Los ETPs sobre energía continúan captando capitales por cuarta semana consecutiva a pesar de que la OPEC mantiene su estatus quo. La semana pasada los ETPs sobre energía captaron un neto de $39.3 millones, impulsados principalmente por los ETPs sobre crudo WTI y los de gas natural. Tal como era de esperarse, la reunión de la OPEC del viernes pasado en Viena decepcionó a los inversores, ya que el cártel decidió no alterar los niveles de producción a pesar de los niveles excesivos.
 
La falta de cooperación por parte de los miembros no pertenecientes al cártel, especialmente la de Rusia, le dio un pretexto a la OPEC para abandonar su objetivo de producción y no recortarla. El mercado reaccionó negativamente a la noticia y el barril Brent cerró la semana en un mínimo no visto en años -$42.5-. Los ETPs sobre oro registran salidas de capitales por tercera semana consecutiva, por un total de $58.6 millones.

El viernes pasado el oro se apreció un 2.6%, en contraposición a lo que fue la caída del Índice del Dólar (DXY) un día antes por un 2.4% ante la decepción generada por el anuncio del BCE. La mayoría de la acción en el metal precioso se vio el viernes cuando se publicaron los muy buenos datos del mercado laboral estadounidense, lo que lleva a los inversores a dar prácticamente por hecho la subida de los tipos de referencia de la Fed el próximo 16 de diciembre. Tal como hemos venido destacando, durante las subidas previas de la Fed, los inversores tendieron a vender dólares y comprar el oro (algo contrario a la creencia popular). Es que lo que en realidad el mercado hace, es “comprar el rumor y vender la noticia”.

En esta situación específica, el aumento inesperado de la participación de los trabajadores en el mercado y las revisiones al alza del ya excelente resultado de los Payrolls del mes anterior, hacen que la subida de tipos en EE.UU de este año no tenga vuelta atrás. Al otro lado del Atlántico, las nuevas medidas de flexibilización monetaria anunciadas por el BCE el jueves pasado, no colmaron las expectativas de los inversores y por tanto liquidaron el abultado posicionamiento corto que mantenían sobre el euro.

En el oro, pensamos que se ha disipado el excesivo posicionamiento corto que venía presentando; igualmente, esperaremos a los resultados de la CFTC del próximo viernes para confirmarlo. Los inversores encuentran gangas en las cestas de metales preciosos ante los precios ultra bajos que presentan. El ETFS Precious Metals Trust captó la semana pasada un total de $7.8 millones, lo que representa el mayor volumen desde 2014. A pesar de que la venta de automóviles en EE.UU se mantiene robusta y en su mayor auge en una década, los inversores retiraron de los ETPs sobre paladio un total de $5.4 millones.

Esto se ha debido a que se profundizó la caída del paladio a causa de su uso en la fabricación de los convertidores catalíticos a gasolina. El ETFs Copper (COPA) capta $5.1 millones, lo que representa su mayor volumen en ocho semanas. Los diez fundidores chinos más grandes se hicieron eco de la oferta excesiva al recortar la producción en 350.000 toneladas. Esta reducción equivale al 1.5% de la producción mundial del año pasado y por tanto, hace que los inversores se esperancen con un rebote cuando el metal rojo acumula en lo que va del año, una caída del 27.7%. Los eventos clave de la semana. Vale la pena estar atentos a las reuniones de política monetaria del Banco de Inglaterra, el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda y el Banco Nacional de Suiza. Si bien a priori no se esperan anuncien cambios, sus gobernadores podrían comentar novedades importantes.

Y para ver cómo viene evolucionando la demanda del mayor consumidor mundial de materias primas, se estará pendiente al pack de datos macro proveniente de China, entre los que se destacan: la producción industrial, el crecimiento crediticio, los datos de comercio y la inflación.

materias primas, semanal

Pinchar para acceder al PDF