Robert Casajuana i Alujas, de SLM, analiza la situación del mercado español y las mejores oportunidades de inversión. 

¿Cómo puede repercutir la mejora de los datos macro en las bolsas europeas?
Yo creo que esto va a continuar solidificándose y dando más fuerza a la tendencia de fondo que, en la mayoría de los índices europeos es muy positiva. Además, si se mejoran las previsiones macro al alza, sólo hará que se consoliden las subidas. A pesar de las correcciones puntuales, estos datos macro, junto con la subida de tipos europeas muy poco esperada a corto plazo, podemos esperar que la renta variable suba, incluso con más fuerza.

¿Temen meses de letargo o de salida de los inversores para volver en septiembre?
No temo esta salida ni el letargo hasta noviembre. Sí que es cierto que alguna toma de benefios o alguna venta para irse a algún activo de forma puntual puede suceder, pero la tendencia de fondo es alcista y los datos macro acompañan, por lo que no hay que preocuparse. De hecho, este año, incluso el mes de agosto, que se suele caracterizar por un menor volumen, puede ser salvado por las inyecciones de liquidez del BCE.

¿Qué variables maneja para el tema de Grecia?
Un primer dato importante es que la curva de tipos de este país está invertida, lo que nos dice que a corto plazo a los 3 años, está pagando un 20% y a 10 años paga un 9%. Esto es una señal sobre que el mercado de renta fija está muy negativo con el tema de Grecia a corto plazo. No creo que tardemos mucho en ver una nueva reestructuración de la deuda griega. El problema de liquidez es altísimo porque no tiene dinero para pagar a sus trabajadores públicos ni devolver el dinero a sus acreedores. El hecho de poner a Varoufakis en un escenario más moderado creo que cumple con la idea de Syriza de quemar primero el cartucho del “poli malo”. Otro tema, a parte del default, es la salida del euro, y aquí no me atrevo a decir si saldrá o no, aunque el efecto sería limitado si se fuera. Creo que se hará todo lo posible para que no salga para salvaguardar la credibilidad del proyecto europeo.

¿Con qué salud financiera están afrontando las compañías 2015?
Destaca el proceso de mejora de resultados, ventas, márgenes y, sobre todo, desapalancamiento de las principales empresas españolas, que muestra unas mejores compañías. Además, con la mejora de los datos macro, afrontan un buen año 2015.

¿Cómo se encuentran los bancos?, ¿es momento de invertir en ellos?
Después del rescate en 2012, el sector financiero ha mejorado muchísimo. Creo que está pasando desapercibido al mercado de renta variable la mejora del sector bancario. Yo creo que una de las apuestas que puede tener sentido es Popular, que ha roto la directriz bajista que tenía desde 2014 y se ha metido desde mediados de enero en un canal alcista. Estando ahora en 4,60, el primer objetivo serían los 5,20-5,30 euros. Además, ha logrado vender mucha cartera de inmuebles, lo que permite bajar las provisiones de morosos en un 6%. Por todo ello, creo que Popular sería una apuesta interesante en el medio plazo.

Parece que el futuro de la renta fija de España pasa por emitir a tipos negativos, ¿estarían fuera de la renta fija?
Las rentabilidades de las letras españolas están en cero o ligeramente en negativo, luego va subiendo la TIR del bono a 10 años que ha repuntado. Pero nosotros vamos contra tendencia y seguimos apostando por la renta fija española, tanto soberana como corporativa porque, teniendo en cuenta la inundación de liquidez en el mercado, a pesar de que tengamos TIRes tan bajas (rentabilidades a vencimiento tan bajas) si compramos hoy un bono español a 10 años y nos esperamos a vencimiento nos va a dar un 1 con poco, pero hay un mercado secundario de renta fija. Por lo que, si baja la TIR, sube el precio. No hay que esperarse a los 10 años, si no a que la presión compradora del BCE haga que la TIR baje y suba el precio. El límite lo tenemos en una rentabilidad negativa del -0,20, que es donde tiene el límite el BCE.