A punto de finalizar 2012, los inversores están pendientes de apurar los últimos movimientos de un rally navideño que ha llevado al Ibex35 por encima de los 8.200 puntos. ¡Quién lo hubiera dicho cuando apenas hace cinco meses se firmaban los 6000 puntos! Los expertos confían en que el buen tono de la renta variable seguirá. Algo de lo que también se beneficiarán los fondos de inversión. Sólo una cifra: en lo que va de año superan el 20% de revalorización. ¿Llegamos tarde o podemos añadir estos fondos a la cartera? Por el momento, estamos a tiempo.
En la mayoría de las ocasiones han conseguido batir a su índice de referencia, el Ibex35, y lo han hecho con nota. Los fondos que replican a la bolsa española acumulan, a punto de cerrar el ejercicio, una subida de más del 20% frente al negativo del 4% que acumula el selectivo. Y los expertos tienen claro que el buen tono seguirá. Pero vayamos por partes.

Top fondos RV España. Fuente: Morgninstar



Las opiniones coinciden: “las recientes medidas del Banco Central Europeo y el anuncio por parte de la Reserva Federal de una nueva ronda de relajación cuantitativa han mejorado considerablemente las condiciones y la confianza de los mercados financieros”, explica Matt Siddle, gestor del Fondo FF European Growth Fund. Sin embargo, los problemas que afectan a las economías europeas están altamente enraizados y requieren cambios estructurales profundos para que las naciones de la periferia recuperen la competitividad y generen un crecimiento económico sostenible. Juan Manuel Mazo, gestor del fondo Maral Macro reconoce que “los temas a seguir seguirán siendo los mismos porque estamos ante un problema de largo plazo, como es el endeudamiento”. En España “el mix de política que se ha elegido es justo el contrario al que hay que hacer – como la subida de impuestos- cuando lo que hay que hacer es reducir el sector público porque es insostenible”.

Todavía sobrevuela el fantasma del rescate – asistencia financiera, para hablar de forma estricta- y son muchos los expertos que consideran que puede llegar a no solicitarse si la economía española sigue relajando el coste de financiación por debajo de los precios de las últimas subastas. Los hay incluso que ven en 2013 el final de la crisis. “Hay que dejar de ser pesimistas pues se puede dar por concluida la fase más dura de la crisis (…). Cuando uno mira los ratios de competitividad en los últimos tres años, España es el único que ha mejorado”, reconoce Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter.

Pero ¿y si nos centramos en mercados? Si nos acercamos a la bolsa española, y por eso de que los mercados anticipan con al menos seis meses de antelación los acontecimientos económicos, no parece que el selectivo “pronostique” un escenario peor del que hemos pasado este año. José Ramón Iturriaga, gestor de los fondos Okavango Delta y Kalahari Alpha de Abante Asesores reconoce que “la bolsa está muy barata. De hecho, haría una comparativa del año 2006 a cómo estamos ahora. Por entonces, cotizaba a más de 20 veces, inflows de capital por valor de 700 millones y la economía crecía en términos nominales pero la expansión del crédito estaba al 25% y habría superávit fiscal. Ahora tenemos un equilibrio por cuenta corriente que pone sobre la mesa la magnitud del ajuste, se ha reducido en los últimos años los créditos concedidos en términos agregados un 5% y un 15% en el sector privado…y hay indicadores como la evolución del déficit por cuenta corriente que hace que, comparado con la valoración fundamental, hacen que España vuelva a ser invertible en el momento”.

Desde el punto de vista técnico, el Ibex35 “desarrolla un amplio impulso al alza y comienza a consolidar por encima del techo del movimiento que se encuentra entre 8156 y 8231 puntos. Un movimiento que, desde el punto de vista técnico, sólo puede ser interpretado como una señal favorable”, explica Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategiasdeinversion.com. Por su parte, Gisela Turazzini, Co-fundadora de BlackBird Group señala que los indicadores técnicos de largo plazo “nos indican que estamos ante una tendencia alcista y la superación de los 8000 puntos nos invitaría a pensar en primera estancia en los 9000 puntos. Mi argumento –prosigue- cambiaría con la pérdida de los 7500 puntos, donde se anularía el patrón de bandera de continuación que está formado el selectivo en gráfico semanal”.

Evolución Ibex35. Fuente: Infobolsa



A la hora de decidirse a invertir en el selectivo español, una opción es hacerlo a través de fondos de inversión. Y es que, si miramos la rentabilidad que han tenido durante el año, no se puede decir que no hayan sido caballos ganadores. Pero ¿lo seguirán siendo el próximo año? De todos es conocido que rentabilidades pasadas no garantizan beneficios futuros, pero también es cierto que si un gestor es capaz de multiplicar por cinco el beneficio de un fondo en situaciones difíciles, a nada que el mercado acompañe, podrían hacerlo bien. Cinco valores están llamados a encabezar las alzas del Ibex35 en la primera parte del próximo año como ya lo hicieran este.


Distribución sectorial. Fuente: Morningstar


Entre las grandes posiciones, Iberdrola, BBVA, Inditex o Telefónica son algunas de las principales posiciones de estos fondos. (Ver: BBVA versus Santander) . Una variable a destacar: casi todos los fondos cuentan con, al menos una compañía fuera del Ibex35 en su cartera. Tal y como adelantamos en ,Ibex Medium Caps vs Ibex 35 “el índice de compañías medianas tiene una buena representación de empresas industriales y diversificadas internacionalmente, lo que las protege del hundimiento del consumo interno”. De hecho, Ahorro Corporación se inclina hacia “compañías medianas con ventajas competitivas claramente identificadas y negocios de nicho específicos que coticen a niveles atractivos. Sus recomendaciones de compra reparten: 8% en grandes compañías, el 50% en medianas. Miquel y Costas, Ebro Foods o la recién elegida para formar parte del selectivo, Viscofán, son algunas de las posiciones de estos fondos, tal y como explicamos en el artículo “Dónde invierten los fondos de inversión del Ibex35”.

Si se quiere tomar esta decisión, tenga en cuenta que la renta variable hay que tomarla con un horizonte de inversión de largo plazo. Fernando Bernard, gestor de Bestinver reconoce en una reciente entrevista de Morningstar que "en los próximos diez años la renta variable debería tener un mejor comportamiento que la renta fija". Sin descuidar, eso sí, el riesgo que está dispuesto a asumir.