Sitúa el precio objetivo de las acciones de la aerolínea en los 10,69 euros, mientras que Carax aprecia un potencial superior al 40% en ACS y Telefónica.

La firma suiza señala que el precio objetivo de las acciones de IAG se sitúa en los 10,69 euros. Teniendo en cuenta que los títulos de la compañía cotizan actualmente a 6,52 euros, su potencial de revalorización se sitúa en el 64%.



Carax, por su parte, aprecia un potencial superior al 40% en ACS y Telefónica, para las cuales recomienda comprar. La constructora, cuya filial Hochtief acaba de lograr la adjudicación de un contrato para la adjudicación de una autopista en Estados Unidos por valor de 215 millones de euros, cuenta con un potencial de revalorización del 41,7%, al establecerse el precio objetivo de sus acciones en los 38,1 euros.
 
Para Telefónica, que ha emprendido la renovación de su cúpula, mantiene buenas perspectivas, al situar el precio objetivo de las acciones de la compañía en los 13,7 euros. De cumplirse las estimaciones del bróker, el potencial de la compañía ascendería al 47,3%.



Los bancos ocupan un cierto protagonismo en el último análisis de Carax-Alphavalue. Así, Caixabank, Banco Sabadell y Banco Santander logran la recomendación de compra, mientras que para BBVA establece su recomendación en el nivel de añadir. Para la entidad presidida por Isidro Fainé, Carax estima un precio objetivo de 3,16 euros por acción. Caixabank, que se encuentra inmersa en pleno proceso de negociación con la portuguesa BPI, contaría, de este modo, con un potencial del 24,9%.
 
Los títulos de Banco Sabadell, por su parte, que actualmente cotizan a 1,42 euros, cuentan con un potencial de revalorización del 26,8%, de modo que el precio objetivo se sitúa a 1,8 euros.



Banco Santander también contaría con un potencial de revalorización superior al 20%, en este caso del 25,2%. Carax ubica el precio objetivo de las acciones del banco en los 4,67 euros.
 
Respecto a BBVA, de la que se especula que podría estar negociando la compra de un segundo banco en Turquía el precio objetivo de sus acciones se sitúa en los 6,34 euros, lo que supone un potencial de revalorización del 15,5%.



La otra recomendación de compra contenida en su informe se refiere a Iberdrola. Las acciones de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán contarían, según Carax, con un precio objetivo de 7,27 euros, de modo que el potencial de revalorización de la compañía se situaría en el 26%.
 


Por último, entre las empresas que no cotizan en el Ibex 35 destaca la presencia de Elecnor. El potencial de las acciones de la compañía, que acaba de finalizar la construcción de su primer parque fotovoltaico en Australia, se sitúa en el 12,5%, ya que el precio objetivo se sitúa en los 7,72 euros.