Gabriel López, responsable de Inverdif EAFI, analiza las perspectivas y mejores oportunidades de inversión que nos brindan los distintos mercados de cara a 2016. 

¿Qué balance hace en términos de mercado del 2015 y qué espera del 2016?
La tendencia de cómo acaba el año marca cómo se va a empezar el siguiente: con mucha volatilidad, incertidumbre. Ayer bajó un 8% la bolsa de China y se está hablando de una devaluación, por lo que son malas noticias. El crecimiento de China es un factor a tener en cuenta, ya que afectará a los países del entorno asiático, así como a productos americanos donde está la deuda china.

En EEUU la Fed, por lo que se ve, está más optimista que el resto de Bancos Centrales, pero también se equivoca, como se equivocó en el pasado –subprime, QE-. Ahora que se ha puesto el freno a su política monetaria, se puede frenar a la bolsa, que había subido en los últimos años gracias al QE. Además, la economía tampoco acompaña. Esto confirma el tren deflacionista de bajada de precios no tiene freno. Hay una revisión a la baja de crecimientos y de beneficios por acción, lo que supone que la bolsa está cara y en 2016 estaría cotizando en 16 veces, cuando la media es de 15 veces.

Entonces, ¿en 2016 hay que ser más stock pickers?
Sí, y nosotros vemos más valor en las empresas que distribuyen buenos dividendos (del 4-5%), con una buena cuota de mercado internacional, con buenos productos y que gestionan bien su deuda.

¿Qué podemos esperar del mercado español en el corto y medio plazo?
En términos de 2016 el PER se sitúa en 17 veces y la rentabilidad por dividendo en el 4%. En este contexto, las empresas que son más atractivas no son muchas, excepto las eléctricas que tienen un dividendo alto, como Enagás, Gas Natural o Iberdrola.
 
¿Cree que el petróleo seguirá yendo aún más abajo?
En el mercado de petróleo cada vez hay más oferta. El próximo mes entra a producir Irán y hay un millón y medio de barriles de sobrecapacidad. Es probable que el petróleo rompa los mínimos de hace dos semanas y que el Nymex alcance los 20 dólares por barril. Esto son malas noticias para los productores americanos y también para los árabes, y también para otros países como Venezuela o Rusia. Esto nos podría dar un susto el próximo año. Encima, el tren deflacionista empuja aún más abajo el precio del crudo. La estrategia en el petróleo es ir con la tendencia, que es a la baja.

¿Qué sucederá en el EURUSD el año que viene?
La Fed ya ha establecido sus objetivos y subirá los tipos cuatro veces, pero una cosa es lo que espera la Fed y otra lo que esperan los mercados. En este sentido, vemos que el mercado se ha dado la vuelta, el S&P 500 está en negativo para este año y se espera lo mismo para el año que viene. Es posible que no se justifiquen las cuatro subidas de tipos por parte de la Fed el próximo año.

El dólar podría ser una moneda refugio y será bueno para los consumidores estadounidenses, pero malo para las exportadoras americanas. El valor teórico del par es de 1,15 dólares y está en 1,09. El mercado no está reaccionando porque ve que el BCE está retrasando su política de expansión. Esto está haciendo que se aprecie el euro contra el dólar.

Veo difícil, por el momento, que lleguemos a la paridad en el par, a no ser que en marzo el BCE y la Fed tomen nuevas medidas.
 
¿Cree que es un buen momento de entrada en los bonos americanos?
Sí. En términos de rentabilidades, no son muy altas, pero sí en términos de precios. Los bonos americanos son un refugio y también hay ciertos high yield que dan retornos interesantes.
 
¿Dónde ponen el foco de cara a 2016?
Donde no lo debemos poner es en las acciones sensibles a las materias primas, tampoco en los bancos, que lo tienen muy difícil con la reestructuración y regulación, pues no se van a dedicar al negocio de préstamos. Sí que pueden ser interesantes los bancos que cotizan con cierto descuento y tienen buenas rentabilidades por dividendo.

Sí que debemos poner el foco en las acciones relacionadas con servicios de consumo y básicos, y también el tecnológico. En este sentido, Amazon y Google son más atractivas que Apple.