apostar valor”, dice José Caturla. El consejero delegado recuerda que no hay otra manera de cumplir el objetivo que se han impuesto en la entidad, que es duplicar el patrimonio gestionado en 2020.

rentabilidad


Pero, ¿Dónde radica el éxito y dónde están invertidos en estos momentos?

El gestor del ESPABOLSA, Rodrigo Utrera apunta que su estrategia de inversión tiene varias características. La primera de ellas es una visión de largo plazo, con un mínimo de tres años y un periodo óptimo de cinco.

Sin embargo, la parte nuclear de su sistema es su estricto sistema de análisis de la compañía. Normalmente el equipo de Aviva gestión tarda alrededor de un mes en analizar cualquier empresa en un proceso en el que se incluye el conocimiento del equipo directivo.

Luego, los gestores tienen que pasar por un comité de la gestora en el que tienen que defender cuáles son las razones que los llevan a recomendar cualquier inversión. Como explica Alfonso Benito, director de inversiones de Aviva Gestión explica que  “nuestros gestores tienen que ser capaces de hablar de una empresa dos horas sin un papel delante para determinar si se saben la compañía, o no”.

Si superan este proceso, la compañía se incorpora a la cartera con un peso que no puede ser inferior al 1% del fondo.

En este proceso hay dos tipos de estrategia:
En la que se buscan empresas de alta calidad y visibilidad. Es decir, que tienen bajo riesgo financiero y operativo y que muestran una elevada capacidad de reinversión rentable en su propio negocio. Estas empresas pueden estar para siempre en la cartera, hasta que alcancen un nivel de sobrevaloración.
Los ejemplos de empresas de este perfil para Aviva Gestión son Amadeus, Barón de Ley, Miquel y Costas y Talgo.

Para Rodrigo Utrera las cuatro son empresas cuya cotización no refleja el valor de sus negocios.

En el caso de Amadeus, Utrera considera que el mercado no está valorando su última entrada en el negocio del checking en hoteles.

Para Miquel y Costas y Barón de ley, el gestor explica que son empresas con poco incremento de beneficios, pero que generan una gran caja.
En el caso de Talgo, el experto explica que el negocio no está valorando el negocio de mantenimiento de trenes, que es el más estable de la compañía. “Es una división muy buena porque su negocio es cautivo. El riesgo está próximo a cero y es recurrente”.

En su opinión “los cuatro euros a los que cotiza la acción es el precio razonable del negocio de mantenimiento. Te está saliendo gratis el negocio de fabricación de trenes”.

Las compañías que se incluyen en la cartera por valoración. Eso sí, siempre con un horizonte de inversión mínimo de un año.
Bajo este sistema han metido en la cartera a Ence, a Indra y a Santander. En los dos primeros casos, se trata de compañías inmersos en procesos de reestructuración y con unos equipos de gestión fiables.

En el caso del Santander, se trata de una empresa que ha entrado con las fuertes caídas de principios de año. “Compramos Santander tras la caída de enero. No pensamos que la banca se un negocio rentable ahora, pero nos parecía que comprarlo a 0,8 veces valor en libros era interesante”.

Con todo, en la gestora tienen infraponderado el sector y solo tienen posiciones medianas tanto en la entidad  cántabra como en BBVA. También tienen Popular, aunque solo con un peso de solo un 1% de su portfolio.

Santander no fue la única empresa en la que entraron con las caídas de enero. Es más, el experto apunta que “empezamos el año con un 10% de liquidez y hemos aprovechado para comrpar”.

En este primer trimestre también han comprado acciones de Royal Dutch Shell, Merlin Properties y Técnicas Reunidas. Por el contrario han salido de Repsol, Vidrala y ArcelorMittal

Las mayores posiciones de este fondo ahora son en Miquel y Costas, Barón de Ley, Amadeus, Prosegur y Telefónica.

En cuanto a la operadora española, Utrera considera que “el mercado está sobrevalorando el riesgo de balance que no es tanto. Es una compañía que tiene muchas palancas para sacar valor. En España ha tenido mucho viento de cara en los últimos cinco años en España que ya se están normalizando.” En cuanto al traspiés de la venta de 02, el experto explica que es un activo fantástico que tiene muchas novias.

Por cierto, los gestores de ESPABOLSA creen que si en los próximos meses se vuelve a producir un nuevo episodio de volatilidad podrían volver a comprar nuevas compañías. De hecho, dicen que tienen algunas en el visor pero que, igual que ocurre con los buenos cocineros, no están dispuestos a darnos estos ingredientes de la receta.
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
”Arranca la Cartera de Fondos EI de Estrategias de Inversión”
“Los inversores españoles ven cada vez más ventajas en la gestión pasiva”
“Los dividendos caen un 5,6% lastrados por el recorte del Banco Santander”