Como cada semana, Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG visita el plató de la Bolsa de Madrid para hablar de la situación del mercado de valores y los efectos de la reunión del BCE, OPEP y dato de empleo sobre los mismos. 

¿Cómo puede influir el programa de compra de deuda en la Bolsa Europea?
Es un programa que debería estar descontado. El QE no está teniendo el efecto alcista en las bolsas europeas que sí tuvo el QE americano pero la preguntas es ver dónde estarían las cotizaciones si no hubiera emprendido este QE, seguramente más abajo. Hoy tenemos la reunión de la que no esperamos nada, no cambiará la política monetaria y vamos a ver qué dice Draghi sobre el fortalecimiento del crecimiento del 2T, sobre el posible incremento de la inflación fruto de la subida del petróleo y el Brexit.

Además, tenemos reunión de la OPEP y dato de empleo en EEUU del mes de mayo, que es una referencia bastante importante.  Todo lo que sea ver creación de empleo cercano a 200.000 puestos de trabajo, garantizaría que, como muy tarde en julio, la FED subirá tipos.

Si el dato de empleo de EEUU sale bueno, ¿cómo impactará?
Provocará una apreciación del dólar, caída en el precio de los bonos americanos y lo que no está tan claro es cómo reaccionará Wall Street. El mercado asigna más de un 50% de posibilidades a que se suban los tipos de interés y no tenemos claro cómo reaccionarán. En algunas ocasiones hemos visto que han reaccionado mal cuando se pensaba subir tipos antes de tiempo y en otras, por esas mismas razones, subían.

Hoy tenemos la reunión de la OPEP ¿qué niveles maneja para el petróleo?
Un acuerdo para reducir la producción tiene un 0% de posibilidades de verse en esta reunión y un acuerdo para la congelación de la misma, tiene pocas posibilidades. Hay que tener en cuenta que Irán está alcanzando los 4 millones de barriles diarios, con lo que podrían sentarse a negociar, pero por otro el crudo está en un nivel de 50 dólares, más cómodo que lo que teníamos meses atrás.  No es una necesidad acuciante congelar la producción de crudo y creo que no habrá acuerdo alguno, con lo que la reacción del barril tampoco será muy contundente. El rango de cotización para 2016 podría estar entre 45-55 dólares.

Hay empresas relacionadas con el petróleo que barajan niveles entre 60-70 dólares. ¿Sería un precio cómodo?
Tal y como están las cosas, creo que hablar a un productor de una estabilización en estos niveles seguro que es una buena noticia. Tendríamos un punto de equilibrio entre los países productores de la OPEP, los no OPEP e incluso consumidores. El barril de petróleo en 10 dólares hubiera tenido muchas desventajas y creo que en el largo plazo sí podría estar en ese nivel el equilibrio.

Si nos fijamos en las oportunidades antes de irnos de vacaciones ¿algún valor que lo pueda hacer bien?
Creo que de cara a la segunda mitad del año hay valores con un comportamiento muy bueno. Vidrala, Cie, Ebro Foods, NH Hoteles, Sacyr, ArcelorMittal –creo que habría tener exposición a recursos básicos – DIA. Creo que con estos valores podemos componer una cartera que bata al Ibex35 en la segunda parte del año y además resistiría mucho mejor a las posibles caídas de la bolsa.