En las últimas semanas hemos asistido al despertar de un buen puñado de valores de baja capitalización españoles. Algunos de estos “chicharros” han subido fugazmente hasta alcanzar máximos anuales, eso sí, en muchos casos adoleciendo de sobrecompra. Ahora, ¿qué recorrido pueden tener?
 
Cinco valores de baja  capitalización españoles están subiendo de forma repentina en estos días hasta cotizar actualmente en zona de máximos anuales. Los bendecidos son Biosearch, Clínica Baviera, Coemac, GAM y Grupo SanJosé, todas acciones que cotizan por debajo de los 10 euros. Vayamos por partes para analizar si estas subidas pueden tener recorrido y están asentadas.
 
 
GRUPO SANJOSE
El mes pasado se convirtió en el valor más alcista de todo el mercado español al acumular una revalorización de casi el 320% en cuatro semanas. Sí, ha leído bien, ha multiplicado por casi 5 veces el precio al que iniciaba octubre. Esta subida ha sido tan fuerte y tan concentrada que su RSI ha alcanzado niveles astronómicos de 93 puntos.

Además, técnicamente el precio ha superado niveles de Fibonacci del 61,8% (4 euros), por lo que tiene  vía libre hasta los 6 enteros,  nivel en el que empezó su descalabro a comienzos de 2011.

Por fundamentales lo cierto es que no hay explicación a este movimiento. Desde la compañía dicen que “los inversores están poniendo en valor el avance en el negocio de la compañía”.
 

 

COEMAC
La antigua Uralita ha sido el “chicharro” que más recientemente se ha calentado. Si bien es cierto que desde los mínimos anuales marcados en julio el valor ha ido desarrollando una secuencia de máximos y mínimos crecientes, ha sido en las últimas tres sesiones cuando se ha disparado. En tres días se ha revalorizado más de un 30%, e incluso este avance ha llegado a rozar el 50% si cogemos los máximos intradiarios. Como en el caso anterior, el RSI también está alertando de una elevada sobrecompra.

El precio ha superado en estos días dos resistencias relevantes, las que encontraba en los 0,36 euros (retroceso de Fibonacci del 23,6%) y los 0,45 euros (38,2% de Fibonacci).

Tras la subida de Coemac tampoco hay ninguna justificación fundamental aparente, aunque el volumen sí ha respaldado las compras, de hecho, ha llegado a multiplicar por 7 el volumen medio diario que negocia normalmente en una sesión.
 



BAVIERA
La cotización de las clínicas oftalmológicas también está en zona de máximos anuales, al alcanzar los 9 euros, precios que no veía desde mediados de 2014. Aunque al alcanzar este precio el RSI macaba sobrecompra, Baviera ha sabido corregirlo, eso sí, sin salirse perder la consecución de máximos y mínimos crecientes perfecta que ha canalizado desde comienzos de año.

Por abajo Baviera podría encontrar un primer soporte en los 8,30 euros (61,8% de Fibonacci), aunque las caídas podrían proseguir respetando la canalización alcista mientras no perdiera los 7 euros.  
 
Entre los fundamentales que han empujado el precio está el aumento del dividendo a cuenta de los resultados de 2016 (que podría ascender a 0,48 euros si la JGA del 12 de diciembre aprueba el extraordinario). Además, también los inversores se vieron seducidos por sus beneficios de los nueve primeros meses del año, que mejoraron en un 162,1% a los registrados en el mismo periodo de 2015 (6.104 millones vs. 2.329 millones). (Ver: Clínica Baviera: "somos grandes generadores de caja y el compromiso con los accionistas es máximo")
 



BIOSERCH
Otra compañía que ha ido avanzando de manera tranquila pero sin pausa hasta alcanzar los máximos anuales es Biosearch. El valor lleva inmerso en un canal alcista desde junio, gracias al cual se ha revalorizado un 70%. Las sesiones de sobrecompra han sido seguidas de ventas, mejorando la calidad del avance.

Actualmente Biosearch está cotizando por encima de la resistencia de los 0,60 euros (61,8% de Fibonacci) y, si bien esto podría dar pie a que subiera hasta los 0,75 euros, que fueron los máximos de 2015, si bien podría frenarse antes en los 0,70 euros, ya que por este precio pasan la parte alta del canal y los máximos de septiembre de 2014.
 
Las subidas han estado respaldadas por la mejora de sus cuentas. De hecho, comenzó este avance fulgurante en julio, tras comunicar que había mejorado su beneficio un 20,3% y sus ventas un 28,5% en el primer semestre.



 
GAM
Después de evitar el concurso de acreedores en abril, GAM se ha convertido en un valor fetiche para los especuladores que lo han calentado un 52% desde los mínimos de junio. Hace apenas dos sesiones abría con un fuerte hueco alcista que podría cerrar si vuelve a niveles de soporte de los 0,26 euros (23,6% de Fibonacci).

En cambio, si sigue avanzando, podría enfrentarse a la resistencia de los 0,31 euros (38,2% de Fibonacci).

Tras esquivar la quiebra, GAM ya se plantea salir de compras y ofrece 110 millones por su competidor Hune.