Rafael Ojeda, analista independiente, analiza la actualidad del mercado europeo y americano. 

El Ibex 35 está atacando los 10.000 puntos y estamos en una temporada estacionalmente alcista en el mercado… ¿en qué niveles maneja para el selectivo?
Creo que es factible que supere 10.250 y más, aunque es un trimestre con muchas incertidumbres: tenemos la posible subida de tipos en EEUU e Inglaterra, las elecciones generales en España y las sorpresas que pueden suceder, tipo Volkswagen. Pero es que no era normal que estuviéramos en 9.500 puntos cuando la economía española y europea comienza a ver brotes verdes.

Es un trimestre alcista y es posible que la bolsa europea se vea claramente beneficiada frente a otras plazas.
En el caso del Dax, lo que ha sucedido es que era normal que se tomara un respiro después del año tan positivo que llevaba y teniendo el caso Volkswagen. En cambio, el Ibex no había tenido un rally, pero hemos tenido incertidumbre que hemos tenido con las elecciones portuguesas, catalanas.

El jueves tenemos reunión del BCE, del Banco de Inglaterra y publicación de las actas de la última reunión de la Fed. ¿Qué espera de cada uno de estos organismos?
Yo era de los que pensaba que iba a subir tipos en agosto porque creo que tienen que echar valor, pero ahora mismo tienen a la economía americana dopada y no le quieren retirar la medicina por lo que vaya a suceder. Encima, como la tasa de desempleo no va como esperaban, mantienen los tipos para que no afecte a la bolsa. Creo que no subirán tipos hasta el próximo año.

El Reino Unido irá de la mano de EEUU y tomará medidas a partir de enero.

En Europa, como EEUU y Reino Unido no van a tocar tipos, el BCE seguirá con su QE insuflando al ritmo, sin necesidad siquiera de ampliar el programa porque no se van a subir tipos al otro lado del Atlántico.

¿Ve recorrido a los bonos americanos o alemanes a largo plazo, ¿porque si suben los tipos en EEUU o la inflación en Europa…
No creo que haya un repunte de la inflación como se vaticina, pues el precio de las materias primas va a seguir muy bajo, provocando un efecto deflactor. Además, China va a luchar por ser más exportadora, por lo que exportará deflación a Europa y EEUU.  

Sí que hay gestoras que están recomendando invertir ya en bonos estadounidenses de largo plazo porque estos intereses no pueden ser mantenidos en el largo plazo.

¿Sigue siendo el año para apostar por las acciones de consumo en España y Europa?, ¿qué valores?
Sí, hay que seguir apostando por este sector, pues se está creando empleo y eso lleva a que la gente no tenga tanta incertidumbre a la hora de consumir. En el momento en que se genera empleo y tranquilidad, se genera consumo. También sería bueno que se genere inflación, aunque no creo que suceda.

Dentro del sector consumo, creo que son interesantes las empresas relacionadas con el turismo. No obstante, preferiría invertir a través de fondos, en vez de directamente en empresas, para ganar diversificación.

Acciona al calor de la operación con Nordex, que fortalece el perfil dentro de las renovables. ¿Qué le parece esta operación y cree que el negocio de renovables eólicas tiene recorrido?
La fusión es muy beneficiosa porque conseguimos un gigante a nivel mundial. Creo que es un buen paso para Acciona y lo veo un buen valor para invertir.

España perdió el momento el momento de ser la mega potencia del sector, debido a los cambios legislativos que llevó a cabo el Partido Popular y que han perjudicado de una manera brutal a las renovables. Esto nos hizo perder el tren con respecto a Europa o China, pero es un sector que va a generar muchos puestos de trabajo en las próximas décadas y es importante estar ahí.

La agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's ha reafirmado la nota de BBB-/A-3 que tiene Repsol, pero ha pasado su perspectiva a negativa, sugiriendo que haga más ajustes. ¿Qué medidas podría tomar?
No veo factible una ampliación de capital porque no aporta demasiado valor, pues tal y como está ahora el mercado energético, no podría hacerse a un precio atractivo para Repsol y tendrían que emitirse demasiadas acciones y la compañía no está como para esos juegos.

Con respecto a posibles desinversiones… yo creo que ha hecho las que tenía que hacer, con los plazos previstos para hacer frente al pago de Talisman, pero ir más allá, yo lo veo un error, pues Repsol obtiene un dividendo en función de los activos que tiene. Además, Talisman le va a generar flujos de caja y rentabilidad y dividendos para el año que viene, pero las desinversiones que está realizando también le restarán beneficios recurrentes para el próximo año.

Las agencias ven a Repsol con una perspectiva negativa porque, obviamente, tiene un endeudamiento muy elevado. Yo creo que desde el punto de vista contable, debería ver si mantiene el dividendo o puede reducirla rentabilidad para ir amortizando deuda.