Javier Hernani, director general de Bolsas y Mercados, analiza los resultados presentados hoy por la gestora de la bolsa española. 
 
A la espera de que el QE del BCE arranque este mismo mes de marzo, ¿esperan mejorar aún más los resultados de cara a este ejercicio?

“Tenemos un mercado con altas cotas de liquidez y, en el caso español, tenemos un foco importante de los ivnersores extranjeros que es creciente. Hay traders de alta frecuencia que están trabajando muy intensamente con nosotros y creemos que vendrán más. 

La combinación de tipos cero, la búsqueda de la rentabilidad fuera de la RF y el equity que es un mercado muy líquido, lo lógico es los volúmenes tengan margen de crecimiento”. 

¿Cómo justifican que sea el cuarto trimestre del año el que haya destacado especialmente?

“Fue un año muy potente. Ha sido un resultado realmente muy bueno. Todo va de la mano, con los resultados de las compañías que han sido mejores, fuerte desapalancamiento de las compañías hacia el equity: 26.000 millones de euros de captación de fondos en el año”.

Los 164,9 millones de euros de resultado neto es la mejor cifra desde el año 2008. ¿Podría decirse que la bolsa española ha superado ya la crisis económica?

“La crisis todavía a nivel macro no ha sido superada. La bolsa, que anticipa las tendencias futuras, se está basando en la mejor evidente de elementos macro. Hablamos de un crecimiento esperado de 2/3% para España, además de otros datos que han mejorado sensiblemente en los últimos tiempos. La bolsa se anticipa, como lo hace siempre, qué es lo que va a suceder después”. 

La negociación en renta fija ha caído un 10,5% en comparación con 2013. ¿Se nota la caída de la rentabilidad?

“A nivel de las compañías privadas hay un claro desapalancamiento. Hemos tenido 182 operaciones de ampliaciones de capital. Un año 2013 en el que hubo 150. Las compañías se han puesto a la labor de reequilibrar balance y esto lo que significa es que la renta fija es menos negocio. 

Tiene una parte positiva y es que a nosotros nos genera más negocio en equity, que tiene más márgenes (para BME) y estoy convencido de un desapalancamiento serio de la economía”. 

Las OPVs que se produjeron en 2013 no han registrado un balance muy positivo, ¿temen un fiasco de las compañías que lleguen este año al mercado?

“La renta variable es así. Yo me quedo con AENA que va fantástico. Es una demostración de la salida de la crisis.”

¿Qué incremento estiman para el dividendo?

“Hablamos de un incremento total del 15%, pasamos de un dividendo del 1,65 al 1,89 euros por acción. 
El dividendo que queda que lo pagaremos en mayo pasa de 65 céntimos a 89, siendo un 38% de mejora respecto al complementario”. 

¿Y mantendrán esta senda?
“Entendemos que pagar dividendo es lo lógico. Siempre hemos intentado tener un dividendo que sea lo más alto posible. Es la marca de la casa. La compañía tiene una posición de liquidez importante, sin deuda y está en una posición generosa para seguir”. 

Acceda a todos los ANÁLISIS de BME