En este selecto trío de valores que multiplican por más de 3 el precio de sus acciones en bolsa en los últimos doce meses se encuentran chicharros y no chicharros. Es complicado coger un valor en zona de suelo y volar con él, pero si alguien tuvo la suerte de hacerlo en estas empresas, acumula revaloraciones entre el 200% y el 600%.
 
valores subidas en un año

ERCROS
Desde que Ercros hiciera mínimos anuales en los 0,471 euros a finales de enero de 2016, el precio ha subido como la espuma, en concreto un 587%. Esto lo convierte en el valor más alcista de todo el mercado español desde hace un año. Afortunado aquel que lograra cazar al laboratorio en sus mínimos de 2016, aunque por el camino también ha tenido que soportar los típicos vaivenes de las acciones de baja capitalización, pues Ercros ha pasado de valer en un año 54 millones a los actuales 369 millones. Ercros logró subir casi un 200% en 2016 y este año no ha cesado en su rally. De hecho, en lo que llevamos de 2017 ya suma un 76% adicional de subida.

Debido a su elevada volatilidad (la volatilidad anual registrada a 30 sesiones es del 50%), Alvaro Blasco, director de ATL Capital, recomienda a quien esté dentro “poner stop profit, pues es un valor con bastante volatilidad. Creo que la compañía ha salido del hoyo y las cosas están yendo mejor, pero tiene que consolidar su posición”. Tras la pérdida de su principal cliente, la filial de Bayer, Covestro, Ercros promovió su Plan ACT para transformar su principal negocio, el del cloro, reducir a la mitad el peso de la electricidad sobre la cuenta de resultados a partir de 2018 y acometer inversiones para compensar la pérdida de ebitda que se deriva del cierre de las plantas que operan con mercurio, como nos explicaba en una entrevista Pedro Rodríguez, Director General Económico-Financiero de la compañía.
 


ARCELORMITTAL
Pero no sólo los “chicharros” se mueven de forma desorbitada, también en el Ibex 35 tenemos un ejemplo de astronómica revalorización en un año: ArcelorMittal. La siderúrgica ha subido un 330% desde los mínimos de febrero del año pasado, en los 2,03 euros, que además fueron el nivel más bajo de cotización de su historia. Así, su capitalización ha pasado de valer 6.226 millones, a los actuales 26.641 millones.

Tras caer al hoyo, ArcelorMittal logró salvar el 2016 con una subida del 132%, lo que le convirtió en el mejor valor del Ibex 35 y este año sigue sin ser desbancado de este puesto con una revalorización acumulada del 24%.

ArcelorMittal es una de las acciones más volátiles del Ibex 35 (la volatilidad anual registrada a 30 sesiones es del 42%), por lo que los accionistas pueden ser zarandeados dentro de su capital, no obstante, José Antonio González, analista de EI, observa que “cuenta con el respaldo del volumen mientras la curva de precios avanza sin freno hasta el área de resistencia intermedia situada en los 9,167 / 8,976 euros, último obstáculo significativo antes de atacar los 10,11 euros por acción” (un 15% de potencial). Además, ArcelorMittal, tras realizar duros ajustes a nivel de negocio y retribución al accionista, logró salir de pérdidas en 2016 y ahora la compañía confía en que el plan Acción 2020, que mejorará de forma sostenible el rendimiento subyacente del negocio.
 

 
MONTEBALITO
El febrero del año pasado Montebalito hizo suelo en el euro por acción y, desde entonces ha multiplicado por más de 3 veces su cotización, en concreto se ha revalorizado un 218%, pasando en doce meses de valer tan sólo 15 millones (lo que le convertía en uno de los valores más pequeños del Mercado Continuo español), a los 50 millones que capitaliza actualmente.
 
El año pasado Montebalito se revalorizó en bolsa un 28% y este ejercicio ya lleva a sus espaldas una subida del 97%, lo que le convierte en el mejor valor de todo el mercado español, con permiso de Urbas, que le pisa los pies con una subida del 91%.

Aunque Montebalito también puede apuntarse otro no tan honroso título: ser uno de los valores más volátiles de nuestra bolsa.  La volatilidad mensual de la inmobiliaria es del 98% en un mes. En 4 euros tiene una resistencia importante que fue el verdadero quebradero de cabeza del valor entre 2009 y 2010 y, debido a que ha registrado sesiones de fuertes subidas intradiarias, el soporte técnico más fiable está en los 1,80 euros, un 44% alejado de la cotización actual. Estas subidas se han visto en parte alimentadas por las cuentas de la inmobiliaria, que multiplicó por 14 sus beneficios de 2015, firmando el pasado ejercicio con unas ganancias de 3,663 millones gracias a la fuerte reducción de la deuda y los gastos financieros en un 54%.