Virgin Media O2, la filial británica constituida al 50% entre Telefónica y Liberty Global, ha ganado hasta marzo un 5,3% más que en el mismo periodo de 2021, con 91,9 millones de libras esterlinas de beneficio neto (107,4 millones de euros), según sus cuentas presentadas este miércoles.

La entidad, que comienza su primer ejercicio completo tras la fusión del negocio móvil de O2 con el fijo de Virgin Media, ha ingresado 2.507 millones de libras esterlinas (2.931 millones de euros), un 0,7% menos que en el primer trimestre del año anterior, debido a la caída de un 2,2% de los ingresos procedentes del negocio fijo.

Virgin Media ha registrado además un beneficio bruto de explotación de 931,7 millones de libras (1.090 millones de euros al cambio), un incremento interanual del 2,6%, el mayor desde que se produjo la fusión debido a la materialización de sinergias y la optimización de costes.

La compañía ha cerrado el trimestre con 42,7 millones de accesos móviles, un 6,8% más en comparación con el mismo periodo de 2021. De estos, 32,6 millones son clientes minoristas y 10,1 millones accesos mayoristas.

En el segmento fijo, la firma, que ha aumentado sus precios en marzo, ha cedido 8.100 líneas de banda ancha y suma 5,7 millones de clientes y una huella de 15,7 millones de hogares pasados con fibra, lo que supone que ha desplegado en 400.000 hogares en los últimos doce meses.

La compañía se encuentra buscando un socio para la creación de una sociedad conjunta que permita acelerar el despliegue que le permita cubrir la superficie de Reino Unido.

El consejero delegado de Virgin Media O2, Lutz Schüler, ha destacado que el aumento de precios en móvil y fijo permitirán a la compañía mantener el crecimiento en ingresos y las inversiones en conectividad.

Schüler ha destacado las decisiones tomadas por la compañía como no reintroducir los costes de 'roaming' a Europa para el cliente y ha mostrado su confianza en cumplir la guía para 2022 apoyado en nuevos servicios como la renovada oferta de televisión 'Stream'.