Banco Santander aseguró en septiembre en una conferencia en Londres que espera que el beneficio antes de impuestos en España se recupere hasta alcanzar los 3.000 millones de euros en 2016, gracias sobre todo a la menor exigencia de provisiones.
MADRID, 12 MAR. (Bolsamania.com/BMS) .- Banco Santander aseguró en septiembre en una conferencia en Londres que espera que el beneficio antes de impuestos en España se recupere hasta alcanzar los 3.000 millones de euros en 2016, gracias sobre todo a la menor exigencia de provisiones. Sin embargo, Citi prevé que el negocio doméstico aporte a las ganancias de la entidad en ese ejercicio unos 2.100 millones de euros.

Esta es una de las previsiones del bróker estadounidense, que hoy ha mejorado un 1% sus previsiones de beneficio por acción (BPA) en este 2014 para el banco que preside Emilio Botín, hasta los 0,60 euros; las ha empeorado en la misma proporción, un 1%, para 2015, hasta los 0,57 euros; y de nuevo elevado un 1% para 2016, hasta los 0,64 euros por acción.

Citi espera que Banco Santander gane este año unos 6.965 millones de euros, una previsión un 16% más optimista que la del consenso que maneja Reuters, que estima unos 5.979 millones. Para 2015, no obstante, Citi es más pesimista que el mercado: prevé unos beneficios de 7.000 millones, frente a los 7.353 del consenso. Las ganancias de Banco Santander superarán los 8.400 millones de euros en 2016 según Citi.

Citi no ha modificado su recomendación para Banco Santander, para la que aconseja neutral con precio objetivo en 6,60 euros. Ahora cotiza en los 6,5200 euros, con caídas del 0,43%. Tampoco ha hecho cambios en sus estimaciones para el dividendo de Banco Santander en los próximos años, ni detalla la modalidad, es decir, si volverá al pago en efectivo o si mantendrá el dividendo en acciones. Citi espera que Santander reparta 0,50 euros a cargo de 2014, por debajo de los actuales 0,60 euros; y que vuelva a esa cantidad en 2015 y 2016.

Citigroup, a diferencia de sus colegas del también bróker estadounidense JP Morgan, cree que Banco Santander mantendrá más o menos estable su política de dividendos, aunque no se pronuncia sobre si el banco cántabro cambiará el reparto en acciones por la retribución en efectivo. Este lunes, JP Morgan advertía de que Banco Santander tendría que reducir casi a la mitad la retribución a sus accionistas en 2016. “Rebajamos nuestra estimación de dividendos para Banco Santander desde los actuales 0,60 euros, hasta 0,45 euros en 2015 y 0,31 euros en 2016, y pensamos que el banco también se dirigirá de manera progresiva al pago total en efectivo en 2016”, avanzaban, aunque destacaban que esperan un regreso al dividendo en efectivo en todo el sector en 2015.

M.G.