Se preguntan los analistas de JP Morgan si es fácil acertar en las predicciones macroeconómicas y de qué sirven a la hora de planear una inversión.

En su informe, estos expertos han observado que los errores de predicción son mucho mayores durante las recesiones que durante las recuperaciones. “Buena parte del error medio histórico es por culpa de estos periodos”, explican en la firma.

Por eso, los expertos del banco de inversión aseguran que “es por ello que cuando se piensa en estimaciones, es mejor pensar en rangos más que en números concretos, y saber valorar el riesgo de que las cosas se tuerzan mucho más de lo esperado. El hecho de que las mayores desviaciones sobre estimaciones se hayan producido en las recesiones resalta la idea de que es casi imposible predecir el calendario de las recesiones correctamente”. De hecho, los expertos afirman que las recesiones son en sí mismas “errores” sobre lo previsto.

En su opinión, “lo mejor que se puede hacer es simplemente valorar las posibilidades de que llegue una recesión en términos de probabilidad”. En concreto, los analistas de este banco creen que la próxima recesión de la economía estadounidense llegará en 2-4 años.

Pero, teniendo en cuenta el margen de error, ¿de qué sirven estas predicciones a la hora de invertir?

Aseguran en la firma que al ser información pública, estas predicciones ya deberían estar en el precio de los mercados “y, por tanto, no servirían para predecir el comportamiento futuro del mercado. En la práctica, los precios de los activos en los mercados se desvían de lo que dicen las estimaciones cuando el riesgo a tener que revisar las estimaciones es más fuerte hacia uno de los lados”

Y apuntan que “a día de hoy, el mercado descuenta que los tipos estarán por debajo de las estimaciones de consensus y las estimaciones de la propia Fed, porque en los últimos años el crecimiento de Estados Unidos se ha quedado por debajo de las estimaciones del mercado consistentemente, y por tanto los mercados ponen en precio esas probabilidad a la baja ahora”
.

Así, en el banco señalan que “sí se pueden usar las estimaciones para acertar en las inversiones gracias a que el mercado tarde un tiempo en poner en precio los cambios de estimaciones, y hay algunas correlaciones (modestas) en la serie de cambios de estimaciones”.

Y ponen un ejemplo, vender bonos a 10 años, una vez que su servicio de análisis macro han revisado al alza las estimaciones de crecimiento para luego comprarlos cuando se revisen a la baja. Se trata de una estrategia “que ha funcionado en los últimos 12 años”, aseguran.

Pero alertan que esta estrategia en la renta variable hubiera implicado una pérdida de dinero. “Curiosamente vender las bolsas de los países en los que se ha revisado el crecimiento a la baja, si habría ganado dinero. Por países, parece que si funciona comprar las divisas de los países que acaban de ser revisados al alza vs los que han sido revisados a la baja (o revisados menos al alza)”, anotan en JP Morgan.

Para llevar a la práctica estos consejos, en la firma señalan que en estos momentos los tres países que estás siendo revisados al alza con más fuerza son Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. Por otro lado, estarían la Eurozona, Brasil y Sudáfrica. Habría que comprar las divisas y la bolsa de los primeros, y vender bonos de los tres primeros. Habría que estar corto de duración de los tres primeros contra los tres últimos.

EStimaciones macro JP Morgan