Apaciguado en parte el tsumani chino, los inversores se enfrentan a varias incertidumbres en este arranque de curso. Destacan la situación del euro, el precio del petróleo, las secuelas de las elecciones catalanas y de las futuras elecciones generales… y las consecuencias de que la segunda economía del mundo ‘sólo’ crecerá en torno a un 7%, lejos del doble dígito a que nos tenía acostumbrados.


Por Maribel Rodrigo / Jorge Chamizo


Al otro lado del Atlántico, la pregunta es cuánto tardará la FED en subir los tipos de interés, después de casi 10 años de política monetaria expansiva. En su reunión del 17 de septiembre, el banco central de Estados Unidos decidió prolongar su política de tipos de interés cercanos a cero iniciada en diciembre de 2008, cuando el mundo estaba al borde de una depresión. La próxima prueba de fuego, en octubre.

Ofrecer recomendaciones para invertir a más de un año es, hoy por hoy, un reto complejo para la inmensa mayoría de los analistas y expertos en mercados. Los constantes cambios de los mercados, cada vez más globales y correlacionados, la evolución tecnológica y las variaciones en las normativas se unen a la ingente cantidad de información que es necesario discriminar o agregar para hacer que se alteren significativamente los parámetros de partida en una empresa, sector o mercado y –como consecuencia de todo ello –llevar a cabo cambios de planes de cierto calado. 

Dicho esto, dos recomendaciones de consenso son aprovechar la mejora del ciclo económico y los buenos resultados empresariales. La mayor parte de los analistas consultados para la realización de este informe son partidarios de destinar un porcentaje significativo de la inversión (hasta el 70%) a valores y activos españoles de distinto tipo, con ligeras variaciones dependiendo del riesgo que se quiera asumir y del plazo. Además, aunque el horizonte temporal de inversión sea el largo plazo, la inmensa mayoría también coinciden en la importancia de mantener un buen seguimiento y control en el corto/medio plazo para conseguir buenos resultados a futuro.

Entre los valores favoritos de los analistas figuran las empresas vinculadas al desarrollo sanitario y de nuevas terapias para mejorar la calidad de vida, la investigación y desarrollo de las energías limpias, las nuevas tecnologías y el impulso de los materiales alternativos.
            
                                    


Virginia Pérez, Responsable de renta variable de Tressis, considera que es imprescindible la gestión activa en una cartera de renta variable y mantener frente a nuestras inversiones una actitud reactiva y sistemática. “El mundo está en constante cambio y hay que ser más cautos. En estos momentos elegiría valores que puedan beneficiarse del ciclo económico expansivo que viven los países desarrollados y valores relacionados con la recuperación del consumo interno de esos países”, apunta.  Tressis selecciona entre sus acciones favoritas Iberdrola, Ferrovial, Bayer, Daimler-Benz, Accord, Vinci, Airbus, Nestlé, Carrefour, Google, JPMorgan, Amazon y Johnson&Johnson.

  
 
 Cartera recomendada de acciones de bolsa española:




José Luís Martínez, de Citi, se inclina por valores cíclicos y grandes empresas, con una participación de entre el 20% y el 30% en activos de la Bolsa europea y estadounidense. Por esta línea se decanta también Banco Sabadell, que recomienda elegir valores líderes en su sector, con una generación de caja recurrente que permita un dividendo elevado y una exposición geográfica variada.

Por su parte, Javier Urones, analista de XTB, aconseja cautela con la renta variable, que no atraviesa uno de sus mejores momentos actualmente. A su modo de ver, el tercer rescate a Grecia y las fuertes caídas en la bolsa China están actuando de lastre para los mercados. Además, la indecisión de la FED para comenzar la subida de tipos “hace que muchos inversores estén esperando un panorama macroeconómico algo más despejado antes de decantarse por invertir. Por todo ello, observamos a día de hoy un diferencial entre el precio teórico y la cotización actual de muchos valores en bolsa.”

                                 


Felipe López, de Selfbank, pide a los inversores que sean conscientes del contexto de mercado. “Con un IPC negativo (-0,4% en agosto), se deberían conformar con rentabilidades moderadas y no descartar el mantener una proporción importante en liquidez o activos monetarios.” Aunque esta casa no desaconseja la renta variable, llama a la cautela por la alta volatilidad que se espera en este tipo de activos durante los próximos meses.

Por el contrario, Deutsche Bank se muestra positivo en renta variable hasta final de año y espera que se disipen las dudas sobre China y la FED. Diego Jimenez-Albarracín, responsable de Renta Variable, apunta que España no es uno de sus mercados favoritos, porque el tema político esta asustando a muchos inversores. “No hay éxodo de dinero, pero tampoco entra y esto lleva a una ralentización respecto a las bolsa europeas”. A su juicio, este escenario de volatilidad va a durar hasta las elecciones.                                 

Mutuactivos destaca el convulso mes de agosto que han vivido los mercados financieros y apunta que las incertidumbres en China, la posibilidad de que Estados Unidos suba los tipos y los riesgos políticos, entre otros asuntos, han caído como una losa en el mercado. Con todo, las caídas registradas en las bolsas mundiales pueden brindar una oportunidad de compra en la actualidad. Todo ello teniendo en cuenta que los datos de China conocidos hasta ahora no parecen tan graves, la economía americana empieza a repuntar y la recuperación europea sigue su marcha apoyada por las medidas de estímulo monetario del Banco Central Europeo. Además, las compañías han publicado resultados mejor de lo esperado en el segundo trimestre, apuntan los expertos de Mutuactivos.

Estefanía Ponte, directora de Análisis de BNP Paribas, se muestra partidaria de orientar la inversión a medio y largo plazo a sectores de consumo e industriales principalmente, confiando en estabilidad en los países emergentes. Aconseja alternar el peso “entre cíclico o no cíclico en función del momento macro. También sería una opción interesante el sector de Industriales, que incluye bienes de capital (expectativas de mayor inversión) y una parte de Servicios”. En este punto, la analista de BNP aconseja incluir filtros en la selección de valores, tanto a nivel fundamental como técnico, para buscar el momento más adecuado para entrar a valoraciones atractivas.

Suscríbete para ver nuestras Carteras y los análisis para invertir Premium