BlackRock es uno de los accionistas institucionales más importantes de nuestro mercado. Tiene participaciones significativas hasta en 19 empresas cotizadas en el Ibex 35. Por ello, tras las fuertes caídas que han sufrido nuestros valores desde que comenzara el año, BlackRock ha perdido millones a mansalva. A continuación analizamos cuánto ha perdido en cada inversión y qué supone para su cartera. 
 
BlackRock está presente como accionista de referencia en 19 compañías del Ibex 35 y, de hecho, en varias de ellas ha incrementado su exposición en los últimos meses. A cierre de 2015 estas participaciones tenían un valor total de mercado de 12.830 millones pero, tras el mal comienzo de 2016, este monto se ha visto aminorado hasta los 11.897 millones. Con la caída al unísono de todas las acciones del Ibex, el balance semanal de pérdidas de las particiones de BlackRock en nuestro mercado alcanza los 932 millones. Esta cifra equivale a un 8% del valor total de sus inversiones en el selectivo español. 

Para que nos hagamos una idea de la magnitud de esta pérdida, Sacyr, que actualmente es el valor que menos pondera en el Ibex 35, capitaliza 840 millones, casi 100 millones menos de los que se le han ido por el desagüe a BlackRock en estos días.

participaciones blackrock

 


Al gigante de las inversiones americano se le ha escapado dinero por 18 agujeros, pero los más grandes, como cabía esperar, han sido los de los blue chips. Destaca la fuerte minusvalía que le ha causado Santander. La entidad presidida por Ana Patricia Botín, de la que es el mayor accionista con un 5,097% del capital, se dejó en la primera semana del año un 11,40%, lo que  para BlackRock redundó en pérdidas de 382 millones de euros. Esos 382 millones suponen el 41% de todas las pérdidas asumidas por Santander en estos días. Tras esta caída, la valoración de la porción de Santander que posee la firma de gestión se sitúa por debajo de los 3.000 millones, pero sigue siendo la más valiosa que tiene en nuestra bolsa.

 
Menos de la mitad es lo que ha perdido en BBVA. Por el 4,508% que tiene de la entidad vasca, a Blackrock se le han escapado 133 millones de euros, por lo que su participación ahora vale 1.800 millones.

También de tres cifras es la minusvalía acumulada en Telefónica hasta el viernes; en la operadora perdió 120,5 millones de euros, aunque sigue siendo su inversión “bronce” con un valor de mercado de 1.800 millones.
 
Cabe destacar que BlackRock también está presente en el accionariado de Repsol, donde actualmente posee menos de un 3%, después de deshacerse de pequeños paquetes accionariales a lo largo de la segunda parte del año. El 2,93% que tiene de la petrolera le hizo perder casi 50 millones de euros en cinco días. BlackRock entró en Repsol en 2010 y desde entonces arrastra minusvalías en su participación, aunque siempre la ha mantenido en torno al 3%.


 La inversión que menos que menos quebraderos de cabeza le ha costado a la firma de gestión es la de Acerinox pues, aunque la siderúrgica ha sufrido con creces en bolsa por el abaratamiento de las materias primas, para BlackRock no supone más quebrando que 3 millones de euros porque también es su inversión más pequeña (1,340% valorado en 31 millones).

También Mediaset y Aena le han costado menos de dos cifras. Por cierto, ésta última es la inversión más reciente de BlackRock en el Ibex 35 (en términos de participación significativa). Entró el año pasado y, desde entonces, le ha reportado beneficios, aunque la semana pasada le causara pérdidas por valor de 9 millones por el camino. Aun así,  el valor de la inversión en Aena es de 451 millones de euros, superando el valor del paquete que posee de Repsol (366 millones) pues, aunque el porcentaje de participación es ligeramente inferior, la petrolera ya vale menos que la gestora de aeropuertos.
 
Es más, como la capitalización de Repsol también ha sido superada en las últimas semanas por la de Amadeus, IAG y Ferrovial, las participaciones que BlackRock tiene en estas firmas valen más que la de Repsol (634, 485 y 450 millones, respectivamente).