Después de los últimos acontecimientos electorales y con la vista puesta en los que quedan para 2017, Alberto Espelosín, gestor de Pangea en Abante visita el plató de la Bolsa de Madrid para hablar de dónde estará el foco en próximos meses y cómo aprovecharse de las distintas tendencias macro. 

 
Escribe su última carta cuando EEUU Acaba de elegir a Donald Trump como su próximo presidente. Da muchos argumentos pero también habla de que “perro ladrador es poco mordedor” ¿Por qué?
Es bastante complejo que Trump implemente todo lo que ha dicho durante la campaña. Ha estado diciendo mucho que le ha servido para ser presidente pero luego por ejemplo otras medidas proteccionistas que quiere hacer son algo complejas, hay que tener mucha atención al incremento de los salarios reales porque puede hacer que se dispare inflación, suban tipos de interés y se aborte la recuperación económica. El tema de las deportaciones también es delicado pero también Obama lo ha hecho y sobre todo dice muchas cosas que son complicadas conjugar.  Por lo tanto, en estos momentos las piezas están descompuestas y hay que ir montando un puzzle que generará una foto final que no es la que diseñó Trump para ganar las elecciones.

Una de estas fichas es la subida de tipos de interés en EEUU. Con lo que ha dicho Trump sobre Yellen. ¿Está en juego la próxima subida de tipos de interés?
Creo que en diciembre la FED tiene todos los argumentos para subir tipos de interés, no por Trump o Clinton sino porque las balanzas medias por el Estado están creciendo al 2,8%, tasa de paro está baja con lo que se justifica subir tipos de interés. Pero el debate es: ¿en qué medida es sostenible la subida de tipos de interés?  Creo que es bastante poco creíble que haya un proceso de subidas de tipos de interés pues aunque la inflación va a subir en los próximos 6 meses como consecuencia del efecto base del precio del petróleo las dinámicas globales deflacionarias siguen estando así. No se puede generar mucha inflación en el mundo cuando el Yuan está en mínimos de 7 años.  Llevamos muchos años buscando la inflación y no lo va a conseguir Trump invirtiendo en infraestructuras o bajando impuestos porque hay otras variables que se descompondrían.
02.40
¿Cuál es el papel que juega el dólar en todo esto?
El dólar se ha apreciado pero evidentemente EEUU no puede vivir con un dólar tan apreciado. SE ha apreciado por las expectativas de inflación y subidas de tipos de interés pero las exportaciones se pueden ser bastante dañadas y un 30% de los beneficios de las empresas estadounidenses vienen por el efecto divisa con lo que hay que ser cauto y pensar que el tipo de cambio a 1.07-1.05 posiblemente sea una oportunidad para tomar posiciones contrarias pero EEUU tiene que seguir focalizándose en un nivel de deuda muy alto cuando se habla de lanzar plan de infraestructuras. Y eso, con una deuda que se acerca a los 20 trillones de dólares cuando estaba por debajo de 10 en 2007.  El dólar volverá hacia niveles de 1,10-1,12 a medio plazo.

En este entorno, ¿los emergentes se verán beneficiados por la caída del dólar?
Los emergentes viven mejor con un dólar débil pero hay que tener en cuenta que la caída de os emergentes ha sido tanto por las devaluaciones tan fuertes que ha habido como por el proceso de subida de tipos de interés, que les afecta bastante. No creo que los emergentes vayan a estar en una situación tan negativa como la que está descontando el mercado ahora.

Tenemos muchos factores en el horizonte ¿cuál le preocupa más?
La agenda europea es espectacular en los próximos nueve mees. Hemos tenido el Brexit, ahora Reino Unido está en una situación complicada porque sus déficits gemelos - cuenta corriente y déficit fiscal- tienen que atajarlos como sea para que no se disparen los tipos de interés. Y ahora tenemos el referéndum de Italia que, al fin y al cabo, tiene que refrendar que las políticas que está llevando a cabo lo que pretenden es mejorar la productividad de Italia.

También tenemos las elecciones francesas y es un tema muy delicado. La extrema izquierda se está pronunciando en Europa en aquellos países que han hecho reforma laboral. Sin embargo, la extrema derecha se está planteando salir de Europa y decirle a la clase media que no estará tan amenazada por la globalización, que es lo que Trump les ha contado a los electores americanos. Por eso creo que el principal punto de incertidumbre pueden ser las elecciones francesas especialmente si Le Pen llega a segunda ronda porque acuñará el término “Frexit” y será un motivo de incertidumbre para los mercados.

¿Será la desintegración de la UE?
Creo que si Le Pen llega a segunda ronda las fuerzas contrapuestas harán que todo el mundo vote al candidato que quede con lo que no llegará a ningún sitio pero sí es importante que Europa haga un ejercicio de autodeterminación durante los próximos 9 meses. Son importantes también las elecciones Alemania, donde el problema  es el contrario: tiene exceso de superávit y tienen que decidir qué hacen con todo ese dinero. Es importante que Europa, con los problemas que tiene en este momento, decida evitar que los  grupos populistas que están surgiendo lleven a la destrucción de la economía.

Usted gestiona el Abante Pangea.  ¿Cómo se prepara para eventos que, a priori, no van a suceder y luego dan la sorpresa?
Jugar a encuestador es muy complicado. El fondo estaba poco invertido antes de las elecciones americanas y del Brexit, tenía una cartera de contado invertida al 30% y  cubierta con venta de futuros del S&P500 con lo que el fondo se ve más afectado con el comportamiento que viene de las acciones.

Cubrir este tipo de riesgo no es fácil porque imagínese que alguien tuviera información privilegiada de que iba a ganar Donald Trump. Seguramente se hubiera puesto corto y hubiera sido la mayor pérdida de la historia.  Con lo que hay que estar preparado para el escenario de medio-largo plazo y en ese sentido, el Abante Pangea, es un fondo mixto que está invertido en torno a un 30% con posiciones cubiertas con la idea de que estas incertidumbres se vayan solucionando.

En una entrevista suya leo que sólo compra compañías con expectativas de subida del 30%. ¿Dónde se encuentran esas compañías?
Intento buscar aquellos sectores que están en un momento en el que puede haber un cambio importante. Busco compañías donde haya un giro de Free-cash- flow. E Europa hay sectores con valoraciones altas como autos, químicas, farma o alimentación y otros más deprimidos como bancos, petroleras y utilities. Si uno tiene una visión más conservadora tenemos a telecom y utilities que ofrecen un importante potencial de revalorización a medio y largo plazo.

Cuando hablamos de renta variable, estamos en la antesala del mes de diciembre ¿Tendremos el rally de final de año?
Ya hemos tenido el “Trump-rally” desde el mínimo 2028 hasta 2.170 puntos ha habido un rally generoso. El mercado se enfrenta a resistencias relevantes. Si el S&P500 supera la zona de 2.185 puntos probablemente intente un nuevo máximo histórico en 2.200-2.250 puntos hasta enero y el Eurostoxx se encuentra en una zona importante de 3.090 puntos que de ser superada le llevaría a los 3.300 puntos. Y en el caso del Ibex, hay que luchar con no perder los 8.500 puntos y el caso de que consiga superar los 8.900 puntos podría intentar los 9.200 puntos. 

¿Cómo ha variado la liquidez dela cartera en los últimos meses?
La posición de renta variable está en torno al 23% y esta parte está cubierta con venta de futuros con lo que el fondo está con una liquidez importante esperando cubrir las oportunidades que haya. ES un fondo alternativo entre los fondos 100% renta  variable y los depósitos.